Borraja

De EcuRed
Borraja
Información sobre la plantilla
Nombre Científico:Borago officinalis L.
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Orden:Lamiales
Familia:Boraginaceae
Subfamilia:Boraginoideae
Género:Borago
Especie:Borago officinalis
Borraja (Borago officinalis). Planta más representativa de la familia de las Boragináceas, plantas que suelen tener el tallo y las hojas cubiertas de pelos. La familia abarca más de 150 géneros y unas 1.500 especies que crecen de forma espontánea en todas las regiones templadas y subtropicales del mundo y que abundan de manera especial en la cuenca mediterránea.

Contenido

Taxonomía

Nombre científico

Autores

  • Linnaeus, Carl von
    Partes de la Borago officinalis
    Partes de la Borago officinalis
  • Publicado en: Species Plantarum 1: 137. 1753. (1 May 1753)[4]

Sinonimia

  • Borago advena Gilib.
  • Borago aspera Gilib.
  • Borago hortensis L.[5]

Nombre común

Aborraja, alcohelo, argabazo, borracha, borrachera, borrachuela, borraga, borraina, borraja, borraja blanca, borraja común, borraja fina, borrajas, borraxa, buglosa vulgar, burraja, corrago, flores cordiales, forrajas, lengua de buey, pulmunar, árnica.[6]

Origen y variedades

La borraja es una planta humilde y poco conocida, oriunda de la Europa mediterránea. Esta planta crece silvestre en muchos lugares de tierras fértiles y húmedas, en los bordes de las carreteras, en las laderas de las montañas, y se reconoce con facilidad por los pelillos que cubren sus tallos y sus hojas, así como por las flores de color azul, rosado o blanco.

El nombre de borraja, según algunos historiadores, deriva del vocablo latín borra, que significa "pelo", por la cantidad de pelillos que cubre toda la planta. Otros autores afirman, sin embargo, que el nombre de esta verdura procede del árabe abu rash, que significa "padre del sudor", en referencia a las propiedades sudoríficas de la planta, en particular de sus flores.

Los antiguos fitoterapeutas que basaban sus remedios curativos en los vegetales, recomendaban las flores de borraja como ayuda eficaz en enfermedades que producían fiebre por su reconocido efecto sudorífico y depurativo. Sus flores se empleaban por su efecto cromático, además de por sus propiedades medicinales, como ingrediente de ensaladas.

En la actualidad, en países como Francia e Italia la borraja se considera una verdura de lujo y los platos donde es protagonista se presentan como una auténtica especialidad en restaurantes de prestigio. Sin embargo, en la mayor parte de España es una verdura desconocida. En la zona norte, la ribera del Ebro a su paso por Navarra y Aragón concentra regadíos dedicados al cultivo de borraja. En la provincia de Zaragoza la extensión del regadío dedicada a su producción supone un 75% y en Navarra representa el 25% del total nacional, por delante de Huesca y Teruel. También son muchas las familias que siembran borraja en sus huertos para consumo propio.

A pesar del origen mediterráneo de la borraja, son pocas las provincias de España donde se cultiva y donde se consume como cualquier otra verdura. En la zona norte del país es una verdura muy recurrida en invierno, su mejor temporada de cultivo, aunque se puede adquirir fresca en el mercado durante todo el año.

Hábitat

En lugares donde abundan los restos orgánicos.

Componentes

Características

Flor
Flor
Planta anual muy híspida de la familia de las Boragináceas de hasta 60 cm. Tallos erectos cubiertos de cerdas. Hojas inferiores pecioladas, ovales, en roseta basal; hojas superiores sésiles. Flores agrupadas en cimas péndulas,con corola de hasta 2,5 cm., azul y con estambres en agrupamiento cuneiforme de color púrpura.
  • Forma: el aspecto de la borraja es característico: una sucesión de tallos sujetos al pedúnculo en forma de penca, que termina en unas hojas ovaladas. La peculiaridad de esta verdura es que tallo y hojas están totalmente cubiertas por unos pelillos largos, erizados, ásperos y molestos al tacto.
  • Tamaño: los tallos llegan a medir hasta 60 centímetros de altura.
  • Color:tanto el tallo como las hojas son de un color verde.
  • Sabor:cuando se consume la borraja se aprecia su sabor fino y delicado, muy vegetal.

Elección

La planta de mayor calidad es la que presenta las hojas frescas, tiernas e intactas, de color verde brillante y uniforme. No conviene elegir las borrajas de hojas muy ásperas, con tallos gruesos y fibrosos y de tono amarillento, ni las que tengan las hojas blandas y lacias.

Como se trata de una verdura muy perecedera, conviene conservarla en la nevera dentro de una bolsa de plástico perforada y no lavarla hasta el momento de su utilización.

El disfrute del delicado sabor de la borraja y de sus virtudes nutritivas cada vez resulta más sencillo. La industria agroalimentaria trabaja en la fabricación de la borraja en conserva y, desde hace poco tiempo, se comercializa ultracongelada, al igual que otras verduras. Y cada vez más verdulerías ofrecen al consumidor raciones de borraja limpia y cortada, lista para cocinar.

Propiedades medicinales

Uso interno

Hojas
Hojas
*Diurética:Favorece la eliminación de orina del organismo, siendo por lo tanto muy interesante su uso, no solamente en caso de obesidad, sino también cuando conviene, a través de la orina, eliminar toxinas del cuerpo, como en las enfermedades reumáticas, hepatismo, problemas cardíacos etc. Aquí seguramente influye el hecho de contener en sus hojas la colina, elemento que forma parte del complejo de la vitamina B, imprescindible en el metabolismo de las grasas y cuya ausencia puede llegar a producir cirrosis, aumento de la presión arterial o problemas renales. Infusión durante 30 minutos de 15 gr. de hojas secas. Tomar una taza después de las principales comidas.
  • Sudorífica:Aumenta el sudor por lo que, además de los usos anteriores es particularmente interesante para ayudar a combatir las enfermedades del pecho: tos, angina de pecho, bronquitis, resfriado, etc. Decocción de una onza de flores secas por litro de agua. Tomar 4 tazas pequeñas al día.
  • Próstata:Muy adecuada en caso de inflamación de la próstata y prostatitis. Decocción de un puñado de hojas en un litro de agua durante 10 minutos. Beber un par de tazas al día.
  • Anti-estrés:Para equilibrar el exceso de hormonas suprarrenales que se produce en una situación de estrés. Infusión de una cucharada de hojas secas por vaso de agua. Tomar un par de vasos al día.

Uso externo

  • Emoliente y tonificante: Es beneficiosa para las afecciones de la piel (granos, pústulas, furúnculos, herpes, etc.) y tiene un efecto tonificante de la misma, aumentando su fortaleza y mejorando su aspecto. Influye en estas propiedades la presencia del ácido nicótico o niacina que es muy útil en la prevención de enfermedades de la piel, así como los trastornos nerviosos o gastrointestinales. Cataplasmas con la infusión de un puñado de hojas secas por litro de agua. Baños con agua en la que se introduce un par de litros de la misma infusión.

Otros usos

  • Aceite de borraja:Muy rico en ácido gamma- linolénico que el organismo transforma en prostraglandinas. Las propiedades de este componente, se aprovechan en forma de suplementos para tratar:
  1. La presión arterial alta, dado que este componente ejerce una dilatación de las arterias y favorece el riego sanguíneo.
  2. Colesterol: Al impedir su formación regulan el nivel de colesterol.
  3. Antihormonal: Regula la producción de estrógenos, por lo que se manifiesta muy útil en los tratamientos del síndrome premenstrual y en el tratamiento de la mastopatía friboquistica.
  • Externamente se utiliza para combatir enfermedades de la piel.
  • Alimentario:Las hojas tiernas pueden ser comidas como verdura hervida, bien sola o mezclada con otras verduras. En este caso es conveniente beber el caldo de la misma, que contiene todas las propiedades mencionadas anteriormente. las mismas hojas pueden ser comidas crudas, en ensalada, fritas, salteadas, con queso etc. (Es conveniente no dejar las hojas tiernas mucho tiempo cortadas, pues se descomponen fácilmente). Las flores pueden comerse crudas en ensaladas, con lo que estas adquieren un toque muy exótico.

Toxicidad

La presencia de alcaloides pirrolizidínicos (licopsamina, supinina, thesinina y amabilina) tiene un efecto tóxico en el hígado, por lo que no se aconsejan los tratamientos prolongados así como su uso normal en casos de embarazo o sospecha de formaciones tumorales.

Propiedades nutritivas

La borraja destaca por su bajo valor energético debido a que el agua es su mayor componente. De su composición vitamínica es apreciable su aporte de vitamina C y de pro-vitamina A (beta-caroteno), ambas de reconocida acción antioxidante. El beta-caroteno es un pigmento natural que confiere el color amarillo-anaranjado-rojizo a los vegetales y que el organismo transforma en vitamina A, en función de sus necesidades.

En el caso de la borraja, el beta-caroteno está enmascarado por la clorofila, pigmento más abundante. La vitamina A o retinol contribuye al mantenimiento y reparación de los tejidos corporales, favorece la resistencia a las infecciones, es necesaria para el correcto desarrollo del sistema nervioso y para la visión e interviene en el crecimiento. También participa en la elaboración de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales. Además, es reconocida por su acción antioxidante, al igual que la vitamina C. Ésta última interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, además de favorecer la resistencia a las infecciones y la absorción de ciertos nutrientes de los alimentos (hierro, ácido fólico y ciertos aminoácidos).

En la borraja destaca el potasio, el calcio, el sodio y el hierro, además de cantidades discretas de magnesio, zinc y fósforo. El calcio y el hierro vegetal se aprovechan mucho menos que los procedentes de alimentos de origen animal por parte de del cuerpo. El potasio interviene en la transmisión y generación del impulso nervioso, en el funcionamiento de la actividad muscular normal, así como en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

La planta contiene mucílagos, un tipo de fibra, y significativas cantidades de flavonoides y taninos, sustancias responsables de diversas propiedades medicinales que se le atribuyen a la borraja.

En los manuales de fitoterapia se recomienda el empleo de las flores, de las hojas y del aceite de las semillas de borraja como remedio de diversas dolencias. Pese a sus interesantes cualidades diuréticas, sudoríficas y depurativas, la borraja es una verdura poco conocida y consumida.

  • Potente diurética y laxante suave: Su riqueza en sales de potasio, junto con los flavonoides y taninos, le confieren a la borraja su carácter diurético y sudorífico. Favorece la producción y eliminación de la orina, por lo que resulta aconsejable para quienes padecen hipertensión arterial, retención de líquidos, hiperuricemia, gota, quienes tienen tendencia a formar cálculos renales y en caso de oliguria (producción escasa de orina). Además, su consumo produce un ligero efecto laxante por la fibra, lo que resulta beneficioso en caso de estreñimiento.

La borraja puede hervirse y tomarse como verdura. El caldo resultante de la cocción es un buen diurético y conserva todo el sabor de la planta.

Eficaz sudorífico: Por su abundancia en mucílagos, un tipo de fibra con acción emoliente, el consumo de borraja está recomendado para quienes sufren trastornos gástricos, estómago delicado, gastritis, etc.

También resulta beneficioso en infecciones respiratorias de las vías altas como resfriados y catarros, ya que suaviza las mucosas, facilita la expectoración y aumenta la transpiración o producción de calor (acción sudorífica). Por ello está indicada como depurativo en enfermedades infecciosas y febriles (sarampión, varicela) y de las vías respiratorias (tos, resfriado, gripe, bronquitis, faringitis), si bien la acción sudorífica es más intensa en las flores que se utilizan en infusión.

Prevención de enfermedades

El beta-caroteno o provitamina A destaca en la composición de la borraja, lo que la convierte en una verdura recomendada para quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de vitamina A. En este grupo se hallan quienes siguen dietas bajas en grasa o personas cuyas necesidades nutritivas están aumentadas por distintas razones: periodos de crecimiento, embarazo y lactancia, tabaquismo, alcoholismo, empleo de anticonceptivos orales y de diuréticos, estrés, defensas disminuidas, actividad física intensa, cáncer y SIDA o enfermedades inflamatorias crónicas. Además, la disponibilidad de beta-caroteno aumenta con la cocción, por lo que la borraja cocida, una forma habitual de consumirla, sigue siendo buena fuente de esta provitamina.

No ocurre lo mismo con la vitamina C, también presente en la borraja, cuya concentración se reduce por la exposición al aire, a la luz o al calor. La provitamina A y la vitamina son antioxidantes y su aporte adecuado contribuye a neutralizar la acción dañina de los radicales libres, sustancias implicadas en el desarrollo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y cáncer. El consumo de alimentos ricos en provitamina o vitamina A también se aconseja a personas propensas a padecer infecciones respiratorias (faringitis, laringitis o bronquitis), problemas oculares (fotofobia, sequedad o ceguera nocturna) o con la piel seca y escamosa.

Potencia el sistema de defensas: En las últimas décadas se han acumulado pruebas que avalan la existencia de una serie de acciones biológicas de los carotenoides entre las que se incluyen efectos beneficiosos sobre el sistema inmunológico o de defensas. De esta forma, estas sustancias se alzan como un importante apoyo para aliviar enfermedades carenciales y situaciones patológicas.

Regula la función intestinal: Su contenido de fibra le confiere propiedades laxantes. La fibra previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en sangre) en las personas que tienen diabetes.

Exceso de peso: La borraja, una de las verduras de menos valor energético, tiene un hueco especial en la dieta de quienes siguen dietas de adelgazamiento, siempre que se cocine con poca grasa.

Gracias a su suave sabor, no presenta tanta dificultad introducir la borraja en la dieta habitual de los niños. El principal inconveniente estriba en la falta de costumbre de su consumo en la mayor parte del país. Hervida y combinada con patata y zanahoria es una buena opción para que la prueben los más pequeños. También se puede incluir como ingrediente de las ensaladas. Para ello se servirá cruda y se utilizarán sólo los tallos delgaditos y las hojas más tiernas. Si éstas últimas se pican fino, se pueden emplear para condimentar ensaladas y otros platos. Las sobras de borraja se pueden mezclar con patata y huevo para elaborar una tortilla de patata con un toque original.

Recolección y conservación

Las hojas se recogerán cuando la planta empieza a echar hojas, a finales de invierno o principios de primavera. Las flores durante todo el verano. Ambas deberán secarse a la sombra y guardarse en un lugar seco.

Curiosidades

El aceite que se extrae de las semillas de la borraja destaca por su riqueza en ácido gamma-linolénico, precursor de prostaglandinas y tromboxanos. Estas sustancias resultan imprescindibles para regular diversos procesos metabólicos como la dilatación de vasos sanguíneos, la reducción de la presión arterial, la inhibición de la agregación plaquetaria, así como la regulación del sistema hormonal y del metabolismo general.

Por sus numerosos efectos positivos, el aceite de borraja se utiliza en el área médica como coadyuvante en la prevención de ciertas afecciones: hipertensión, hipercolesterolemia, dismenorrea y riesgo cardiovascular (arteriosclerosis, trombosis), entre otras.

Preparación

En ensalada, hervida, salteada, guisada... son sólo algunas maneras sencillas de presentar esta verdura de sabor fino. De la borraja hay que reconocer sus cualidades gustativas, que la distinguen como verdura de corte fino y delicado en todos los platos en los que se incluye.

El hervido es la técnica culinaria empleada con más frecuencia en esta verdura, combinada con patata y zanahoria. No conviene cocerla demasiado tiempo. Si además se toma el caldo de cocción se aprovechan sus sales minerales disueltas.

Con las hojas frescas de la borraja se prepara un zumo refrescante que resulta útil en las dolencias hepáticas y como depurativo. Además, con las hojas y flores secas puede prepararse una decocción o infusión.

El jugo de borraja es un reconocido depurativo y se elabora con el licuado de las hojas tiernas, aunque también se pueden aprovechar sus propiedades diuréticas si se consume el caldo que queda tras hervir la verdura.

Referencias

  1. Nombre científico de Borago officinalis. Consultado 16 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  2. Nombre científico de Borago officinalis. Consultado 16 de agosto de 2012. Disponible en:www.theplantlist.org
  3. Nombre científico de Borago officinalis. Consultado 16 de agosto de 2012 en Software Catalogue of Life: 2011 Annual Checklist, CD. ETI BioInformatics, 2011. Disponible en: www.catalogueoflife.org
  4. Autores de Borago officinalis. Consultado 16 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  5. Sinonimia de Borago officinalis. Consultado 16 de agosto de 2012. Disponible en:www.theplantlist.org
  6. Nombre común de Borago officinalis. Consultado 16 de agosto de 2012. Disponible en:wikipedia.org

Fuentes