Saltar a: navegación, buscar

Pincel

Pincel
Información sobre la plantilla
Pincelll.jpg
Un pincel consta de varios elementos: el pelo, la férula y el mango con su grabado

Pincel. Término que hace referencia a cualquier variedad de herramienta que, en su mayoría, cuenta en un extremo, con un mango y en el otro con una cantidad considerable de cerdas, alambres, cabellos u otra clase de filamento o material similar. Es utilizado principalmente para pintar, aunque sus usos pueden ser diversos.

Tipos de pincel

  • Se enlistan ahora diferentes tipos de pincel, usualmente clasificados por haz de pelo.

Pincel de tamponado

  • Se trata de una brocha redonda de pelo áspero con extremo plano. Es el único pincel en el que se han cortado los extremos de los pelos.

Pincel de abanico

  • Se utiliza para hacer una transición cromática uniforme.También se utilizan para difuminar el pastel y el carboncillo.

Lengua de gato

Esta forma de pincel reúne las ventajas de un pincel plano y un pincel de punta redonda. Adecuado tanto para detalle como grandes superficies, permitiendo hacer contornos definidos.

Paletina

  • Los pinceles anchos o muy anchos, suelen ser de mango corto y se utilizan para dar grandes superficies de color, imprimaciones y barnices.

Pincel de punta redonda

  • Este modelo sólo se puede hacer de tipos de pelo suave o de poliéster. Los pelos en el centro del pincel son más largos que en el exterior. Es muy utilizado para trabajos finos y de detalle.

Utilización del pincel

  • Mayor flexibilidad, lo que permite cambiar de dirección y girar la línea sin peligro de salpicaduras o borrones.
  • Adaptabilidad, que permite lograr los efectos de pincel seco y línea múltiple.
  • Posibilidad de deslizarse suavemente sobre el papel.
  • Posibilidad de abarcar superficies mayores mediante un sólo trazo.

Limpieza y mantenimiento

La vida útil de un pincel se puede prolongar considerablemente a base de darles un buen uso y mantenimiento. Mientras se esté trabajando hay que mantenerlos húmedos con regularidad o limpiarlos con el disolvente correspondiente para evitar que la pintura se seque entre los pelos. Los pinceles de pelo suave nunca se deben dejar con la punta hacia abajo metidos en el disolvente, lo ideal es utilizar los lava pinceles.

  • Lo primero es limpiar los pinceles con un trapo o papel absorbente presionando desde la virola hasta la punta del pelo.
  • Después, utilizar el disolvente: esencia de trementina en el caso de óleo o alkídico y agua para las demás pinturas.
  • Lavarlos a continuación en la palma de la mano con agua templada y jabón.
  • Aclararlos con agua limpia y sacudirlos.
  • Con los dedos dar la forma original al pincel y dejarlo secar horizontalmente o bien, colocarlos una vez secos en un recipiente con los pelos hacia arriba o guardarlos en el porta pinceles.

Fuentes