Saltar a: navegación, buscar

Checoslovaquia

Československo
Checoslovaquia¹
Información  sobre la plantilla

Bandera del Imperio austrohúngaro.png

19181992

Bandera de Republica Checa.jpg
Bandera es.jpeg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: Pravda vítězí («La verdad prevalece»)
Himno nacional: Kde domov můj? y Nad Tatrou sa blýska
Ubicación de Checoslovaquia
Capital Praga
Idioma oficial Checo y Eslovaco
Gobierno República
Presidente
 • 1918-1935 Tomáš Masaryk
 • 1935-1938²
1945-1948
Edvard Beneš
 • 1968-1975 Ludvík Svoboda
 • 1989-1992 Václav Havel
Secretario General
 • 1968-1969 Alexander Dubček
Historia
 • Independencia del Imperio austrohúngaro 1918
 • Acuerdos de Múnich 29 de septiembre de 1938
 • Checoslovaquia se vuelve un estado socialista 7 de junio de 1948
 • Fin de la Primavera de Praga 20 de agosto de 1968
 • Revolución de Terciopelo Noviembre de 1989
Superficie
 • 1993 127 900 km2
Población
 • 1993 est. 15 600 000 
     Densidad 122 hab./km²
Moneda Corona checoslovaca (KCS)
Miembro de: Pacto de Varsovia, OSCE, COMECON, ONU y CEFTA
¹ Checoslovaquia fue ocupada por los nazis en 1938 y dividida hasta 1945. Después se volvió un Estado socialista, aunque nominalmente conservaba el mismo sistema de gobierno de antes de la guerra. En 1969 fue convertida en una república federal, sin que esto originará grandes cambios en el sistema de gobierno.
² Entre los dos periodos de Beneš, Checoslovaquia fue ocupada por Alemania.

Checoslovaquia (Československo en checo y en eslovaco). Fue una nación nacida del Tratado de Versalles y constituida en 1919, tenía una extensión de 140.576 Km2 con 13,6 millones de habitantes. Se componía geográfica y culturalmente de dos grandes regiones: Bohemia-Moravia y Eslovaquia. El 1 de enero de 1993 se desintegró y dío lugar a dos países: República Checa (o Chequia) y Eslovaquia. Ambos países forman parte de la Unión Europea desde 2004.

Geografía

Checoslovaquia se presenta como un pequeño estado continental que, como Hungría, Austria y Suiza, no tienen salida al mar. El país es una divisoria hidrográfica de ríos europeos. De allí sale el Elba hacia el mar del Norte, el Oeste hacia el mar Báltico y el Morava al Danubio, que forma frontera en el sur, hacia el mar Negro. Esta continentalidad le obliga a desarrollar su actividad comercial, a través de otros estados, aspecto éste de capital importancia, puesto que la economía  ecoslovaca está fundamentada en el comercio exterior de modo semejante a la economía suiza. Al insertarse Checoslovaquia entre las repúblicas socialistas europeas, perdió el derecho de navegación sobre el Elba, eje de su economía tradicionalmente relacionada con Occidente. Pero se le concedió el derecho de paso sobre el Oeste, de menor importancia comercial, y de un puerto franco en Stettin, que permite desbloquear la economía Checoslovaca y le da una salida al exterior, pero a un mar cerrado, el Báltico.

División Político-Administrativa

El 20 de abril de 1990, Checoslovaquia se dividió en dos repúblicas federativas, la Checoslovaquia y la eslovaca. La República Checoslovaquia tiene siete provincias más la capital federal, Praga (1.250.000 habitantes. en 1992). Las siete provincias Checoslovacas son: Bohemia Central (capital, Praga), Bohemia Meridional (Ceské Budéjovice, 97.340 habitantes.), Bohemia Occidental (Plzeñ, 174.635 habitantes), Bohemia Septentrional (Ústí nad Labem, 105.854 habitantes), Bohemia Oriental (Hradec Králové, 100.454 habitantes), Moravia Meridional (Brno, 389.892 habitantes) y Moravia Septentrional (Ostrava 330.614 habitantes). La República Eslovaca se divide en tres provincias y su capital Bratislava (450.000 habitantes en 1992). Las tres provincias son: Eslovaquia Occidental (capital, Bratislava), Eslovaquia Central (Banská Bystrica, 85.327 habitantes) y Eslovaquia Oriental (Kosice, 232.253 habitantes).

Regiones Geográficas

Bohemia es un macizo herciniano de poca altitud sobre el nivel del mar, encuadrado por una serie de alineaciones montañosas que tradicionalmente son conocidas como el Cuadrilátero de Bohemia. Las montañas del Cuadrilátero reciben los nombres de montes Metálicos Krusné Hori (el Erzgebirge alemán); montes Gigantes Karkonosze (Riesengebirge alemán); montes Súmava o Selva de Bohemia (BShmerwald alemán), y las colinas de Moravia que cierran el Cuadrilátero por el Este. Una larga historia geológica ha dado lugar al relieve actual.

Bohemia es una cubeta situada en el extremo oriental de la zona herciniana europea, dislocada en bloques y arrasada. El macizo fue erosionado, sumergido, basculado hacia el Noreste y forma una zona deprimida donde se depositaron materiales cretáceos que son el origen de la gran llanura que existe al Norte de Praga, la de Polabio del Elba (Labe). Hacia el Oeste, el macizo se eleva y forma la meseta Checoslovaquia. En la orogenia alpina el macizo herciniano se falló y se elevaron los montes-horst del Cuadrilátero que rodean la llanura, dando lugar al relieve actual. En la zona de contacto de la parte deprimida (meseta Checoslovaquia y llanura de Polabio) con los bloques fallados y elevados, se formaron fosas tectónicas, una al pie de los montes Metálicos, surcada por el río Ohre, y otra al pie de los montes Gigantes.

Las fracturas de estas fosas dejaron paso a derrames de lava por volcanes, hoy apagados y destruidos por la erosión. De esta manera, se pueden diferenciar varias zonas en el macizo bohemio: una deprimida, formada por dos regiones: la meseta Checoslovaquia al Sur y la llanura de Polabio al Norte. Dos fosas tectónicas, la del Ohre al pie de los montes Metálicos y la del Liberec al pie de los montes Gigantes, y todo ello bordeado por los bloques elevados que cierran el macizo, el Cuadrilátero de Bohemia. Si la llanura de Polabio de materiales cretáceos recubiertos de loess es la gran zona agrícola Checoslovaquia, seguida en importancia por la meseta

La Fosa Del Owe

La fosa tectónica del Ohre-Bílina está situada entre las cumbres de los montes Metálicos y la meseta central Checoslovaquia. Los primeros están formados por varias alineaciones falladas y elevadas en bloques en la orogenia alpina. El antiguo arrasamiento se conserva en las formas suaves de cumbres, cuya altitud disminuye progresivamente hacia el Este, al mismo tiempo que la anchura de la cadena se adelgaza, dando lugar, cerca de su contacto con los montes Gigantes, a una depresión llamada las Puertas de Lusacia, por donde el Elba sale del país Checoslovaco a la llanura alemana de Lusacia. Hay un contraste brutal entre las altas mesetas de la cumbre de los montes Metálicos y sus laderas, surcadas de pequeños valles cubiertos de bosque, salvajes y pintorescos.

A sus pies, la fosa tectónica del Ohfe-Bílina les separa de la meseta Checoslovaquia. Esta fosa forma un valle de más de 100 Km. de longitud. Por las fisuras de la fosa surgieron volcanes cuyos restos están actualmente diseminados por todo el valle, quedando en resalte los necks, antiguas chimeneas volcánicas de lavas duras que resistieron la erosión. Hoy día la riqueza principal de la fosa está basada en sus grandes reservas de lignito. Los yacimientos se encuentran en dos cuencas principales, una al Oeste, la de Sokolov, y otra al Este, la de Most

La Depresión de Liberec

La fosa del Ohre se abre hacia el Noreste y desaparece en la llanura de Polabio, frente a la salida del Elba hacia Lusacia. Al Noreste, la llanura de Polabio queda cerrada por dos alineaciones de distinta altura y de diversa constitución geológica. Una es de elevación media, de 700 a 1.000 m., y materiales sedimentarios, y está en contacto con la llanura. Se le llama montaña de Lusacia Lu2ickéhory. Detrás de ellas se eleva el bloque de los montes Gigantes, de materiales cristalinos.

Entre ambas alineaciones se encuentra entre Checoslovaquia, la fosa tectónica de Liberec, cubierta, como la del Ohfe, de terrenos eruptivos que se desparramaron por el valle al formarse la fosa en el momento de la orogenia alpina. La antigua Riesenberg se ha convertido en Liberec y trabaja la lana y el algodón importado hoy de la Unión Soviética. A su lado está lablonec, especializado en la talla de diamantes, que, junto con Liberec, forma una conurbación de más de 100.000 hab. A la salida de la fosa del Ohre y al sur de los montes de Lusacia se encuentra la llanura Checoslovaquia de Polabi o la llanura del Elba. Es la gran zona agrícola Checoslovaquia con una extensión de 10.000 Km2 aprox. Es una llanura perfecta donde el río Elba (v.) corre a menos de 200 m. de altitud sobre el nivel del mar.

Al sur de la llanura la topografía se vuelve ondulada y accidentada y se pasa a unas tierras más elevadas, a la meseta central

La Llanura de Polabi

En ella se encuentra la zona agrícola más rica de Bohemia. Sobre los depósitos cretáceos que constituyen el fondo de esta llanura se depositaron loess durante la época glaciar que, bajo el clima continental de veranos cálidos y húmedos, se prestan a cultivos de gran rendimiento: cereales, remolacha azucarera, patatas, plantas forrajeras que alimentan una abundante ganadería mayor productora de leche y carne. Existen pequeñas ciudades que han sido tradicionalmente mercados de los productos agrícolas y de venta a los aldeanos de los productos artesanos industriales. Esas pequeñas ciudades fueron también núcleos artesanos que, en el momento de la industrialización de Bohemia, se convirtieron en ciudades industriales, transformando primero productos agrícolas y fabricando más tarde instrumental agrícola. Actualmente se ha extendido por la llanura la industria metalúrgica de transformación y la industria química.

Las químicas tienen su centro principal en Pardubice, en Kolin, donde las fábricas están unidas técnicamente, trayendo la materia prima de las cuencas de lignito cercanas (fosa del Ohfe). La industria mecánica-material agrícola, aparatos eléctricos, construcción de automóviles, están sobre todo en Dvúr-Králové y Mladá Boleslav. Esta industria, diseminada en una zona agrícola que recuerda a Bélgica, ha dado a la llanura una alta densidad de población, de 130 a 140 hab/Km2, y una red muy apretada de ciudades entre 10.000 y 50.000 hab.

La Meseta Central Checoslovaquia

Entre la llanura de Polabi y la selva de Bohemia se sitúa la meseta Checoslovaquia. Es un país ondulado, de clima duro, que se eleva progresivamente al mismo tiempo que disminuyen sus recursos agrícolas. La Selva de Bohemia, que le separa de Alemania por el sur y oeste, está formada por una larga alineación, los Cesky Les, de 700 a 1.000 m. de altura. En su contacto con los montes Metálicos existe una zona deprimida, el corredor de Checoslovaquia que le comunica con Alemania. Hacia el sureste, los éesky Les se prolongan en la Selva de Bohemia, mucho más masiva y más elevada cuya máxima altitud es de 1.457 m. Desde estas alineaciones se pasa insensiblemente a la meseta Checoslovaquia, mientras que hacia Baviera ambos macizos tienen un contacto abrupto. La meseta Checoslovaquia tiene un valor económico muy desigual. Dos ríos la drenan: el Berounka y el Moldava (Vltava).

Ambas cuencas son diferentes por su formación geológica y por sus recursos. La cuenca del Moldava, entre la Selva de Bohemia y la llanura de Polabi, es un país granítico, de tierras pobres, cubierto de lagos y zonas pantanosas, cuya riqueza principal son los yacimientos de grafito y caolín alrededor de Ceské-Budéjovice. La cuenca del Berounka es un sinclinal de materiales primarios, y tiene mejores recursos agrícolas y mineros. El cultivo de la cebada dio lugar a la fabricación de cerveza en Pilsen, (Plzeñ) famosa en el mundo. Pero, sobre todo, ha sido la industria metalúrgica de Plzeñ la que ha dado su alto valor económico al valle del Berounka. La presencia de mineral de hierro en la cuenca de Plzeñ y la abundancia de bosque en los montes Brdy, que separan el Berounka del Moldava, hizo nacer las forjas para la fabricación de hierro, que en el s. XIX se modernizaron gracias al descubrimiento del carbón en la cuenca cercana de Kladno.En el contacto de la meseta central de Bohemia con la llanura de Polabi, agrícola e industrial, se encuentra la capital de la nación: Praga.

Está situada en la confluencia de los dos valles principales que drenan la meseta de Bohemia, el Berounka y el Moldava. Al mismo tiempo que en una zona de contacto de dos regiones diferentes, está situada Praga en un centro de convergencia de rutas internacionales. Praga posee unos polos bien definidos (la cuenca hullera de Ostrava, la cuenca de lignito del Ohi-e) y, fundamentalmente, industria de transformación: automóviles, maquinaria eléctrica y de precisión, industrias de la confección, etc. A esta actividad industrial se agrega una función administrativa por ser capital de la nación. Su gran actividad no es sólo económica, sino también intelectual y artística. Ha sido uno de los puntos de contacto del Este y del Occidente

Moravia y Silesia Checoslovaquia

Es la segunda gran región de Checoslovaquia. y comprende la cuenca del río Morava que se va ensanchando a medida que avanza hacia la llanura de Panonia, hacia su confluencia con el Danubio. A ambos lados del Morava se encuentra el piedemonte de las colinas de Moravia que le separan de la meseta Checoslovaquia al oeste, y al Este, el piedemonte de los Cárpatos occidentales, es decir, de los Beskides y de los Cárpatos blancos que le separan de Eslovaquia. A lo largo del Morava, hay una serie de pequeñas cuencas que han dado lugar a centros industriales y a ricas zonas agrícolas. A la Moravia hay que añadir la Silesia Checoslovaquia, que comprende al norte la cuenca del alto Oder y que está separada de la cuenca del Morava por un umbral, desfiladero estrecho, llamado Puerta de Moravia. En esta región se encuentran las cabeceras del Oder, Morava y Elba, que van a distintos mares. Es, pues, un centro de dispersión dé aguas de Europa central.

Morava es, como se ha dicho antes, la cuenca del río Morava y está comprendida entre las alturas de Moravia y los Beskides occidentales, y los Cárpatos blancos. Las alturas de Moravia tienen un aspecto de pequeñas colinas, miradas desde la meseta Checoslovaquia a partir de la cual se elevan con un desnivel de 200 ó 300 m., pero tienen una caída abrupta sobre el valle del Morava, con un desnivel de 500 a 600 m., ya que el Morava está a unos 200 m. de altitud. Por la Puerta de Moravia comunica por el río Oder con la Silesia y, por consiguiente, con la llanura polaca.

Cuenca de Brno

Es la segunda ciudad de Checoslovaquia. con más de 350.000 habitantes. Con sus ciudades satélites abarca más de 400.000. A la riqueza agrícola de la cuenca en cereales, remolacha azucarera, ganadería mayor, productos lácteos y frutales, se agrega, sobre todo, la importancia industrial de la ciudad. Tuvo la coyuntura favorable de ser elegida como el centro de fabricación de material para el ejército: armamento, tejidos de lana para uniformes, calzado y correajes. Después se fabricó material de ferrocarriles; esto le dio una gran diversidad industrial que continuó desarrollándose cuando, al desaparecer el Imperio austro-húngaro, pasó de la industria militar a la de usos civiles. Las pequeñas cuencas hulleras vecinas de Rosice y Oslavany, que favorecieron los comienzos de su industrialización, carecen ahora de interés.

Cuenca de Hodonín

Es una comarca agrícola que participa de los caracteres climáticos meridionales de la llanura eslovaca. Al trigo y a la ganadería se agrega el maíz. Se pasa insensiblemente a las llanuras de Bratislava. c. Eslovaquia. Tiene cerca de 50.000 Km2 y 4,4 millones de habitantes. Se puede describir a Eslovaquia como una región central montañosa que abarca 2/3 de la extensión del país y dos zonas llanas en sus extremos meridionales: la llanura eslovaca occidental que forma parte de la llanura de Panonia y la llanura eslovaca oriental integrante de la llanura magiar del Tisza. La Eslovaquia central montañosa comprende la terminación occidental de los Cárpatos y está formada por un núcleo central granítico que comprende los montes Tatry (2.665 m.) y los bajos Tatry (2.043 m.).

La fosa está recorrida por el río Váh. Una serie de cadenas rodean los Tatry. Las del norte son terrenos sedimentarios y constituyen los Grandes y Pequeños Fatro, y los Pequeños Cárpatos, los Cárpatos blancos y parte de los Beskides occidentales. Las montañas al sur de los Tatry han recibido intrusiones magmáticas y abundan los minerales. Por eso reciben el nombre de montes Metalíferos. Las montañas eslovacas están cubiertas de bosques y abundan las pequeñas cuencas interiores, donde una población de alta natalidad vive del cultivo, de la tala del bosque y de la ganadería, muchas veces trashumante. La fosa del valle del Váh la convierte en un corredor de fáciles comunicaciones de este a oeste. La abundancia de estaciones termales y la belleza de sus bosques han hecho de este valle un centro turístico.

Economía

Checoslovaquia de un país altamente industrializado y, al igual que el Occidente europeo, posee también una agricultura floreciente. Tanto por la historia de su progreso industrial como por su riqueza agrícola, pertenecía a los países altamente desarrollados del centro de Europa. Separada de Occidente por su alineación en el bloque socialista de las democracias populares, su economía ha evolucionado conforme a las nuevas teorías económicas y ello ha supuesto una reconversión industrial.

Agricultura

Sus bases agrícolas reposan en las tierras excelentes de la llanura de Polabi y la llanura Bratislava, en el borde norte de la de Panonia. Sus cultivos fundamentales son el trigo y remolacha en Bohemia, y el trigo, maíz y remolacha en las llanuras eslovacas. Checoslovaquia. era gran exportador de azúcar a Europa antes de la II Guerra mundial. Los cultivos forrajeros se extienden por todo el (país. El viñedo de las colinas cercanas a Bratislava, los productos hortícolas y los vergeles de frutales completan el cuadro de sus cultivos. Los rendimientos son altos, semejantes a los de la agricultura occidental europea.

La ganadería tiene proporcionalmente la mayor importancia en el sector agrícola: el 37% del valor de su agricultura lo representa la ganadería vacuna para leche y para carne; los cultivos forrajeros, el 25%. La estructura agrícola era muy diferente en las dos grandes regiones, Bohemia y Eslovaquia. En Bohemia las explotaciones de extensión media con buen instrumental agrícola y buena técnica eran fiel reflejo de la agricultura centroeuropea. En Eslovaquia, Checoslovaquia.

De tierra de las llanuras pertenecía, sobre todo, a la gran propiedad magiar que coexistía con un minifundio insuficiente en la zona montañosa. Con la implantación del socialismo, la agricultura sufrió un rápido proceso de colectivización, al mismo tiempo que disminuían sus brazos, que pasaban a la industria. La colectivización ha sido casi total. Checoslovaquia no la detuvo cuando en 1953 los países socialistas de Europa oriental hicieron un alto en su programa de colectivización. A este proceso de colectivización ayudó la expulsión de los sudetes alemanes (que dejaron 130.000 propiedades agrícolas abandonadas en Bohemia) y la confiscación de las grandes propiedades magiares en Eslovaquia.

El 86% de la tierra agrícola Checoslovaquia está colectivizada, sea en granjas del Estado, sea en cooperativas de producción. El sector privado representa sólo el 14% de la extensión cultivada, y está constituido por pequeñas propiedades dedicadas a viñedo, frutales y cultivos hortícolas, que representan poco en el conjunto nacional y se dan sobre todo en Eslovaquia. Un transvase de mano de obra de la agricultura a la industria ha acompañado a este proceso de colectivización; en 1948 la mano de obra agrícola era de 2,2 millones, mientras que en 1965 eran sólo 1,2 millones.

La industria Checoslovaquia tiene una excelente base que favoreció su desarrollo. En realidad casi se reduce a una base energética, extraordinaria para su extensión, pues su carencia de minerales metálicos es grande, si se exceptúa el hierro que también es insuficiente para sus necesidades actuales, pero que bastaba en el s. XIX cuando la existencia simultánea en varios puntos del país, de hulla y mineral de hierro, fue el punto de partida de su industrialización. Su potencial energético cuenta con las reservas de hulla de Silesia, alrededor de Ostrava, de más de 10.000 millones de t. de calidad excelente para el coque, base de la industria siderúrgica. El resto de la producción hullera está repartido en pequeñas cuencas, ya casi agotadas, pero que dieron origen a núcleos industriales, en las ciudades cercanas como Plzeñ y Brno.

En 1966 la producción de hulla de Checoslovaquia fue de 27 millones de t. Otra fuente de energía barata y abundante es el lignito de la cuenca del Ohie con reservas de más de 12.000 millones de t. y con una explotación fácil y barata a cielo libre. La producción anual se acerca a 80 millones de t. que suministran gas, materia prima para la industria química, electricidad y briquetas para la industria. Una tercera fuente de energía es la hidroeléctrica. Los Cárpatos eslovacos, sobre todo los Tatry, las montañas de Bohemia, especialmente los montes Gigantes, son grandes centros de energía hidroeléctrica (90.000 millones de Kw/h. en 1990). La industria textil de Liberec nació de la energía de los ríos de sus montañas. Se ha iniciado también la utilización de energía atómica, para lo cual existe una base en los yacimientos de Príbram, en la meseta Checoslovaquia.

Minería

Fuera de este gran potencial energético, los yacimientos de minerales metálicos son pobres e insuficientes para la potencia siderúrgica alcanzada por Checoslovaquia. en el último cuarto del s. XX. El hierro se extrae sobre todo en la meseta Checoslovaquia, cerca de Plzeñ, alrededor de Ostrava y en Eslovaquia. Estos yacimientos fueron suficientes para los comienzos de la industrialización, y la cercanía del hierro y carbón en Ostrava y en Plzeñ dieron origen a los dos centros industriales. Más tarde, el mineral de hierro también se importó de Ucrania. Además del grafito de la meseta Checoslovaquia, hay pequeños yacimientos metalíferos que dan nombre a los montes Metalíferos de Eslovaquia y los montes Metálicos de Bohemia.

Casi toda la bauxita para su industria del aluminio (más de 35.000 t. en 1990) proviene de Hungría. Checoslovaquia. ha suministrado a los países del Este una gama tal de productos, desde equipo pesado hasta productos ligeros y de precisión, que ha tenido que diversificar su industria a un grado semejante al de los grandes países industriales. Esta diversidad industrial en una pequeña nación, unida a un descenso en su rendimiento, fue el origen de la crisis económica iniciada en 1965 y que se mantuvo durante la vigencia del comunismo en Checoslovaquia.

A ello contribuyó el exceso de burocracia, la falta de incentivos económicos, la poca atención a los gustos del mercado, el problema de los costos de producción no regulados por el mercado y el estancamiento en la producción agrícola. El intento de una orientación más liberal dentro del campo socialista quedó cortado por la ocupación militar rusa y el endurecimiento de la política comunista del país.

Población

Se compone de dos pueblos eslavos que tienen un fondo común, pero a los que las circunstancias históricas han separado e impregnado de una cultura diferente: los Checoslovacos-moravos, que estuvieron en contacto con la civilización germánica por su unión política y económica con Austria, y conocieron una industrialización de tipo occidental; y los eslovacos, sometidos secularmente a los grandes terratenientes y magnates húngaros, que permanecieron en una economía agrícola. Checoslovaquia. tiene un coeficiente de natalidad de 15,1%o, semejante a los países industriales de Occidente, y el de mortalidad de 10,1%o (1967). Su índice de crecimiento es de 0,6%.

Tiene, pues, un débil crecimiento vegetativo con una tendencia al envejecimiento de su población. Como suele ocurrir en casi todas las naciones, la población está desigualmente repartida. Bohemia-Moravia con una extensión de 78.860 Km2 tiene 9.839.157 hab. (1966), y Eslovaquia, con una extensión de 49.009 Km2, tiene 4.432.390 habitantes (1966). Esta mayor densidad de población de Bohemia se debe a sus múltiples recursos agrícolas e industriales, y mientras faltan brazos para la industria en Bohemia, Eslovaquia está superpoblada y alimenta una emigración que ahora se procura disminuir industrializando algunos núcleos en la periferia de su zona montañosa.

Además, el carácter rural que hasta ahora ha tenido Eslovaquia le da una fuerte natalidad que contrasta con la débil renovación de la población Checoslovaquia. En los coeficientes de natalidad nacional y en su crecimiento vegetativo, la importancia de Eslovaquia es muy superior al volumen de su población. A la baja natalidad de Bohemia se agregó el trauma sufrido por la población Checoslovaquia con la expulsión, en el espacio de dos meses, de más de 2 millones de alemanes en 1945, mientras que sólo fueron expulsados 200.000 húngaros de las llanuras eslovacas.

Si con estas expulsiones masivas desapareció el problema de las minorías que había llevado a la ocupación alemana de Checoslovaquia. en 1939, el país perdió, al marcharse los sudetes alemanes, una masa de población tanto agrícola como industrial que suministraba obreros cualificados, cuadros técnicos e industriales y agricultores dinámicos. Unas 130.000 explotaciones agrícolas florecientes quedaron abandonadas y la industria quedó privada de muchos de sus mejores cuadros y oficios cualificados. Hubo que repoblar las zonas abandonadas y reclutar y formar nuevos cuadros para la industria. Dado el lento crecimiento vegetativo de Bohemia, la población actual de Checoslovaquia. se la misma que tenía el país en 1938, antes de la invasión alemana.

Disolución

El 1 de enero de 1993 Checoslovaquia se dividio en nuevas naciones, la República Checa y Eslovaquia. A menudo es referido como el Divorcio de Terciopelo en español y otras lenguas, una referencia a la Revolución de Terciopelo de 1989 que condujo al final del gobierno del Partido Comunista de Checoslovaquia y la formación de un gobierno nuevo, no comunista.

Véase también

Fuente