Serguéi Rajmáninov

(Redirigido desde «Rajmáninov»)
Serguéi Rajmáninov
Información sobre la plantilla
Sergie11.jpg
Pianista, compositor, director de orquesta
NombreSerguéi Rajmáninov
Nacimiento1 de abril de 1873
Bandera de Rusia Rusia
Fallecimiento28 de marzo de 1943
Beverly Hills, California, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
NacionalidadRuso
CiudadaníaRuso
Serguéi Vasílievich Rajmáninov. Fue un compositor, pianista y director de orquesta ruso, uno de los últimos grandes compositores románticos de música clásica europea y considerado uno de los pianistas más influyentes del siglo XX.

Síntesis biográfica

Serguéi Rajmáninov, Nació el 1 de abril de 1873, Fue el cuarto de una familia de seis hermanos, de los cuales uno murió en sus primeros meses de vida. Su padre, Rajmáninov nació en una hacienda llamada “Oneg”, situada cerca de la ciudad noroccidental de Nóvgorod, en una familia noble y musical de origen tártaro que había estado al servicio de los zares rusos desde el siglo XVI. Sus progenitores eran pianistas aficionados y su madre fue la primera que le dio sus primeras clases en la hacienda. Ella le impulsó a tocar el piano a la edad de 4 años.

Estudios

Cuando Serguéi tenía 9 años, las dificultades financieras obligaron a la familia a vender la hacienda y moverse a San Petersburgo. Allí sufrieron las consecuencias de una epidemia de difteria, muriendo Sofía, su segunda hermana mayor. Este trágico suceso afectó seriamente a la madre del pequeño Serguéi, quien culpó a su marido del trágico acontecimiento. Vasili abandonó a su familia poco tiempo después. A los 9 años, Rajmáninov fue inscrito en el conservatorio de San Petersburgo, gracias a la ayuda económica de su abuela materna. Sin embargo, no fue un buen alumno debido a su comportamiento, llegando al punto de falsificar sus notas. Al suspender por completo el curso de 1885, la junta directiva del conservatorio lo expulsó. Aun así, fue admitido en el conservatorio de Moscú, bajo las enseñanzas de Nikolái Zvérev, gracias a la intervención de su primo Aleksandr Ziloti, compositor famoso de la época.

Serguéi tomó clases de piano en el Conservatorio. Pero tal institución no sirvió de gran ayuda para Rajmáninov a causa de lo multifacético de sus habilidades, por lo que no logró aprender mucho. Su abuela lo advirtió y le llevó a estudiar música eclesiástica, animándole a pensar en la música solamente como un placer.

En 1888 Rajmáninov empezó a estudiar piano con Ziloti y el arte de la composición con Serguéi Tanéyev y Antón Arenski. Cabe mencionar que en sus primeros años era considerado bastante perezoso, se saltaba la mayor parte de las clases y se pasaba el tiempo patinando. Sin embargo, sus maestros estaban absolutamente asombrados de su memoria prodigiosa, ya que solamente al echar un vistazo a una partitura era capaz de tocarla de memoria.

Trayectoria artistica

En 1891 Rajmáninov se graduó con mención “cum laude” en el Conservatorio de Moscú (décadas más tarde su nombre sería grabado con letras doradas en una placa conmemorativa que todavía adorna la pared frontal del Conservatorio). Aun antes de graduarse como pianista ese año, Rajmáninov había compuesto la que se haría su obra más conocida: “Preludio en do sostenido menor”. Con esta obra, compuesta a la edad de 19 años, Rajmáninov se hizo famoso de la noche a la mañana. Esta pieza para piano también estableció el estilo y el estado de ánimo generales de su música: bastante oscura, melancólica y meditabunda.

En tanto, se graduó como compositor en 1892. Le galardonaron con una medalla de oro por la ópera “Aleko”, compuesta sobre la base de textos de Pushkin y que fue la primera de las sólo tres óperas que compuso. Recordando la composición de esta obra Rajmáninov escribió:

"en el momento en que tuve la idea del libreto de “Aleko” corrí a casa tan rápido como mis piernas me podían llevar. Tenía miedo de perder el más mínimo minuto... Ardiente de impaciencia, sentía cómo la música para los versos de Pushkin subía como si estuviera hirviendo en mí... "

Ya en Moscú, Rajmáninov residió en la propia casa de su profesor, junto a otros dos alumnos, sometido a duras jornadas de estudio. Allí conoció a Piotr Chaikovski, amigo personal de Zvérev, quien sería muy influyente en la vida y obra de Rajmáninov, y de cuya Sinfonía Manfredo realizó una trascripción para piano a cuatro manos en 1886, a los trece años, obra de la cual el propio Chaikovski quedó impresionado. Rajmáninov comenzó a demostrar su talento para la composición desde muy joven, y decidió volcarse en ella, aunque Zvérev estaba empeñado en desarrollar al máximo sus virtudes pianísticas. Tras un mes de discusiones, Rajmáninov se marchó a vivir definitivamente con su tía Varvara en 1889, a los dieciséis años.

A lo largo de los dos años siguientes, Rajmáninov se dedicó a componer pequeñas piezas, y tomó sus primeros contactos como director de orquesta. Asimismo, en 1891, compuso el Primer concierto para Piano y Orquesta, dedicado a su primo Aleksandr Ziloti, y la ópera Aleko, que le sirvió para graduarse en el Conservatorio de Moscú con menciones honoríficas. En 1892 Rajmáninov ya estaba preparado para su carrera como compositor, y abandonó el conservatorio en el verano del mismo año. A partir de 1893 fue profesor de piano en la Escuela María de Moscú, actividad que abandonó para dedicarse a su carrera de virtuoso del piano. En este período compuso su Primera Sinfonía (1895); el desastroso estreno de esta obra bajo la dirección de Glazunov, en 1897, provocó críticas de Cui y de la prensa de San Petersburgo y marcó al músico durante varios años. Como resultado no volvió a componer hasta 1900.

Rajmáninov publicó sus primeros trabajos, lo que le permitió independizarse económicamente de su familia, además de las ganancias por las clases que impartía.Durante esta época, compondría sus primeros preludios y elegías para piano, así como el poema sinfónico La Roca. Durante los ocho primeros meses de 1895, Rajmáninov estuvo trabajando en su Primera Sinfonía, en la que volcó sus ilusiones y esperanzas.

Se estrenó por primera vez dos años después, en 1897, bajo la dirección del también compositor Aleksander Glazunov. La presentación fue un rotundo fracaso, ya que aparentemente Glazunov estaba ebrio y la ejecución de la orquesta fue deficiente. Los críticos fueron muy duros en sus apreciaciones y ello afectó seriamente a Rajmáninov, causándole depresión.

Depresión

Serguéi Vasílievich Rajmáninov

Es difícil de creer pero el estreno de la "Primera Sinfonía" de Rajmáninov en Moscú (1897) fue un completo desastre: el director de la orquestra, Alexándr Glazunov, estaba borracho y Rajmáninov destrozó sus notas (afortunadamente, parte de las piezas sobrevivieron, lo que permitió la reconstrucción de la obra después de la muerte de Rajmáninov). Rajmáninov cayó entonces en una profunda depresión. Siendo incapaz de componer música durante casi tres años, el compositor consultó con el doctor Dal, un pionero “hipnoterapeuta” que trabajaba en Moscú. Con éxito, Dal logró restaurar la autoconfianza en Rajmáninov. Como resultado surgió el exitoso "Concierto №2 para Piano" de 1900, el que dedicó al doctor. Por esos días, Rajmáninov era siempre solicitado a interpretar el piano adondequiera que fuera.

Rajmáninov no escribiría nada durante el verano siguiente al estreno de su Primera Sinfonía. Tras su fracaso, pensó dedicar su vida a la dirección más que a la composición, y fue nombrado director de la Compañía de Ópera de Moscú. Tras un exitoso debut, dirigiendo Sansón y Dalila de Camille Saint Saëns, su fama fue extendiéndose por toda Europa, hasta el punto de recibir una oferta de la Royal Philarmonic Society de Londres para interpretar y dirigir alguna de sus propias obras. Este hecho obligó a Rajmáninov a revisar su concierto para piano, y su carencia de ideas y bloqueo mental para la composición, sin duda consecuencia de aquella desafortunada experiencia con su primera sinfonía, produjeron un grave decaimiento anímico en el artista.

Más deprimido que nunca, Rajmáninov se puso en manos del Dr. Nikolái Dahl, especialista en neurología e hipnosis, quien le trataría durante la mayor parte del año 1900, con excelentes resultados, devolviéndole la confianza en sus aptitudes creativas. Tras un viaje a Italia, Rajmáninov comenzó a escribir los primeros bocetos de una de sus obras maestras, el Concierto para piano y orquesta nº 2, tocó el segundo y tercer movimiento en Moscú en diciembre de 1900, añadió el primer movimiento en la primavera de 1901 y ofreció la primera interpretación completa el 27 de octubre de ese mismo año dedicado al propio Dahl, con un inmenso éxito de crítica y público.

Epoca Dorada

En 1899 se convirtió en una figura a escala internacional al dirigir un concierto con sus obras orquestales en Londres, tocando asimismo algunas de sus composiciones para piano.

Rajmáninov comenzó a trabajar en su "Concierto N º 2 para Piano", una de las creaciones más interpretadas en su género, en 1900, completándolo al año siguiente, en el que también creó su "Sonata para Cello". Le siguió una cantata, aunque no tan conocida, llamada "La primavera", la que compuso en 1902. Ese mismo año se casó con su prima Natalia Sátina y al siguiente nació su hija Irina.

Comienza aquí su triple carrera, como compositor, pianista y director, que le llevaría a adquirir una fama sin precedentes. Fue director del Teatro Bolshói de Moscú, entre 1904 y 1906, y realizó varias giras por todo el mundo como pianista. A esta etapa de su vida pertenecen sus obras más grandiosas: además del mencionado Concierto para piano y orquesta n.º 2, Rajmáninov escribiría obras maestras como su Segunda Sinfonía (1907), La isla de los muertos y sus Concierto para piano y orquesta n.º 3 y n.º 4 (1909), Las campanas (1913), y numerosas piezas para piano, entre las que se encuentran sus preludios para piano, suite para dos pianos...

Últimos años

En otoño de 1909 embarcó en su primera gira estadounidense, ofreciendo como él mismo señaló casi un concierto diario durante tres meses enteros. Estrenó su tercer concierto para piano el 28 de noviembre en el New Theatre de Nueva York bajo la dirección de Walter Damrosh. En enero de 1910 lo repitió en el Carnegie Hall esta vez bajo la dirección de Gustav Mahler que impresionó enormemente a Rajmáninov como director.

En 1939 Rajmáninov se asienta definitivamente en Estados Unidos junto a su familia, dedicándose fundamentalmente a su faceta de intérprete en giras por EE.UU. En 1940 escribiría la que sería su última obra catalogada, las Danzas sinfónicas, una de las obras maestras de la música de nuestro siglo. Asimismo, en 1941 revisaría su Concierto n.º 4 para piano y orquesta. En 1942-1943 Rajmáninov realizó su última gira de conciertos, y se compró una casa en Beverly Hills, que sería su última residencia.

Muerte

En el momento de su último recital, brindado el 17 de febrero de 1943 en Knoxville, Tennessee, estaba gravemente enfermo. Rajmáninov falleció el 28 de marzo de 1943 en Beverly Hills, California, justo unos días antes de cumplir 70 años. Fue enterrado en el cementerio de Kensico en Valhalla, Nueva York. En las últimas horas de su vida, insistía que escucha música proveniente de algún lugar cercano. Luego de que varias veces le aseguraran de que no era el caso respondió: "Entonces, suena en mi cabeza."

Obras importantes

Serguéi Vasílievich Rajmáninov
  • Primer concierto para piano y orquesta (1891)
  • Preludio en do sostenido menor, Op. 3 n.º 2 (1892), durante su vida fue su obra más conocida.
  • Trío elegíaco (1893), a la memoria de su admirado músico Piotr Ilich Chaikovski.
  • Sinfonía nº 1 (1897).
  • Concierto para piano nº 2 en do menor Op. 18 (1899), una de sus piezas más conocidas actualmente. Dedicado al Dr. Nikolai Dahl que lo ayudó a superar la depresión que le produjo el fracaso de su Primera sinfonía. En 1976 el cantautor Eric Carmen utilizó el tema principal del segundo movimiento de este concierto en su hit All by Myself (reeditado por la cantante canadiense Céline Dion y también por el cantante mexicano Luis Miguel con el nombre de Perdóname).
  • Concierto para piano nº 3 en re menor, Op. 30 (1909), dedicado a Josef Hofmann. Una de las obras para piano y orquesta más exigentes del repertorio. Inmortalizado en la película "Shine", de Scott Hicks (1996)
  • Preludio en si bemol mayor Op. 23, n.º 2
  • Preludio en re mayor Op. 23, n.º 4
  • La isla de los muertos, Op. 29 (poema sinfónico).
  • Études-Tableaux Op. 33 y Op. 39, dos conjuntos de difíciles estudios para piano.

Fuentes