Saltar a: navegación, buscar

Quaoar

Quaoar
Información sobre la plantilla
Quaoarp.jpg
Imagen de Quaoar tomada por la NASA

Quaoar es un cuerpo menor del sistema solar[1] descubierto el 4 de junio de 2002 desde Palomar Mountain/NEAT con el telescopio Schmidt por Chadwick A. Trujillo y Michael E. Brown. También había sido avistado en diversas épocas en los observatorios de Siding Spring y Haleakala. Cuenta con un solo satélite, denominado Weywot.

En principio, su descubrimiento ha sido declarado como el mayor descubrimiento en los últimos 75 años (o mejor dicho, desde que se descubrió a Plutón). Su importancia radica en el hecho de que éste planeta es el eslabón perdido que se buscaba para enlazar los orígenes del Sistema Solar y el cinturón de asteroides de Kuiper. El comportamiento orbital de este planeta permite ver que existen objetos que si bien pertenecen al cinturón de asteroides de Kuiper también se encuentran orbitando nuestra estrella central, el Sol.

Historia

A partir de 1992, cuando se inician los descubrimientos de una gran cantidad de objetos entre las órbitas de Urano, Neptuno y Plutón, es que comienza a darse una visión más completa de la estructura de nuestro sistema solar.

El segundo cinturón de asteroides, predicho por Gerard Kuiper cuatro décadas antes, comenzó a tomar forma y en la actualidad se han descubiertos cientos de objetos de gran tamaño (cerca de 500 objetos), entre los cuales podemos señalar a Varuna, uno de los pocos con nombre propio, 2001 KX76 y 2002 AW197, cada uno de los cuales tienen diámetros cercanos a unos 900 kilómetros, medidos de manera indirecta por su luminosidad. Uno de estos grandes cuerpos del ahora denominado Cinturón Edgeworth-Kuiper, fue descubierto desde el Observatorio de Llano del Hato, en los páramos venezolanos; el 2000 EB173, de unos 600 kilómetros de diámetro.

Esta cadena de descubrimientos trajo como consecuencia que una cantidad importante de astrónomos y científicos planetarios comenzarán a poner en duda el estamento de “planeta” que la Unión Astronómica Internacional (IAU) le había asignado a Plutón. Los argumentos más importantes son:

La órbita de Plutón es muy inclinada, por lo que sugiere que el cuerpo no se generó a partir del proceso de constitución del sistema solar, sino que parece más bien una “captura gravitatoria” de un asteroide, por parte del Sol.

La composición de Plutón se asemeja mucho a los cuerpos helados encontrados en el cinturón de Kuiper. El desplazamiento de Plutón se encuentra en resonancia con el planeta Neptuno. Esto quiere decir que se encuentra afectado por la influencia gravitatoria del planeta.

Con este orden de las cosas es que adviene el descubrimiento de Quaoar.

Definición

Quaoar es probablemente lo suficientemente masivo como para ser considerado un planeta enano, pero no ha sido clasificado como tal todavía. La IAU determinó que para que un objeto sea un “planeta” debe cumplir varios requisitos. El objeto debe ser lo suficientemente grande para ser redondo, tiene que orbitar alrededor del Sol, y debe limpiar los alrededores de su órbita de escombros. Un “planeta enano” es un objeto que es redondo y que orbita alrededor del Sol, pero que no ha podido limpiar su órbita de escombros, ya que es demasiado pequeño.

Características físicas

El cuerpo tiene aproximadamente un tamaño de 1.300 kilómetros de diámetro y es, hasta la fecha, el objeto más grande detectado en el Cinturón de Kuiper. De hecho es unos 400 kilómetros mayor que los demás objetos, incluyendo el asteroide Ceres, el más grande asteroide del primer cinturón, descubierto por Guissepe Piazzi en Enero de 1801.

Otras características del mismo son que su órbita es casi circular y tiene una inclinación de casi 8 grados (la órbita de Plutón está inclinada 17 grados y la de Mercurio, 7 grados). Da una revolución en torno al Sol en 288 años. Estas características pudieron establecerse por registros fotográficos anteriores realizados en 1982, 1996, 2000 y 2001, pero que al no cotejarse, no produjeron el descubrimiento del referido cuerpo. Al comienzo, el objeto fue denominado 2002 LM60, pero sus descubridores propusieron el nombre de “Quaoar”, un dios de la tribu de los Tongva, de la región de California, que según la leyenda trajo orden sobre el caos reinante y es el creador de los animales y la humanidad.

Véase también

Fuentes