Saltar a: navegación, buscar

Símil

Símil
Información sobre la plantilla
Textoe.jpg
Concepto:Comparación basada en una semejanza que se expresa de forma explícita y que capta entre los dos términos una cualidad.
Símil. Tropo literario consistente en establecer una semejanza entre dos términos mediante vínculos gramaticales expresos.

Generalidades

El símil pertenece al grupo de tropos y figuras de significación que se estudian en el plano lingüístico del texto literario, donde cobran significativa función, lo cual tiene su repercusión estructural en el resto de los planos. Hay que destacar como principio fundamental que los tropos y figuras se refuerzan y apoyan mutuamente, para expresar de un modo más pleno el significado del texto.

Es un medio expresivo, activo y original, que denota la voluntad artística del creador y puede emplearse tanto en el verso como en la prosa, o en cualquier género literario e incluso en otros estilos funcionales como el coloquial, el publicista y el científico, claro que con otras funciones e intencionalidades comunicativas.

Abre ilimitadas posibilidades de cognición del mundo, como proceso de descubrimiento de nuevas relaciones y nuevas cualidades de los objetos, procesos y fenómenos. Por ello no ha de verse como adorno, sino como poderoso instrumento del pensamiento que permite revelar en el texto las esencias del mundo, lo cual reafirma la importantísima función cognoscitiva que tiene el texto literario.

Símil

Se establece una relación de semejanza, a través de un término comparativo: como, tal como, tal cual, cual, semejante a, parecido a… El símil es una comparación manifiesta donde se desarrollan plenamente los términos que la conforman, a diferencia de la metáfora, donde los términos de comparación están eliminados; pero esta presencia o supresión lingüística conlleva una diferenciación esencial entre el símil y la metáfora: el símil es una comparación basada en una semejanza que se expresa de forma explícita y que capta entre los dos términos una cualidad; la metáfora, al ser una valoración inmediata, establece una relación de identidad entre los términos, que moviliza la polisemia de la palabra y se activan no un solo significado, sino varios unidos entre sí:

“El mar, como un vasto cristal azogado
refleja la lámina de un cielo de zinc”.

(Sinfonía en gris mayor. Rubén Darío)
.

En el primer caso, se observa un símil donde el mar se compara con un cristal azogado, destacando la transparencia y tranquilidad de las aguas, en la metáfora: “cielo de zinc”, gracias a su inmediatez se movilizan significados integrados: color blanco azulado, brillantez, luminosidad.

El símil es muy empleado para ampliar, explicar y ejemplificar mejor las acciones y características de los personajes:

“Como en la hendedura de un peñasco salen sin cesar enjambres copiosos de abejas que vuelan arracimadas sobre las flores primaverales; así las numerosas familias de guerreros marchaban en grupos, por la baja ribera, desde las naves y tiendas al ágora”.

Este ejemplo extraído de “La Ilíada” es una muestra del propósito comunicativo de Homero, quien pretende dar mayor objetividad a la secuencia narrativa de la epopeya, estableciendo una comparación entre la naturaleza y las acciones del ejército aqueo, donde se revela, además, una fina, amorosa y detallada observación de la naturaleza.

Véase también

Fuentes