Saltar a: navegación, buscar

Tossa del Mar

Tossa del Mar
Información sobre la plantilla
Tossa.jpg
Información
Idiomalatín
Correspondencia actualProvincia de Gerona Cataluña


Antecedentes

Tossa del mar: Pueblo de calles estrechas y empinadas, casas centenarias de piedra, un castillo y una muralla que protegía a la población de los ataques de piratas. Así es la Vila Vella de Tossa del Mar, un encantador pueblo fortificado de la Edad Media que se extiende hasta el mar en el litoral de la Costa Brava. Su muralla y su castillo con vistas al mar son dos joyas arquitectónicas casi intactas.


Historia

El pasado más remoto de Tossa de Mar se remonta al período romano. De esta fecha es la primitiva Villa romana dels Ametllers. Ya más tarde, la ciudad ha tenido influencias árabes, fue una importante plaza medieval y en el siglo XIX asediada por los franceses. La primitiva Villa romana del Ametllers estaba dividida en dos partes, la par urbana y la par fructuaria. O lo que es lo mismo, la parte noble y la arte dedicada a la agricultura. La actividad económica principal era la exportación de vinos y tuvo su período de esplendor entre los siglos I a.C. y I d.C., concretamente en el período augustal.

El nombre actual de la población proviene de Turissa y fue hallado en un mosaico del romano tardío. Se piensa que este apelativo fue utilizado por primera vez por los Íberos. En el siglo VIII fue invadida por los árabes. Esta influencia y posteriormente la reconquista y el período feudal terminaron por romper la forma de producción agrícola que se venía ejerciendo desde la llegada de los romanos.

En el siglo XII para proteger a Tossa de los piratas que continuamente azotaban la costa mediterránea se construyó el recinto amurallado conocido con el nombre de Villa Vela. Este se convertirá en el más importante testimonio medieval de la costa catalana.

Durante el siglo XIX, Tossa sufrió la invasión napoleónica. Una de las mayores secuelas sería el derrumbe de la bonita iglesia gótica de San Vicente. Hoy día aún son visibles sus ruinas.

El siglo XX sería el de la transformación. Como muchos otros pueblos de la costa española, Tossa de Mar empieza a tener gran auge en el turismo. Su aspecto provoca grandes contrastes entre lo nuevo y lo viejo. Pero hoy día es una ciudad que sirve conservando su esencia y que mantiene una naturaleza incomparable rodeando sus playas y calas.

Transporte

Autobuses a Tossa de Mar desde el aeropuerto de Barcelona: no hay ninguna conexión directa entre el aeropuerto de Barcelona y Tossa de Mar, a no ser que se alquile un transporte privado. Desde el aeropuerto de Barcelona, primero hay que desplazarse al centro de la Barcelona. La conexión más sencilla es tomar el autobús del aeropuerto Aerobús A1, que sale directamente delante de las terminales También se puede tomar el tren de cercanías (reconocible por la C invertida de color blanco sobre un círculo rojo) para ir al centro de Barcelona. Al llegar a Barcelona hay que desplazarse en Metro (M) o Taxi hasta la estación de autobuses Estación del Nord (parada de metro Arc de Triomf) desde donde sale el autobús a Tossa de Mar. Como no hay estación de tren en Tossa de Mar es mejor tomar el autobús para ir a Tossa de Mar. La estación de tren más cercana a Tossa se encuentra a 18 km, en la localidad de nes. Desde la Estación del Norte (Estació del Nord) de Barcelona salen autobuses de la compañía Sagalés/Sarfa, cada 1 o 2 horas, hacia Tossa de Mar. Duración del viaje: aprox. 1 h 20 min

Turismo

El sol del Mediterráneo inunda de luz este pueblo catalán plagado de restaurantes, bares y discotecas, donde los turistas treintañeros encuentran diversión en las calurosas noches de verano. Si visitas Tossa en verano pasarás una entretenida velada en cualquiera de sus restaurantes con música en directo y flamenco. Y si coincides con algunas de sus fiestas populares, descubrirás su folklore y disfrutarás con tanto baile, música, desfiles y fuegos artificiales. Acantilados, pinares, calas y playas componen el perfil litoral de la comarca de la Selva, en la que se enclava Tossa de Mar. El sector más meridional de la Costa Brava ofrece al turista una increíble oferta de historia, arte y ocio, a orillas del mar Mediterráneo. Esta localidad gerundense pone a disposición del viajero una amplia y variada oferta de alojamientos, a la medida de todos los gustos. La gastronomía, otra de las riquezas culturales de este lugar, convencerá a los paladares más exquisitos.


Características Geográficas

Tossa de Mar es uno de los destinos más célebres de la Costa Brava. Se encuentra casi a medio camino entre Barcelona (a 86 Km.) y Francia (a 107 km.), y a 53 km. de Gerona. Tossa de Mar , perteneciente a la provincia de Gerona, Cataluña. Está situado en la comarca de la Selva, y su ubicación en la Costa Brava hace que sea un destino turístico importante. En la población viven de forma permanente aproximadamente 8.000 habitantes y acoge a unos 15.000 turistas durante los meses de verano.

A pesar de que es una de las playas españolas a las que más pronto llegó el turismo internacional, hoy sigue siendo un tranquilo destino vacacional frecuentado por familias con niños.

Lo más llamativo de Tossa de Mar es la gran fortaleza medieval que encontramos en la bahía, en plena playa. Sobre un pequeño promontorio se sitúa este complejo medieval, llamado la "Vila Vella", con sus murallas muy bien conservadas y siete torres circulares. Se considera que fue construida en S. XII como recinto defensivo contra los ataques de los piratas. Por la noche iluminada está bellísima dominando la bahía.

Cerca del recinto se encuentran los hallazgos arqueológicos de lo que fuera una villa romana del siglo IV D.C. Dentro la "Vila Vella" está el Museo de Arte local con colecciones arqueológicas, y también de arte más reciente con exponentes de pintura, escultura y vidrio. Obras destacadas del museo son las pinturas Serra y Chagall que reflejan paisajes de Tossa de Mar y sus alrededores.

Al pie de la fortaleza, en la parte sur, se encuentra la playa "d'Es Codolar", situada en zona que ocupaba el antiguo puerto de Tossa de Mar. Es una playa de arena de grano grueso con aguas muy azules donde frecuentemente anclan pequeños barcos pesqueros.

A los pies del faro se encuentra "Es Racó", donde comienza la Playa de Tossa o "Platja Gran", que como su nombre indica es la más grande del municipio. Esta amplia playa de arena de grano grueso es la más frecuentada en verano.

Siguiendo al norte encontramos la Playa del Reig, una playa de grava muy popular entre los aficionados al buceo.

Tras caminar por un paseo marítimo que se encuentra entre dos miradores, llegamos a la Playa de la Mar Menuda o "Sa Bauma". Esta playa es de arena, con una mezcla de grano fino y grueso.

Si seguimos hacia el norte terminamos en una costa abrupta y rocosa, donde encontramos una especie de puerto natural llamado "la Banyera de Ses Dones" con bonitas formaciones rocosas dentro del agua.


Fuente