Saltar a: navegación, buscar

Programa de Investigación de Aurora Activa por Alta Frecuencia

Programa de Investigación de Auroras Activas y Altas Frecuencias.
Información sobre la plantilla
Programa de Investigación de Auroras Activas y Altas Frecuencias.jpg

TipoNueva generación de armas que emplean varias gamas del espectro radial y electromagnético.
País de origenBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Otros nombresArmas de ondas electromagnéticas.
Historia de servicio
OperadoresInstituto Geofísico de Alaska, Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Marina de Guerra de los Estados Unidos. Bandera de los Estados Unidos de América
GuerrasFinal de la Guerra Fría hasta la actualidad
Historia de producción
DiseñadorBernard Eastlund
Costo unitario250.000.000 de dólares (USD)
Especificaciones
Equipo180 antenas (conjunto)

Programa de Investigación de Aurora Activa por Alta Frecuencia o HAARP. (en inglés: High Frequency Active Auroral Research Program.) Oficialmente es un programa de investigación conjunto del Instituto Geofísico de Alaska, la Fuerza Aérea y la Marina estadounidense, así como asociado con corporaciones privadas que se desempeñan en el área de las tecnologías de la defensa. Su principal instrumento consiste en el IRI por sus siglas en inglés, tiene como propósito estudiar, simular y controlar los procesos ionosféricos que podrían influir en el funcionamiento de las comunicaciones y los sistemas de vigilancia.

Historia

Ideado en los años 80 del siglo XX. El programa se inició en 1990. Su creador es el científico Bernard Eastlund. La idea del proyecto estaba basaba en bombardear la ionosfera con partículas con el objetivo de mejorar las comunicaciones satelitales. Durante la guerra de Vietnam ya el Departamento de Defensa de los Estados Unidos había trabajado en dos proyectos codificados como Skyfire y Stormfury, en los cuales se estudiaba la producción de efectos de tormentas con relámpagos y huracanes a gran escala, a partir del empleo de ‘’fuentes activadoras’’. Uno de los primeros reportes de su aparición fue en un periódico de Alaska, el Anchorage Daily News. En 1997 EE.UU. puso en marcha la estación de radiotransmisores.

Características

El complejo cuenta con 180 antenas, que conforman un total de 360 emisores de radio. De 22 metros de altura ubicadas dentro de un polígono en Gakona, Alaska (64°, 23, 36 N - 145°, 08, 03 E) al Este del ‘’Parque Nacional Wrangel-San Elias’’, uno de los mayores parques nacionales de Estados Unidos. Se estima que es capaz de emitir hasta 3600 kilovatios hacia la atmósfera.

Funcionamiento

Funciona como un sistema integrado de antenas, que trabajan al unísono, es capaz de emitir cerca de un billón de ondas de radio de alta frecuencia capaces de penetrar en las capas principales de la atmósfera (Troposfera, desde la superficie terrestre hasta los 15 Km de altura; Estratosfera, que incluye la Capa de Ozono, hasta los 49 Km de altura; y la Ionosfera hasta los 350 Km). Estas ondas interactúan con las corrientes de los ‘’electrojets aurorales’’ que no es más que acumulaciones de electricidad que se encuentra flotando en la atmósfera debido, principalmente, a las interacciones con el campo magnético de la tierra. Capaz de alterar la composición química de la ionosfera, se cree, podría generar cambios climáticos y el bloqueo de las comunicaciones.

Peligros

El bombardeo de cantidades de energía hacia una formación molecular sumamente delicada como la ionosfera, resulta en un peligro extremo, dada su vulnerabilidad para desarrollar procesos catalíticos. Puede tener consecuencias impredecibles. La acción de las radiaciones electromagnéticas a determinadas frecuencias pueden influir perjudicialmente en las funciones mentales del hombre y los animales, así como, provocar trastornos fisiológicos de importancia moderada o grave, así como alterar las rutas migratorias de muchas especies de aves y peces, las cuales se desarrollan siguiendo campos de energía determinados. Los rayos de alta frecuencia, pueden generar también alteraciones ecológicas potencialmente devastadoras, tales como: cambios climáticos, movimientos telúricos de diferentes magnitudes, extinciones animales, así como afectaciones sensibles en el cerebro de las especies incluido el hombre. Puede desestabilizar selectivamente los sistemas agrícolas y ecológicos de países o regiones seleccionadas por esa razón se le considera un arma de destrucción masiva ‘’silenciosa’’.

Fuentes

  • Articulo: ‘’Nicola Tesla, Winfred Otto Schumann y la actual guerra ambiental del HAARP’’ (10 de agosto 2010) Sitio Web Cubadebate; disponible en: [1].
  • Articulo: ‘’El arma climática: ¿una conspiración?’’. (4 de agosto 2010); Agencia de noticias Ria Novosti: [2]; Por: Andreï Arechev. (adaptado de mondialisation.ca [3])
  • Artículo: El Proyecto HAARP-ARPA los Expedientes X de la realidad; Disponible en: [4].
  • Archivo: Tesis de Luc Mampaey [5] que explica como funciona el Haarp; presentado por encargo del Groupe de Recherche et d’Information sur la Paix et la Securité,Bruxeles (GRIP) -1998.