Saltar a: navegación, buscar

Conservación de pastos y forrajes

Conservación de pastos y forrajes
Información sobre la plantilla
Forraje.jpeg
Concepto:Asegurar las reservas forrajeras para la alimentación del ganado.

Conservación de pastos y forrajes. La explotación de las reservas de la conservación para poder asegurar la alimentación del ganado de un modo estable a lo largo de todo el año, y evitar las perdidas de forrajes en la época de lluvias debido al exceso de producción y, a su vez asegurar reservas para la época de seca.

Conservación

La producción de forrajes verdes es estacional, alcanza un máximo en primavera. En la época de seca no hay forrajes verdes y surge la necesidad de alimentar al ganado con el forraje excedente de primavera. El forraje verde es un producto perecedero y sólo puede conservarse transformado mediante técnicas especiales.

Para los animales resulta beneficioso recibir alimentos secos (henos) en épocas en que la hierba joven es demasiado acuosa. Y, por el contrario, el disponer de un alimento con un mayor contenido en agua (ensilado) será un complemento equilibrado en los períodos en los que domina la alimentación seca.

Con la aplicación de estas técnicas es inevitable un pérdida cuantitativa y cualitativa. No se va a poder conservar la totalidad de la materia seca del forraje recolectado con este fin y su valor nutritivo también va a resultar inferior. Lo que hay que buscar es minimizar esas pérdidas del modo más económico posible.

Henificación

Es la conservación de las hierbas frescas por la reducción del contenido de agua. Al perder parte del agua, las hierbas toman propiedades diferentes y se transforman en heno. Durante el proceso, se producen pérdidas por determinadas razones: ella son por respiración, perdidas mecánicas y físicas, las debidas a factores atmosféricos, por fermentación, por putrefacción y por recalentamiento y enmohecimiento.

Plantas utilizadas en la henificación

En general todas las plantas que sirven de alimentación en estado fresco son susceptibles de henificarse, conservándolas para su uso en el periodo seco.

Gramíneas:pangola, jiribilla y la bermuda

Lleguminosas:alfalfa, glycine y la canavalia.

Alimento animal

El heno almacenado resulta un producto muy estable y fácil de manejar en la alimentación del ganado. Conocido el peso medio de una paca, resulta muy fácil el racionamiento por lotes contando su número.

Puede ser consumido sin problemas por cualquier tipo de ganado y constituir la totalidad de la ración base. Tiene propiedades astringentes.

Es ideal para iniciar a rumiantes jóvenes en el consumo de forrajes. Por su gran estabilidad, el heno es susceptible de comercialización.

Son características físicas importantes el contenido de hojas, la textura y la rigidez. Además la longitud de las partículas de heno y la densidad al suministrárselo a los animales. Las pacas deben ser abiertas y el heno extendido sobre el pesebre o en una zona de alimentación. Si se dispone de rastrillos especiales para heno se reducen las pérdidas.

Ensilaje

Es la conservación del forraje fresco, en construcciones especiales denominadas silos. El material a ensilar sufre modificaciones físicas, como son las relativas a su color, sabor, olor y reducción de volumen, modificaciones químicas como fermentaciones que producen ácido acético, ácido láctico, dióxido de carbono y agua.

Especies de plantas utilizadas para el ensilaje

Gramíneas:maíz,napier y la pangola

Leguminosas: Producen buenos ensilajes, pero pierden mayor cantidad de nutrientes que las gramíneas, además, son menos ricas en hidrátos de carbono.

Las leguminosas asociadas con gramíneas elevan la riqueza proteica del ensilaje.

Ventajas del ensilaje

  1. El ensilaje es un método práctico y muy económico.
  2. El ensilaje conserva el buen sabor y el valor nutritivo por varios años.
  3. Es una buena fuente de vitamina A para el ganado.
  4. Como el pasto se corta verde, se aprovecha más rápidamente el terreno donde este estaba para otros cortes u otros cultivos.
  5. El corte de pastos y cultivos para ensilar contribuye a controlar malezas que aún no han fructificado, lo mismo pasa con los insectos y hasta con las enfermedades que se controlan por que no encuentran follaje y medios para propagarse. Además ningún insecto sobrevive al proceso de la fermentación.
  6. El ensilaje facilita el empleo efectivo de los obreros y también el empleo de las maquinarias.
  7. Con el ensilaje se aprovecha todas las partes de la planta (tallo, hoja, fruto).
  8. El ensilaje economiza alimentos concentrados.
  9. El ensilaje aumenta la capacidad para sostener más animales por hectárea.
  10. Se puede ensilar en cualquier época, siempre y cuando haya disponibilidad de forraje.

Fuente

  • Libro Producción de Pastos y forrajes.