Saltar a: navegación, buscar

Centro Histórico Urbano de Cienfuegos

Centro Histórico Urbano de Cienfuegos
Información sobre la plantilla
Centro historico urbano de cienfuegos.jpg
Ubicación Geográfica:Cienfuegos. Cuba.
Centro-historico.jpg
Centro Histórico Urbano de Cienfuegos. Fusión de los estilos arquitectónicos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, es un conjunto urbano de extraordinarios valores culturales por los cuales se le concedió la distinción de Patrimonio de la Humanidad. Sus testimonios, desde la inicial organización y el trazado urbano, refieren los procesos creativos arquitectónicos y las técnicas constructivas, reflejan las costumbres, la forma de vida, la cultura material y espiritual de la ciudad de Cienfuegos.

Caracterización

El Centro Histórico de Cienfuegos tiene una superficie de 90 hectáreas y 91 manzanas. Es un modelo singular del urbanismo cubano y caribeño del siglo XIX. Con un trazado ortogonal en forma de cuadrícula, el conjunto se caracteriza por la compactación constructiva, la homogeneidad estilística y la monumentalidad de sus principales edificaciones. Su entorno arquitectónico, neoclásico y ecléctico, se articula alrededor del Parque José Martí, y el Paseo del Prado.

La Catedral de Nuestra Señora de la Purísima Concepción, el Teatro Tomás Terry, el Palacio Ferrer, el edificio del antiguo Casino Español, la Casa de Gobierno (antiguo Ayuntamiento), los palacios Blanco y Goitizolo y la Casa de los Leones, son algunas de las construcciones icónicas de la ciudad. No obstante estos hitos arquitectónicos, la mayor relevancia del Centro Histórico radica en la unidad ambiental que exhibe el conjunto.

Monumento Nacional y Patrimonio de la Humanidad

Por sus valores patrimoniales, el Centro Histórico Urbano de Cienfuegos fue declarado Monumento Nacional el 17 de abril de 1995. Además, el Comité de Patrimonio Mundial lo declaró Patrimonio de la Humanidad, en julio de 2005, por considerarlo un exponente representativo de la influencia de la Ilustración Española en América Latina, y un ejemplo único de las ideas de modernidad, higiene y orden en el planteamiento urbanístico decimonónico.

Vida cultural

El Centro Histórico ha sido el principal núcleo cultural de la ciudad. Las tradiciones teatrales -con actuaciones de figuras locales tales como Luisa Martínez Casado y Arquímedes Pous, unidas a las de compañías de prestigio internacional- han contribuido a la formación de la sensibilidad artística de los habitantes de Cienfuegos.

La música popular y las artes aplicadas devinieron tradiciones. Esta actitud estética, generada desde el siglo XIX con la decoración de interiores -por ejemplo la del Teatro Tomás Terry, que corrió a cargo del pintor español Camilo Salaya- tuvo sus continuadores en destacados creadores, entre los que se encuentran Mateo Torriente, Juan David y Benjamín Duarte.

Las Sociedades de Instrucción y Recreo alcanzaron su máximo reconocimiento con la construcción de edificios representativos. Es el caso del Liceo, en el Paseo del Prado; Minerva, en la calle Argüelles, y la creación del Club Ateneo, en la segunda planta del Teatro.

Después del triunfo de la revolución cubana, la política cultural se encaminó al fomento de la actividad artística desarrollada por aficionados. El Teatro Terry reabrió sus puertas tras una importante restauración en la que intervino el escultor local Mateo Torriente. Asimismo, inmuebles aledaños al Parque Martí, antaño residencias de familias pertenecientes a la alta burguesía, se transformaron en instituciones culturales entre las que se cuentan la Casa de Cultura, el Museo Provincial y la Galería de Reproducciones de Arte Universal. Además se retomaron las tradicionales funciones de la Banda Municipal que tienen como sede la hermosa glorieta construida en 1942. En el Paseo del Prado se creó la Sala de Teatro Guiñol y se instaló la Biblioteca Provincial en el antiguo Liceo.

Fuente

Enlaces externos