Saltar a: navegación, buscar

Conejo de los volcanes

Conejo de los volcanes
Información sobre la plantilla
Conejo volcanes.jpeg
El conejo de los volcanes, es un organismo de talla pequeña, considerado como el conejo mas pequeño de México.
Clasificación Científica
Nombre científicoRomerolagus diazi
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Lagomorpha
Familia:Leporidae
Hábitat:Bosques

Conejo de los volcanes (Romerolagus diazi), también conocido como teporingo y zacatuche, es una especie de mamífero lagomorfo de la familia Leporidae, la única del género monotípico Romerolagus.

La palabra zacatuche se deriva del náhuatl de los aztecas, antiguos pobladores del centro de México, y significa conejo de los zacatonales, de zacatl, zacate, y tochtli, lo cual concuerda con su hábitat natural de zacatonales o pastos altos. El significado de la palabra teporingo no es tan claro, pero se cree que tiene relación con la palabra tepolito, que significa "el de las rocas", lo cual podría referirse al hábitat de este pequeño conejo.

Descripción del animal

Tiene un tamaño relativamente pequeño (30 centímetros de longitud) en comparación con los otros miembros de la familia leporidae y es un poco más grande que Silvilagus idahoensis. Sus miembros y patas posteriores son cortos; las orejas son pequeñas y redondas; la cola es tan pequeña que por fuera resulta invisible. Su pelaje es bastante corto y denso; de color amarillo mezclado con negro en el dorso y en las partes laterales. La región pectoral se halla cubierta con pelos largos y suaves.

El proceso de muda del pelo del zacatuche consta de cuatro etapas. Primero se forma una alopecia, después se produce la deposición de pigmento melánico, a continuación crece pelo nuevo y finalmente desaparece el área pigmentada. Este patrón de muda es único y no se asemeja a los observados en otros lagomorfos.

Los valores promedio y rangos de las medidas del cuerpo para los machos es de 31 centímetros y para las hembras de 26 centímetros.

Las hembras tienen tres pares de glándulas mamarias. Las lactantes no producen leche en todas las glándulas mamarias, sólo en cuatro aproximadamente.

Las huellas del zacatuche normalmente dejan una impresión de cuatro dedos, aunque algunas veces las patas anteriores pueden imprimir cinco dedos.

Localización

Ubicación Geográfica del Conejo de los volcanes
El conejo zacatuche es una especie endémica mexicana de un área pequeña restringida a las montañas centrales del eje neovolcánico transversal, entre los 2.800 y 4.200 metros de altura, en una zona conocida como el zacatón, donde abundan los bosques abiertos de pinos con una cubierta vegetal densa de hierbas. El sustrato está compuesto de roca basáltica oscura con parcelas de tierra también oscura.

Hábitat

Vive en bosques coníferas y en los páramos de altura y zacatonales, en el sotobosque con una buena cobertura de gramíneas amacolladas y afloramiento de roca volcánica. También se encuentran en bosques oscuros y húmedos de aliso con abundancia de hierbas y arbustos.

Alimentación y depredadores

Observaciones de campo han demostrado que los zacatuches se alimentan sobretodo de gramíneas amacolladas denominadas localmente pastos o zacatones. Los zacatuches seleccionan las hojas jóvenes que son suaves y verdes y que carecen de demasiado sílice y oyalatos. Usualmente consumen las partes cercanas a la base de las hojas y partes bajas del zacatón ayudando al proceso natural de que las hojas se doblen y formen un techo de cobertura densa entre los zacatones.

Sus depredadores son variados: Víbora de cascabel, el gavilán cola roja, la comadreja, el coyote y el lince.

Comportamiento

Puede estar activo a cualquier hora del día o de la noche, sin embargo, sus actividades se concentran durante el crepúsculo. Entre las 10:00 y las 14:00 horas es posible encontrar un número elevado de conejos fuera de sus refugios y sin embargo no están muy activos. En contraste, es mucho más común observarlos alimentándose activamente, explorando e interactuando con sus congéneres al amanecer y poco antes del anochecer. Algunas veces se exponen a condiciones abiertas, sobre todo cuando buscan alimento en áreas quemadas y en campos de agricultura recién cultivados. Ante posibles predadores permanece inmóvil y con las orejas distendidas; cuando huye corre distancias y se detiene para luego continuar.

Permanece activo todo el año, incluyendo días nublados y fríos.

Es común observar al zacatuche comiendo aún bajo la lluvia.

Su actitud es hogareña y defiende su territorio pequeño.

Viven en madrigueras, escondidas entre la maleza, en grupos de 2 a 5 individuos. No permiten la entrada de individuos extraños en la conejera y al igual que las pikas, usan llamadas estridentes y agudas para alertar a los demás miembros de la madriguera de un posible peligro. Las madrigueras pueden llegar a medir 5 metros de largo y llegar 40 cm bajo el suelo.

Reproducción

El dimorfismo sexual es común en los lagomorfos. En el zacatuche también se ha observado que generalmente los machos son más grandes que las hembras aunque la diferencia no es muy significativa. Los machos sexualmente activos presentan testículos escrotados y el glande del pene extrusible. Las hembras embarazadas o hembras después del parto muestran esferas traslúcidas o folículos de graff y depresiones oscuras o cuerpos lúteos. Las hembras cuentan con un útero doble. Los embriones son rojizos, esféricos cuando se desarrollan en la parte media de la longitud del útero. No se han encontrado más de dos embriones en un solo útero ni tampoco más de tres, contando los dos úteros de una misma hembra, el período de gestación es de 39 días.

Número de crías

A lo más tres, generalmente 2 crías a las que se les denomina "gazapos".

Extinción y sus causas

La continua fragmentación del hábitat del conejo zacatuche podría ocasionar una irreversible proceso de extinción de la especie, razón por lo que se debe dar una protección adecuada a las áreas ya consideradas como parques nacionales (izta-popo) y áreas de protección especial (volcanes, tláloc y pelado).

Es una especie endémica mexicana considerada en peligro de extinción, aún cuando se estudia su reproducción en cautiverio. El crecimiento de la población humana cercana a su hábitat, la disminución de su área de distribución, así como la actividad de deforestación.
Es muy importante lograr que las poblaciones humanas se involucren en la conservación y manejo de la región donde habitan para hacer un uso racional, además de que el gobierno mexicano se responsabilice del cuidado de la naturaleza y haga programas educativos, así como el buen uso de los recursos económicos para el cuidado de nuestra fauna.

Enlaces externos

Fuentes