Saltar a: navegación, buscar

Théroigne de Méricourt

Théroigne de Méricourt
Información sobre la plantilla
AduC 063 Théroigne de Méricourt.JPG
NombreAnne-Josèphe Théroigne
Nacimiento13 de agosto de 1762
Bélgica
Fallecimiento1817
Bandera de Francia Francia
NacionalidadFrancesa
Otros nombresLa bella de Lieja
Conocido porPor su lucha por la igualdad de la mujer durante la Revolución Francesa
PadresPierre Théroigne y Anne-Elisabeth Lahaye

Théroigne o Lambertine de Méricourt. Fue una de las pioneras en la lucha de género en la Revolución Francesa, jefe del tercer cuerpo de ejército de los arrabales[1] y como una forma de demostrar su rebeldía ante la manera minimizada en que se trataba a la mujer, vestía como amazona, como símbolo de feminidad guerrera.

Datos familiares y estudios

Nació en Harcourt, cerca de La Roche, durante la época de la dominación austríaca. Perteneciente a una familia acomodada, tenía dos hermanos y su madre muere cuando tenía cinco años. Vive con una tía unos años quien la lleva a un convento para que reciba clases de costura, pero al resultarle la estancia tan costosa la mantiene en la casa y la trata como su sirvienta, por lo que la muchacha se escapa y retorna a su casa. Al llegar, ya el padre se había casado nuevamente (del nuevo matrimonio quedan diez hijos)[2], las condiciones financiera da la familia era cada vez más complicada y por mantener malas relaciones con su madrastra vuelve a marcharse con sus dos hermanos del primer matrimonio; la abuela los recoge, aunque uno de ellos parte a Alemania[2], pero sigue siendo para ella una vida difícil y se marcha definitivamente de su casa a los trece años[3].

Estuvo trabajando un tiempo en varios oficios (lechera, sirvienta y maestra de niños en la ciudad de Lieja). En 1778 conoce a Madame Colbert[2]; inició una vida como cortesana que la llevaron a Inglaterra e Italia, siempre como amante de algún caballero, hasta que en mayo de 1789 se instaló en Versalles. Estudió y desarrolló actividades artísticas de teatro y canto[4] además de estudiar literatura, convirtiéndose en una mujer "ilustrada". A los veinte años trató de iniciar una carrera como cantante que tuvo que dejar de lado por falta de talento.[3] Es descrita como una mujer bella, de ojos azules, basta cabellera y pelo castaño[5]

Papel dentro de la Revolución Francesa

PlacadeTheroigne.jpg

El inicio de la Revolución se encontraba en París, donde su vehemente defensa del derecho de la mujer a participar en la lucha y formar parte del ejército la hicieron famosa. Seguía los debates de la Asamblea Nacional en Versalles y mantenía informados a los seguidores de la Revolución desde el salón que creó en la calle Boulay[6] para los encuentros de los revolucionarios como Camille Desmoulins, Pétion de Villaneuve, Jacques Pierre Brissot, Dantos, Mirabeau y otros.

En medio de una reunión de jacobinos instó a muchas mujeres a entregar sus joyas del mismo modo en que lo hacía ella para ayudar financieramente al ejército insurrecto. Fundó junto a Gilbert Romme, la agrupación patriótica radical Sociedad Amigos de la Ley (Les Amis de la Loi), de la que era archivista, la sociedad se une al final con el club de los Cordeliers, entabló estrechas relaciones con Camille Desmoulins, Pétion y Sieyès y desde ese momento fue blanco de furiosas diatribas por parte de los monárquicos que tratando de desacreditar su imagen la convirtieron en un ser libertino, salvaje, sediento de sangre. Participó activamente en los Estados Generales.

Fue parte de la vanguardia de la toma de la Bastilla el 14 de julio de 1789, donde se presentó empuñando una espada - arma que manejaba con destreza al igual que la pistola - al frente de un grupo de mujeres y estuvo en todos los combates. Alfonso de Lamartine la describió en su Historia de los Girondinos:
“…una mujer joven y hermosa, vestida de hombre, que con un sable en la mano y un fusil a la espalda iba sentada (hacia el cuartel de las Tullerías) sobre un cañón que arrastraban los jornaleros, con los brazos desnudos”[7][8]

En 1790, luego de que la asamblea absuelve a Mirabeau y el duque de Orleans de las acusaciones de conspiración, se cree prudente que Théroigne se aleje un tiempo, con el pretesto de ejercer una misión en Bélgica.[9] Se dirigirse a Lieja, donde es detenida por las autoridades austriacas bajo la acusación de espionaje e intento de asesinato de María Antonieta y sospecha además de intentar sublevar a la población contra el emperador de Austria; estuvo encerrada en el castillo de Kufstein, en el Tirol,[10] Luego de pasar varios meses de cautivo, logra llamar la atención del Emperador Leopoldo con sus respuestas al ser interrogada, quien la hace llamar ante él y luego de una larga conversació ordena la pongan en libertad. Retorna a París, el 26 de enero de 1792, es recibida con todos los honores por los jacobinos que la proclamaron "Primera amazona de la Libertad". También obtuvo un cargo militar y se propuso formar un batallón de amazonas.[11]

La idea de libertad que tenía Théroigne ya no estaba tan cerca del rumbo que estaban tomando las cosas. No quería a Mirabeau por sus inmoralidades y censurando la conducta de Robespierre, dijo ante un público numeroso que si él condenaba sin pruebas, le retiraría su estimación.[12] Lo que la hizo modificar un poco sus ideas de libertad y se alió a los girondinos[13] Théroigne reproducía en su folleto algunas de las ideas de Brissot con lo que no tardó en dar prueba de la adhesión que le tenía.[14] Cuando llegó Brissot el 31 de mayo de 1793 al jardín de las Tullerías para pasar a la sala de sesiones, las mujeres jacobinas lo rodearon, Théroigne al tratar de defenderlo, éstas la creen una traidora de la Revolución, le desgarran la ropa y la golpean brutalmente hasta que llega la orden de Marat que las obliga a soltarla, (las damas del mercado, militantes jacobinas, daban como castigo la flagelación a las republicanas revolucionarias)[15]. Las lesiones en su cuerpo sanaron pero su mente fue en decline después de sufrir tan fuerte humillación.

Pensamientos feminista

Obra: Libertad guiando al pueblo (Autor: Eugène Delacroix, Museo del Louvre. París)[16]
Fue una de las primeras mujeres en exigir que les permitieran a las mujeres de París portar armas. El 25 de marzo, en un discurso en defensa de la formación de una legión de amazonas pronunciado en la Sociedad Fraternal de los Mínimos, tuvo el valor de proponer públicamente que se creara un regimiento de mujeres que tuvieran la misma rigurosidad en los entrenamientos que los hombres y proclama:
¡Ciudadanas!, ¿por qué no competimos con los hombres? […] ¡Armémonos!, mostremos a los hombres que no somos menos en el coraje o la virtud […] elevémonos al nivel de nuestros destinos y rompamos nuestras cadenas; es hora de que las mujeres abandonen el vergonzoso estado de nulidad e ignorancia al que las condenaron por tanto tiempo la arrogancia y la injusticia de los hombres. Retornemos a los tiempos en que las mujeres de Galia discutían con los hombres en las asambleas públicas, y luchaban lado a lado con sus maridos contra los enemigos de la libertad.

Nuestra conducta en Versalles el 5 y el 6 de octubre y en numerosas ocasiones decisivas e importantes después demuestran que no nos son ajenos los sentimientos nobles y magnánimos […] ¿por qué no podemos competir con los hombres? ¿Sólo ellos merecen la gloria? […] también deseamos obtener una corona cívica y reclamar el derecho de morir por la libertad, una libertad aun más cara para nosotros, pues nuestros sufrimientos bajo el despotismo han sido más hondos.[10]
Recorrió el barrio de Saint-Honoré, las Tullerías y Chailot para organizar su deseado escuadrón de amazonas en el que muchas mujeres se alistaron. Manteniendo la idea de defender los derechos de la mujer presentó una solicitud a la Asamblea:
Señores:

Esperamos que, animados por este espíritu de justicia, nos otorguéis:
1ro: Un permiso para que nos sea posible poseer lanzas, pistolas y sables, y hasta fusiles para las que tuvieran la fuerza para usarlos, para lo cual nos someteremos a los reglamentos de la policía.

2do: Otro para reunirnos los días de fiesta y los domingos en el Campo de la Federación u otros sitios adecuados, con el fin de ejercitarnos en el manejo de dichas armas.[10]

Cuando la Asamblea declara a la patria en peligro el 20 de junio, entusiastas parisinas se ofrecieron a hacer lo que veinte años antes hicieron las mujeres prusas contra el despotismo de Napoleón: defender la patria con el fusil en la mano,[17] las mujeres de Théroigne iban gritando Viva la nación.[10]

Aun cuando la prensa realista la hacía ver como una loca y la atacaban constantemente por su pasado como cortesana tratando de desacreditar su imagen, fue una de las mujeres más amadas y seguidas por las mujeres del común, e incluso de los niños, quienes siempre le siguieron y pelearon a su lado.[18]

Últimos años

Bustos de Philippe Pinel frente a su paciente Théroigne de Méricourt[19]

Un año más tarde de haber sufrido la golpisa por parte de las jacobinas, su hermano pide su tutela para manejar sus intereses financieros declarándola demente, se reconoce oficialmente loca y a principios de 1795 contando con 32 años, fue internada por su hermano en la casa del Faubourg Saint-Marceau Folles, en 1797 fue trasladada al Hospicio del Gran Hotel-Dieu y el 9 de diciembre de 1799, en la Casa de Locos de la Salpêtrière, fundado por Philippe Pinel,[3] donde quedó internada cerca de diez años hasta su muerte.

En el tiempo que estuvo en Salpêtrière, fue atendida por Étienne Esquirol de 1811 a 1817, diagnosticándole lipemanía[20] o melancolía. Esquirol, pertenecía a una familia partidaria del modelo monárquico constitucional, y continuó estudios de psiquiatría que habían sido iniciados por Pinel, quien estableciera la primera clasificación de enfermedades mentales y tenía la teoría de que el origen de las enfermedades mentales radicaban en las pasiones del alma, pertenecía a la generación de los filósofos del siglo de las Luces y a diferencia de Esquirol, estaba en desacuerdo con la ejecución del rey.

En los libros escritos por Esquirol en 1820 y publicados en 1838[3] se encuentran los relatos más detallados que se conocen sobre el estado de Théroigne. Para ilustrar su caso, le encargó al dibujante Georges François Marie Gabriel creara un retrato de Théroigne. Entre los fragmentos escritos por Esquirol se encuentra detalles de su comportamiento:
Todos los días, mañana y tarde, inunda su cama con varios cubos de agua. Pasease a pie descalzos en su celdilla ambosada y llena de humedad, sin que haga mudar de régimen el frío más intenso. Jamás se ha podido lograr que se acostase con camisa ni con dos cubiertas. Cuando hiela y no pierde tener agua en abundancia, quiebra el hielo para recoger lo que hay debajo para remojar su cuerpo y particularmente los pies.[21]
Aunque también deja escrito que hasta sus últimos días nunca dio señales de haber recuperado la memoria, si detalla que:
Hasta sus últimos días conservó restos de hermosura, notándose particularmente la perfección de sus pies y manos[22]
Retrato realizado por Ambroise Tardieu - Théroigne de Méricourt, en Des maladies mentales...(E. Esquirol, 1838)

Los estudios realizados por Esquirol se fuero acompañando por dibujos que reflejaran las condiciones psíquicas de los pacientes. George Francois Marie Gabriel fue un retratista asociado a la cultura visual de la Revolución, y que había realizado retratos anteriores sobre enfermos mentales para Dictionnaire des sciences médicales.[23] Esquirol le encargó realizar un retrato de Méricourt, el que fue, a diferencia de los anteriores, un retrato de una interna real, y no de uno que partiría de una descripción verbal como a principios del siglo XIX.

Aunque la imagen está centrada en el rostro, muestra muy pocos detalles del estudio de la expresión, en ella, se muestra a Théroigne un poco más joven y delicada que en el gravado realizado por Auguste Ambroise, el que a su vez tomó como referencia el dibujo de Gabriel. En el grabado, Auguste transforma la imagen tomada por el dibujante y lo transforma en una figura trastornada y representada como una ilustración con fines científicos.

Su rostro se pasó de ser el de una revolucionaria al de un prototipo de lipemanía. Existe una gran diferencia entre el grabado de Auguste y la obra original de Gabriel, sobre todo en la imagen y expresión, mostrando Auguste a una mujer mayor con aspecto melancólico, mirada triste, y cabeza gacha, elementos estos más importantes para un mejor estudio de la enfermedad.[23]

Fallece el 9 de mayo de 1817 con 58 años de edad,[21] aunque otras fuentes colocan su muerte en el mismo año, difieren en el día y mes, algunas tienes fechadas el 8 de junio o el 23 de junio. Tras su muerte, los liejenses demolieron su casa y ninguna calle lleva su nombre. La historiografía reciente de la Revolución de Lieja no menciona la participación de las mujeres en la misma.[24]

Representación en el arte

Théroigne de Méricourt: Une femme mélancolique sous la Révolution (portada)

En la literatura, la vida de Théroigne sirvió de inspiración para crear la obra poética máxima de Charles Baudelaire titulada "Las flores del mal". El libro Théroigne de Méricourt une femme mélancolique sous la Révolution, escrito por la historiadora, psicoanalista y ensayista mundialmente reconocida, la francesa Élisabeth Roudinesco, fue uno de los éxitos de la conmemoración del bicentenario de la Revolución Francesa.

También se inspiró Eugène Delacroix para la imagen de su obra Libertad guiando al pueblo (La liberté guidant le peuple (1830)), obra que a partir de las similitudes entre corpiño, el gorro frigio y el pecho al aire, Robert-Fleury estableció un paralelismo entre la figura de la Libertad y la histeria.[25]

En el teatro, Paul Hervieu la muestra en un drama histórico de seis actos que se muestra por primera vez el Teatro Sarah Bernhardt, el 23 de diciembre de 1902, teniendo como actriz principal a la francesa Sarah Bernhardt.

El museo Dr. Guislain en Gante es mejor conocido por su colección única de art brut. Dentro de su exposición Mujeres nerviosas - dos siglos, las mujeres y sus psiquiatras, se encuentra el busto del médico Philippe Pinel y su paciente Theroigne la Mericourt, realizados a partir de pinturas realizadas o materiales de archivos.

Publicaciones

Referencias

Fuentes