Saltar a: navegación, buscar

Candidiasis bucal

Candidiasis bucal
Información sobre la plantilla
Candidiasis bucal.jpg
Concepto:Es una infección por hongos levaduriformes del revestimiento de las membranas mucosas de la boca y la lengua.

Candidiasis bucal. También llamada micosis candidiásica, es una enfermedad causada por un hongo (Candida albicans). Todas las personas tienen este hongo, por fuera y dentro del cuerpo. Se puede encontrar en la piel, en el estómago, en el colon, en el recto, en la vagina, en la boca y en la garganta. Casi siempre, la Candida albicans es inofensiva y en realidad, ayuda a mantener el nivel bacteriano adecuado. Sin embargo, algunas veces se desarrolla un crecimiento desmedido de este hongo, que podría generar una variedad de problemas.

Nombres alternativos

Candidosis oral; Candidiasis oral; Estomatitis candidósica; Infección micótica de la boca; Cándida oral.

Causas

La candidiasis bucal es causada por formas de un hongo llamado cándida. Una pequeña cantidad de este hongo vive en la boca la mayor parte del tiempo y por lo general es mantenido a raya por el sistema inmunitario y otros tipos de gérmenes que normalmente también viven allí. Sin embargo, cuando el sistema inmunitario está débil, el hongo puede multiplicarse, llevando a que se presenten úlceras (lesiones) en la boca y en la lengua. Las siguientes circunstancias pueden incrementar las probabilidades de desarrollar candidiasis bucal:

Síntomas

La candidiasis bucal aparece como lesiones aterciopeladas y blanquecinas en la boca y en la lengua. Debajo de este material blanquecino, hay tejido enrojecido que puede sangrar fácilmente. Las lesiones pueden aumentar lentamente en número y tamaño.

Pruebas y exámenes

El médico o el odontólogo casi siempre pueden diagnosticar la candidiasis bucal observando la boca y la lengua, ya que estas lesiones micóticas tienen una apariencia distintiva. Si no está claro del todo, se puede llevar a cabo uno de los siguientes exámenes para buscar los organismos cándida:

  • Examen microscópico de raspados bucales
  • Cultivo de lesiones bucales

Tratamiento

Para la candidiasis bucal, a menudo no es necesario el tratamiento, debido a que ésta se resuelve por sí sola al cabo de dos semanas. Si la persona desarrolla un caso leve de candidiasis bucal después de tomar antibióticos, consumir yogurt o tomar cápsulas de acidófilos de venta libre puede servir. Usar un cepillo de dientes suave y enjuárse la boca con una solución de agua oxigenada diluida al 3% varias veces al día. El buen control de los niveles de glucemia en personas con diabetes puede ser todo lo que se necesita para eliminar una infección de candidiasis bucal. El médico puede prescribir un enjuague bucal antimicótico (nistatina) o tabletas (clotrimazol) para chupar si tiene un caso de candidiasis bucal severo o un sistema inmunitario debilitado. Estos productos generalmente se necesitan por 5 a 10 días. Si no funcionan, se pueden prescribir otros medicamentos. Si la infección se ha diseminado a todo el cuerpo o si la persona tiene VIH/SIDA, se pueden utilizar medicamentos más fuertes como ketoconazol (Nizoral) o fluconazol (Diflucan).

Pronóstico

Candidiasis en los bebés.

La candidiasis bucal en bebés puede ser dolorosa, pero rara vez es grave. Debido a la molestia, puede interferir con el proceso de alimentación y, si no se resuelve espontáneamente en dos semanas, lleve al bebe al pediatra. La candidiasis bucal en adultos puede curarse; sin embargo, el pronóstico a largo plazo depende del estado inmunitario y de la causa del déficit inmunitario.

Posibles complicaciones

Si la persona tiene un sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, si es VIH positivo o está recibiendo quimioterapia), la cándida se puede diseminar por todo el cuerpo, causando infección en el esófago (esofagitis), cerebro (meningitis), corazón (endocarditis), articulaciones (artritis) u ojos (endoftalmitis).

Prevención

Si la persona presenta brotes frecuentes de candidiasis bucal, el médico le puede recomendar tomar medicamentos antimicóticos regularmente para evitar infecciones recurrentes. Si un bebé con candidiasis bucal está lactando, la mama debe consultar con el médico acerca de las formas apropiadas de prevenir las infecciones futuras, como un medicamento antimicótico. Esterilice o descarte cualquier chupete. En el caso de los bebés con candidiasis bucal alimentados con biberón, descarte la tetina y comprar unas nuevas a medida que la boca del bebé comience a curarse. Para prevenir la diseminación de la infección por VIH, observe las prácticas de sexo seguro y las precauciones universales al trabajar con hemoderivados.

Fuentes