Saltar a: navegación, buscar

Salinidad

Salinidad
Información sobre la plantilla
Salinidad.jpg
Concepto:Es el contenido de sal disuelta en un cuerpo de agua, aunque el término también es válido para referirse al contenido salino en suelos.

Salinidad. Es el contenido de sal disuelta en un cuerpo de agua, aunque el término también es válido para referirse al contenido salino en Suelos. Esta característica está definida por el contenido de la sustancia de Cloruro de sodio tanto en suelos como en el agua.

La salinidad es la medida más comúnmente usada para referirse a la salobridad del Agua de mar y se define como el número total de gramos de sales inorgánicas disueltas en 1 Kg de en este tipo de agua. Esta salinidad varía según la intensidad de la Evaporación o el aporte de agua dulce de los ríos. El porcentaje medio que existe en los Océanos es de 10,9 % (35 gramos por cada litro de agua).

Origen de las sales marinas

Desde las cadenas volcánicas situadas en el fondo de los océanos emergen lavas con muchos de los componentes del Agua de mar: cloro, sodio, bromo, yodo, carbono y nitrógeno, los que paulatinamente se van transformando en sales. Además, los ríos arrastran las sales y minerales que encuentran en su recorrido a través de los continentes. En los océanos, la fuerte radiación del Sol evapora las aguas haciendo que las sales se acumulen a lo largo del tiempo. En el agua marina, junto a un gran número de elementos químicos, se encuentran Gases disueltos y Nutrientes para la vida oceánica.

Medición de la salinidad del agua

En la práctica, la salinidad es difícil de medir. Sin embargo, el descubrimiento de la constancia en la proporcionalidad de los elementos mayores realizado por Marcet ayudó a superar esta dificultad. Esta observación, que se denomina "principio de Marcet" o "la regla de las proporciones constantes" postula que "independientemente de que la salinidad pueda variar de un lugar a otro, los elementos mayores del agua]] de mar en océano abierto, se encuentran en proporciones constantes entre sí".

Por lo tanto, la determinación de la salinidad se podría hacer a través de la medición química de su componente más importante, el cloruro. De esta manera, en términos generales, se define la clorinidad como la cantidad total en gramos de iones cloruros más los bromuros y yoduros transformados en su equivalentes químicos de cloruro, contenidos en un kilogramo de agua de mar.

Cambios de la salinidad de los mares

La salinidad varía entre el ecuador y los polos por dos factores principales: la temperatura y la lluvia. Entre más alta es la temperatura hay mayor evaporación con lo que aumenta la concentración de sales; por el contrario, las Lluvias aportan agua dulce ya sea directamente o por medio de los ríos, ayudando a disminuir la salinidad. De acuerdo a estos factores, la salinidad en las costas de Chile disminuye de norte a sur. Alcanza los máximos valores en su parte norte debido a la escasez de precipitaciones y a la alta evaporación; hacia el sur la salinidad es cada vez menor por aumento de las precipitaciones y por las menores temperaturas. En el territorio antártico es aún menor por la fusión continua de los hielos que aportan agua dulce al mar.

Satelite medidor de los cambios de la salinidad de los mares

Referencias

La salinidad, inicialmente, fue definida como la cantidad total en gramos de sales disueltas contenidas en un kilogramo de agua de mar, si todos los carbonatos se convierten en Óxidos, todos los Bromuros y los Yoduros en Cloruros, y todas las sustancias orgánicas se oxidan. Hacia 1902, la relación entre la salinidad y la clorinidad se determinó de la siguiente manera: S ‰ = 0,03 +1,805 Cl ‰ Durante la década de los años 60 se ajusta la relación entre la clorinidad y la salinidad, la cual queda dada por la relación:

S ‰ = 1,80655 Cl ‰ En 1978, cuando las técnicas físicas para determinar la salinidad a partir de medidas de conductividad eléctrica y temperatura se desarrollaron, la definición de la salinidad se revisó de nuevo. La "Escala Práctica de Salinidad" define a la salinidad en términos de una relación entre conductividades de una muestra de agua de mar normal y la de un agua de mar de 35 g de sal por kilogramo de agua de mar. La salinidad práctica es una razón y por lo tanto no tiene unidades, pero se suele utilizar la denominación "psu" que en castellano significa "unidad práctica de salinidad".

El mar Muerto, el mar con mayor nivel de salinidad

El mar Muerto, el mar con mayor nivel de salinidad

El célebre Mar Muerto de Palestina, es el mar con mayores de salinidad del mundo. Sus aguas son extraordinariamente saladas, hasta tal punto que en él no puede existir ningún ser vivo. El clima caluroso y seco de Palestina hace que se produzca una evaporación muy intensa en la superficie del mar. Pero se evapora agua pura, mientras que la sal se queda en el mar y va aumentando la salinidad de sus aguas.

Esta es la razón de que las aguas del Mar Muerto contengan no un 2 ó 3 por ciento (en peso) de sal, como la mayoría de los mares y océanos, sino un 27 o más por ciento. Esta salinidad aumenta con la profundidad. Por lo tanto, una cuarta parte del contenido del Mar Muerto está formada por la sal que hay disuelta en el agua. La cantidad total de sal que hay en este mar se calcula en 40 millones de toneladas.

La gran salinidad del Mar Muerto determina una de sus peculiaridades, que consiste en que sus aguas son mucho más pesadas que el agua de mar ordinaria. Hundirse en estas aguas es imposible. El cuerpo humano es más liviano que ellas. El peso de nuestro cuerpo es sensiblemente menor que el de un volumen igual de agua muy salada y, por consiguiente, de acuerdo con la ley de la flotación, el hombre no se puede hundir en el Mar Muerto, al contrario, flota en su superficie lo mismo que un huevo en agua salada (aunque en el agua dulce se hunde).

Fuentes