Saduceos

Saduceos
Información sobre la plantilla
Saduceos.jpg
Nombre original:Grupo de los Saduceos
Categoría:profesa el saduceísmo la rectitud y justicia.
Origen:secta aristocrática sacerdotal judía
Lugar:originarios en período del cautiverio babilónico

Saduceos: o saduceo se dice que era un grupo o partidos religiosos judíos con algunas tendencias políticas. No creían en la resurrección de los muertos. Estos se apegaban solo al Pentateuco.

Precisamente, Jesús cita un texto en su respuesta. “… Yo soy el dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, ¡y él no es Dios de muertos, sino de vivos!” interpretándolo con el sentido de que el Dios viviente no puede ser Dios de muertos y, por tanto, si él es el Dios de Abraham, de Isaac, de Jacob, éstos deben de estar todavía “vivos” y han de resucitar. (Mt. 22.23-33; 22.32; Hch. 4.1-2; 23.8)

Este grupo religioso solo se ocupó de Jesús cuando temieron que él hiciera que Roma fijara su atención en Israel, lo que ellos no querían. Fue así que se aliaron a los fariseos para terminar con lo que para ellos era la amenaza cristiana. Ya que Jesús en más de una ocasión los reprendió severamente.

Etimología de la palabra

El término Saduceos tiene su origen en el hebreo y proviene de צדוקים, ṣĕdūqī proveniente de Sādōq que es el nombre de su fundador. De allí lo toma el latín que lo transforma en Sadducaeus con el significado de los seguidores del Sumo Sacerdote Sadoq, nombre que tiene por significado rectitud y justicia.

Su definición como adjetivo es del saduceísmo. Como adjetivo es el que profesa el saduceísmo.

Sinónimos de saduceo Zadokita

Historia, cultura, arte y religión

Se considera su origen hacia el siglo II a.C. para desaparecer hacia el año 70 d.C. con la destrucción de Jerusalén.

Ya en la época de Jesús habían perdido parte de su poder debido a que los romanos le quitaron su poder religioso y su influencia eligiendo ellos al Sumo Sacerdote. Era una secta aristocrática sacerdotal judía y que pertenecían a la clase alta de la sociedad y por esa razón todos los conquistadores buscaron su apoyo para someter al pueblo.

Eran colaboracionistas en los político ya que se sometían al poder extranjero, además de adoptar su cultura y su moda, por eso eran muy odiados por el conjunto de la sociedad. Presentaban una actitud sumisa con los conquistadores que se les permitía acceder a importantes cargos públicos.


Estos religiosos eran muy ricos y ocupaban la mayoría de los 70 lugares del concilio denominado Sanedrín. Pero aun siendo más, en muchas ocasiones debieron ponerse de acuerdo con la minoría farisea, debido a que esta era más popular entre la gente. Si bien se ocupaban más de la política que de la religión, tenían en cuanto a esta, creencias doctrinariamente mucho más conservadoras que los fariseos. Para ellos la única palabra de Dios que se debía seguir era la escrita, la que se hallaba en la Biblia. Contrariamente a los fariseos que le daban la misma autoridad a la ley escrita que a la oral.

Entre sus creencias doctrinales, muchas de las cuales, sin embargo contradicen la Biblia están:

  • Negación de la intervención de Dios en la vida diaria de una persona.
  • Negación de cualquier vida luego de la muerte.
  • Su doctrina sostiene que el alma fenece en el momento de la muerte, por eso no creían en ningún castigo o recompensa después de la vida en la tierra.
  • Negación de la resurrección de los muertos.
  • Negación de todo mundo espiritual como pueden ser los ángeles y también los demonios.

Ejemplos de uso y frases

  • “Si bien fariseos y saduceos eran grandes rivales, dejaron de lado sus diferencias en el juicio de Jesús para condenarlo a la muerte”. En este ejemplo, se usa con el sentido de la unión con los fariseos aunque eran rivales para terminar con Cristo. Es sustantivo plural
  • “El historiador ha encontrado un escrito de memorias de un sacerdote saduceo que es un documento escrito donde se habla de la preservación de la Palabra de Dios escrita en el Génesis al Deuteronomio”. Aquí, se aplica a la documentación de esta secta. Es adjetivo singular.
  • “Los saduceos no creían en la inmortalidad del alma y por lo tanto tampoco en la resurrección de los cuerpos”. Se refiere en este caso a una de sus creencias. Es sustantivo plural.

Fuentes

  • Sociedades Bíblicas Unidas (1987) La Biblia de Estudio “Dios Habla Hoy” con deuterocanónicos, Ant. Vers. Casiodoro de Reina, Ed. Brasil. p.490 y 491.
  • Documentos en soporte digital de la Biblioteca Municipal “Armando Leyva”, 101 mitos de la Biblia y La Santa Biblia (1976), Versión Biblia de Jerusalén.
  • Sociedades Bíblicas Unidas ([1987]]), La Santa Biblia, Ed. Centro Regional para las Américas, Mx. DF, edición impresa en Brasil. Consúltese (Ref: (Mateo 3.7; 16.1; 22.23-33; 16.12); (Lucas 20.27); (Marcos 12.18); (Hechos 4.1-2; 5.17; 23.6-8; 14.13). Otras (Esd. 7.6; Mt. 5.20; 7.29; 22.23; 16.1-12; 3.7; Mr. 1.22; 12.38; 9.14; 2.16; 8.19; 13.52; 23.2; 23.13; Lc. 11.44; 20.46; 6.7; 22.2; 1 Co. 1.20; Lc. 11.42; Hch. 15.5; 23.6; 26.5).