Christopher Clavius

De EcuRed
Christopher Clavius
Información sobre la plantilla
Fecha de nacimiento25 de marzo de 1538
Lugar de nacimientoBamberg, Bandera de Alemania Alemania
Fecha de fallecimiento12 de febrero de 1612
NacionalidadAlemana
CampoMatemática y astronomía
InstitucionesProfesor de Matemáticas en el Colegio Romano
Alma máterUniversidad de Coimbra
Conocido porHaber sido designado en el año 1579, junto con Pedro Chacón, por el Vaticano, para estudiar las bases de la reforma del calendario. Contribuyó a una solución que finalmente se adoptó en el año 1582 en los países católicos por orden del Papa Gregorio XIII y que hoy en día se emplea en la mayoría del mundo y es conocido como Calendario Gregoriano.

Christopher Clavius. Matemático y astrónomo, considerado uno de los primeros promotores del Calendario Gregoriano y el astrónomo más respetado de Europa.

Contenido

Síntesis biográfica

Nació el 25 de marzo de 1538 en Bamberg, Alemania. Asistió a la universidad de de Coimbra en Portugal.Allí conoció al famoso matemático portugués Pedro Nunes (Petrus Nonius) como profesor. Tras esta estancia fue a Italia y estudió teología en el Colegio Romano Jesuita en Roma.

Trayectoria

Clavius se mantuvo como Profesor de Matemáticas en el Colegio Romano por el resto de su vida. En el año 1579 fue designado, junto con Pedro Chacón, por el Vaticano para estudiar las bases de la reforma del calendario buscando una solución al constante desplazamiento de las fiestas religiosas cristinas a lo largo de los años.

Contribuyó a una solución que finalmente se adoptó en el año 1582 en los países católicos por orden del Papa Gregorio XIII y que hoy en día se emplea en la mayoría del mundo y es conocido como Calendario Gregoriano.

Para corregir el desfase entre el calendario oficial y el calendario solar, Clavio propuso que el 4 de octubre de 1582 (Calendario juliano) debería continuarse por el jueves 15 de octubre de 1582 (Calendario Gregoriano).

Además planteó que los años bisiestos ocurrieran exactamente en los años cuyos dígitos fueran divisibles entre cuatro, con excepción de aquellos en los que su cifra acabara en 00 y que no fueran divisibles entre 400 (eliminando tres años bisiestos cada 400 años). Esta regla se aprobó y hoy en día se sigue aplicando, haciendo que el calendario sea estable durante miles de años.

La idea de Clavio no fue apoyada inicialmente, muchos matemáticos como Viète no estaban de acuerdo con él, indicando en todo momento que este cambio de calendario no era sino una gran conspiración papal para robar 11 días al calendario.

Estas contradicciones llegaron hasta asuntos personales, insultando de esta manera a Clavio llamándole Viejo tonel Alemán aludiendo a su corpulencia.

Cuando apareció esta resistencia Clavio escribió su famosa epístola Novi calendarii romani apologia (1595) en la que justificaba el uso de este nuevo calendario defendiéndose así de los ataques.

En el terreno de la astronomía defendió que la Tierra era el centro del universo, siendo un acérrimo partidario de la teoría geocéntrica, y oponiéndose en todo momento a las nuevas corrientes que defendían las teorías heliocéntricas muy defendidas por su contemporáneo Galileo Galilei.

Cuando Galileo comenzó con sus observaciones astronómicas mediante su telescopio Clavio ya era bastante mayor, pero aún seguía estando activo. Y no vio con malos ojos lo que mencionaba Galileo de sus observaciones, aunque no estaba muy de acuerdo con muchas interpretaciones que hacía, dentro de ellas citaba que las manchas que él veía en la Luna fueran de verdad montañas y valles.

Clavius dejó una buena cantidad de libros fueron publicados en ediciones muy amplias y hoy pueden adquirirse algunas de sus obras en original y también dejó discípulos como Matteo Ricci que fue el que hizo una traducción de sus obras al lenguaje chino, dando una oportunidad a China de disfrutar de textos de Euclides.

La influencia de Clavio se extiende también a su extensa correspondencia epistolar, hoy guardada en diferentes archivos de la Universidad Gregoriana en Roma. Se puede hablar de más de 291 extensas cartas (algunas de ellas pueden considerarse auténticos tratados).

Obras astronómicas y gnomónicas

  • Novi calendarii romani apologia, (Roma 1595)
  • De Spheris (Roma 1570)
  • Euclid elementorum (Roma 1589)
  • Geometrica práctica (Roma 1604)
  • Opera mathematica (Roma 1611)
  • Gnomonices Libris VIII (Roma 1602

Muerte

A la edad de 73 años su salud le obligó a abandonar sus trabajos pasando el testigo a sus colegas más jóvenes. Murió poco después el 12 de febrero de 1612.

Fuentes