Sheperd

Perro sheperd
Información  sobre la plantilla
Perropolicía.jpeg
ClasificaciónPerro guardián
Nombres alternativos
Perro Sheperd
Perro policía
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoGrande

Perro Sheperd es una raza de perro conocido en Cuba como perro policía, es uno de los existentes en dicho país más populares, de origen alemán, y más conocidos por los nombres de perro pastor, perro lobo.

Perfil

Es más alto que el perro común, y su pelaje, más o menos largo, es espeso y abundante, con tonalidades que varían desde el carmelita oscuro hasta el negro.

Cabeza

La cabeza está en proporción con el cuerpo, con orejas de mediano tamaño, erectas cuando han alcanzado su desarrollo; ojos grandes en forma de almendra, de color castaño oscuro, con expresión viva e inteligente. Por un cuello fuerte y musculoso se une al cuerpo, que es alargado y comprimido lateralmente; sus largas patas con cuatro dedos las traseras y cinco las delanteras, están provistas de fuertes garras, no retráctiles, por lo que se le gastan con facilidad. Termina en una cola poblada casi siempre en arco.

Dentadura

La dentadura es semejante a la del gato, pero sus dientes son más numerosos y más fuertes y romos; de aquí que pueda triturar fácilmente los huesos que constituyen su alimento predilecto.

Su sentido

Todos sus órganos están especialmente dispuesto para la carrera, la búsqueda o la vigilancia, pero los que tiene más desarrollados son los de los sentidos. El más perfecto es el del olfato, con grandes cavidades nasales y mayor membrana pituitaria, las ventanas de la nariz muy amplias y siempre húmedas. El oído es muy fino, teniendo las orejas levantadas para percibir los ruidos más insignificantes. Su vista es muy perspicaz, y aunque es un animal diurno, ve perfectamente de noche y sus ojos relucen en la oscuridad, con un tinte verdoso como el de los gatos.

Enemigos

En estado doméstico no tiene enemigos, cuidándolo en hombre con verdadero cariño, en atención a su utilidad. Cuando está en estado salvaje ( en Cuba puede ser solamente jíbaro ) sus enemigos son las demás fieras, y el hombre que los persigue tenazmente por los daños que ocasiona, pues lo ataca sin temor y destroza las crías de animales domésticos, ganado, cerdos, etc.

Enfermedades

Rabia

La enfermedad más peligrosa que presenta es la rabia, mal llamada hidrofobia, ya que esta palabra quiere decir miedo al agua y el perro rabioso bebe, aún mucho tiempo después de presentársele el mal. La rabia del perro es de dos clases: furiosa y tranquila o muda.

Rabia furiosa

Es la más fácil de determinar, pues el animal cuando la tiene emite ladridos penetrantes característicos, está inquieto, presenta una gran voracidad hasta con sustancias no comestibles; la presencia de otro perro despierta en él una furia incontenible y no se queja ni grita al ser quemado, golpeado o herido. Si está amarrado basta matarlo para destruir el mal, pero si está suelto el peligro es mucho mayor porque huye de la casa y se lanza ferozmente sobre todo el que ve. Aparece cansado, jadeante, con la lengua afuera y horas más tarde sobreviene la parálisis y la muerte.

Rabia muda

En la rabia muda, el perro no puede morder porque tiene paralizada la mandíbula inferior. Permanece inmóvil con la boca abierta y la lengua colgante hasta morir.

La rabia dura en el perro de seis a ocho días. Esta enfermedad sólo se presenta además en los gatos, aunque muy raramente. Todos los demás animales la adquieren por inoculación, de aquí el beneficio tan grande que representa el matar el animal rabioso antes de que muerda a alguien. En la actualidad hay vacunas antirrábicas que permiten prevenir la enfermedad y curar al individuo que rápidamente se someta al tratamiento.

Parásitos

El perro puede padecer otras enfermedades de origen parasitario: la sarna, la tenia o lombriz solitaria, etc. No obstante si el hombre pone todo su interés, puede librarlo de ellas, mediante inyecciones, medicinas, etc.

Fuente

  • Amador, Dr Jorge. "A través de la naturaleza".Primera parte. Capítulo I. Página 1.Talleres tipográficos de P. FERNANDEZ Y CIA., S.EN C.La Habana (Cuba) 1936