Saltar a: navegación, buscar

Sucre (Bolivia)

Histórica ciudad de Sucre
UNESCO logo.png Welterbe.png
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
HistoricaCiudad.jpeg
Vista de la Histórica Ciudad de Sucre
Coordenadas19°2′35″S 65°15′33″O
PaísBandera de Bolivia Bolivia
TipoCultural
Criteriosiv
N.° identificación566
RegiónAmérica Latina y el Caribe
Año de inscripción1991 (XV sesión)

La histórica ciudad de Sucre, situada en las estribaciones de la Sica y Churuquella, en el centro - sur de Bolivia , es un ejemplo excelente, de la intacta y bien conservada mezcla arquitectónica lograda en América Latina a través de la asimilación de las tradiciones locales y los estilos importados desde Europa. Fue fundada por los españoles en la primera mitad del siglo XVI, siendo la primera capital de Bolivia. Por sus grandes valores culturales fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

Descripción

Fundada por el español por Pedro de Anzures, Marqués de Campo Rotondo, en 1538 como Ciudad de la Plata de la Nueva Toledo en las tierras de la Yampara, donde se asentaba la cultura indígena de la confederación Characas. Su fundación fue el resultado de las actividades mineras supervisadas por Gonzalo Pizarro, que estaba interesado en la exploración de la región oriental de las tierras altas de la Cordillera Andina. En 1559, el rey español Felipe II ordenó la fundación de la Audiencia de Characas, con sede en la ciudad de La Plata, la administración de los territorios orientales.

Aquí se observan las huellas del pasado.
La Plata fue durante muchos años el centro judicial, religioso y cultural de la región. La ciudad fue rebautizada en honor al fallecido líder de la lucha por la Independencia, Antonio José de Sucre en 1839, cuando fue declarada la primera capital de Bolivia.

La histórica ciudad fue diseñada de acuerdo a un plan urbanístico simple, con calles en damero con estampado, similar a otros pueblos fundados por los españoles en América en el siglo XVI. La riqueza mineral de la cercana ciudad de Potosí, influyó en el desarrollo económico de La Plata, que fue también un importante centro cultural (Universidad de Saint- François -Xavier, la Real Academia Carolina y el Seminario Santa Isabel de Hungria) y el asiento de la Audiencia Characas, precursora de la actual Corte Suprema. En 1609, la ciudad se convirtió en sede de un arzobispado y durante el siglo XVII, La Plata sirvió como un centro religioso para los territorios del este de España. Muchos edificios religiosos ubicados en las 113,76 hectáreas del centro histórico de la ciudad, dan testimonio de la época que marcó los inicios de la ciudad española, incluyendo las iglesias que datan del siglo XVI, como el Convento de San Felipe de Neri, San Lázaro, San Francisco, Santo Domingo y la Catedral Metropolitana, cuya construcción comenzó en 1559 y se terminó 250 años después. La Casa de la Libertad, construida en 1621 como parte del Convento de los Jesuitas, se considera que es el monumento histórico más importante de Bolivia, ya que fue aquí donde los acontecimientos que condujeron a la independencia del país se llevaron a cabo. Los edificios del siglo XVIII son característicos de la arquitectura local y similar a los construidos durante el mismo período en Potosí. Los edificios más recientes, de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, conservan los patios que caracterizaron los primeros tiempos, pero se adaptaron al estilo neoclásico importado de la España metropolitana. Los edificios de Sucre ilustran elocuentemente la mezcla de las tradiciones locales y los estilos arquitectónicos importados de Europa, entre ellos los del inicio del Renacimiento, mudéjar, gótico, barroco y neoclásico, entre los siglos XVI y XIX.

Criterio de selección

Criterio (iv): La riqueza del patrimonio del Centro Histórico de la ciudad española de Sucre (La Plata) es una ilustración intacta y bien conservada de la excelente mezcla de arquitectura realizados en América Latina a través de la asimilación de las tradiciones locales y los estilos importados de Europa.

Integridad

Sus monumentos y calles estrechas.
El límite de la propiedad incluye todos los componentes necesarios que componen el valor universal excepcional de la ciudad histórica de Sucre, con edificios construidos entre los siglos XVI y XIX que ilustran la asimilación y mezcla de las tradiciones arquitectónicas locales y los estilos importados de Europa. Por lo tanto, el área cubierta por el límite es suficiente (472,8 ha) para permitir una representación completa de las características y procesos que transmiten la importancia de esta propiedad. Además, la propiedad no ha sufrido los efectos negativos de desarrollo o falta de mantenimiento. Hay una zona de amortiguamiento de 358.24 ha.

Autenticidad

La histórica ciudad de Sucre es auténtica en cuanto a la forma y el diseño, materiales y sustancias, así como la ubicación y el entorno. Sus edificios, resultado arquitectónico de la simbiosis de estilos locales e importados, se han mantenido y conservado de manera homogénea y armoniosa, tanto en la forma y sus alrededores, en armonía con el medio ambiente.

Requisitos de protección y de gestión

La histórica ciudad de Sucre está protegido por varias leyes nacionales, decretos supremos, órdenes nacionales y municipales, y las resoluciones que determinan específicamente las medidas de protección legales, incluyendo, entre otros, la Constitución Política del Estado, el artículo 191, la Ley de Monumentos Nacionales, 8/5/1927; monumentos de arte: la Denominación en Sucre, de 8 monumentos nacionales, el artículo 8 del Decreto Supremo (DS ) 04/11/1930, la designación como ciudad histórica del casco antiguo de la ciudad de Sucre. S.D. Nº 9004 del 27/11/1969, la designación como Monumento Nacional de los edificios y de las estructuras ubicadas en Sucre, SD N° 9365 del 27/8/1970; Normas Adicionales sobre el patrimonio y los monumentos artísticos, históricos y arqueológicos, SD N º 05.918 del 11/06/1961, y las Patrimonio de Promoción Ley No.2068 del 12/4/2000. La Agencia responsable de la gestión de la propiedad es el Ministerio de Cultura, dependiente del gobierno nacional. Se han elaborado políticas de preservación y conservación, tales como el Reglamento de Patrimonio Histórico (Capítulo IV) y el seguimiento del tratamiento del Patrimonio Histórico (Capítulo III) del Plan Regulador de Sucre en 1974. El Plan consiste en el apoyo social, económico y educativo a través del desarrollo del turismo cultural concebido como un recurso para mantener y preservar el centro histórico de la ciudad. Las herramientas municipales clave, incluyen el Plan Maestro para la Revitalización del Centro Histórico, aprobado por OM Nº 083/08, y el Reglamento para la Conservación de las Zonas Históricas de Sucre aprobado por OM Nº 003/98, el instrumento jurídico y técnico que controla las intervenciones en las tres zonas protegidas del centro histórico de la ciudad e incluye estímulos y sanciones. La Unidad Mixta Municipal de Patrimonio Histórico - Planifique de Rehabilitación De Las Áreas Históricas de Sucre" PRAHS " (Unidad Municipal Mixta de la Dirección de Patrimonio Histórico - Plan de Rehabilitación de las Áreas Históricas de Sucre" PRAHS") es responsable del cumplimiento de la normativa; cualquier acción o intervención en el centro histórico de la ciudad deben tener la aprobación de esta unidad. La preservación y conservación de la ciudad histórica de Sucre se basan en normas internacionales, con fondos nacionales e internacionales. El mantenimiento del valor universal excepcional de la propiedad con el tiempo va a requerir la verificación y el monitoreo de su autenticidad e integridad para garantizar que no se pongan en peligro por las amenazas potenciales o identificadas. El plan de desarrollo de Sucre debe, sin embargo, reforzar los aspectos vinculados a la preservación del patrimonio cultural.

Fuentes