Saltar a: navegación, buscar

Primera carrera internacional de autos en Cuba

Primera carrera internacional de autos en Cuba
Información sobre la plantilla
Carrera autos03.jpg
Fecha:13 de febrero de 1905
Lugar:La Habana, Pinar del Río
Descripción:
Participaron cinco autos que eran conducidos por tres franceses: el campeón mundial Tracy y los veteranos Fletcher y Birk y dos cubanos, Ramón G. Mendoza y Carricaburu, quienes por primera vez participaban en un certamen.
Resultado:
La ganó el cubano Ernesto Carricaburu y estableció un record mundial al promediar la tremenda velocidad de 85 kilómetros por hora.
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba
Organizaciones involucradas:
Automóvil Club de La Habana

Primera carrera internacional de autos en Cuba el 13 de febrero de 1905, se realizó en Cuba la primera carrera internacional de autos.

Participaron cinco autos que eran conducidos por tres franceses: el campeón mundial Tracy y los veteranos Fletcher y Birk y dos cubanos, Ramón G. Mendoza y Carricaburu, quienes por primera vez participaban en un certame.

La ganó el cubano Ernesto Carricaburu y estableció un record mundial al promediar la tremenda velocidad de 85 kilómetros por hora.

Recorrido de la carrera

La distancia que tenían que recorrer era de cien millas, unos 160 kilómetros, por el tramo de carretera que iba desde el pueblo de Arroyo Arenas, cercano a la capital, hasta San Cristóbal en Pinar del Río, y de ahí regresaban al punto de partida que era, a su vez, la meta.

La carrera

El segundo auto en entrar a la meta fue el coche Renault que manejó Tracey. Foto: Santa Coloma.

Los corredores partieron de Arroyo Arenas a las 12:10 del mediodía. La primera maquina en salir fue una Renault conducida por el chofer Tracey, ganador de las carreras Paris-Madrid. Le siguió otro de los favoritos, Fletcher, piloteando un auto De-Dietrich de 80 caballos de fuerza pero, a unos metros de la arrancada, tuvo que detenerse para arreglar una avería que se le presentó de improviso y le hizo perder unos minutos valiosos. El experimentado Birk salió detrás con un Mercedes de 40 caballos de fuerza y a continuación el cubano Carricaburu con otro Mercedes pero de 60 caballos, propiedad de Enrique Conill.

Cerraba la caravana el auto De-Dietrich de Ramón G. Mendoza con una potencia de 35 caballos. Una hora, 59 minutos y 53 segundos en Arroyo Arenas , después de llegar a San Cristóbal y regresar, cruzaba la meta a gran velocidad el primer corredor y ganador. ¡Y vaya sorpresa! Era el chófer cubano Carricaburu acompañado de su mecánico Oscar Martínez que, sin ninguna experiencia, había vencido por minuto y medio a Tracey, campeón mundial de Europa.

Los espectadores

Miles de espectadores situados a ambos lados de la carretera vitoreaban y admiraban a aquellos bólidos que pasaban a gran velocidad, mientras que fotógrafos de distintos periódicos nacionales y extranjeros captaban los momentos más importantes.

El Mercedes nº 5 piloteado cubano Ernesto Carricaburu ganador de las primeras carreras internacionales de autos al llegar a la meta enArroyo Arenas. Foto Santa Coloma

Una entusiasmada multitud llevó cargado al cubano hasta la grada presidencial donde fue saludado por el presidente Estrada Palma. Después de las alegrías, emociones, aplausos, felicitaciones y vivas, y a los acordes el glorioso Himno de Bayamo interpretado por la Banda Municipal, se efectuó la entrega de la codiciada copa de oro y plata “Habana” , otorgada por el Ayuntamiento de La Habana al nuevo campeón mundial, el cubano Carricaburu.

Curiosidades

Antecedentes del automovilismo en La Habana que precedieron a esta primera carrera internacional de autos:

  • En el mes de diciembre de 1898, José Muñoz trajo de Francia el primer automóvil que rodó en La Habana. Fue fabricado en los talleres de La Parisiense, tenía dos caballos de fuerza, costaba unos mil pesos y corría a la tremenda velocidad de 10 kilómetros por hora.
  • En junio de 1899, el farmacéutico catalán Ernesto Sarrá compró en Paris el segundo auto que rodó por La Habana, Se trataba de un Rochet & Schneider de 8 caballos fabricado en Lyon. Corría unos treinta kilómetros por hora y costó 4 mil pesos.
  • El tercer vehiculo a motor, fabricado también por La Parisiense, fue destinado a la carga y distribución de cigarrillos de la Fabrica Guardia y Compañía. Era un pequeño camión de 4 caballos de fuerza.
  • El cuarto fue adquirido por Rafael Arazoza, director de La Gaceta de La Habana, y era el primero que rodaba en Cuba de fabricación norteamericana.
  • El primer garaje, taller de mecánica y gasolinera estuvo situado en la Calle Zulueta número 28 y era propiedad de los franceses Honoré y Dámaso Lainé, dos hermanos que en 1901, atendían a los 11 autos que entonces circulaban en La Habana.
  • En 1903 Honoré y Dámaso Lainé organizaron la primera carrera de autos de Cuba. En realidad, más que una carrera fue un desfile de exhibición donde participaron los dueños de los autos, casi todos acompañados por sus esposas y luciendo vistosos guardapolvos, gafas y gorra. La carrera comprendía un tramo 40 kilómetros que iba desde el puente de la Lisa hasta el pueblo de Guanajay. El ganador fue Dámaso Laine, uno de los organizadores, quien guiaba un auto francés Darracq. .
  • En el año 1905 cuando se establecieron en Cuba los títulos oficiales de chóferes y las primeras regulaciones de transito entre ellas la de que se prohibía a los autos correr a mayor velocidad que los caballos.

Ver también

Bibliografía

  • Revista El Fígaro, 19 de febrero de 1905, pp. 87-90
  • Trellez, Carlos M. “Automovilismo” Biblioteca Histórica, Tomo 3, La Habana, Dorrbecker, 1926, p. 46
  • Guillermo Lagarde, Desapolillando Archivos. Editorial Letras Cubanas,1979, pp. 172-173

Fuentes