Dioses egipcios

De EcuRed
Dioses del Antiguo Egipto
Información sobre la plantilla
Concepto:Panteón de divinidades del Antiguo Egipto.

Dioses del Antiguo Egipto. La religión egipcia es probablemente una de las religiones más complejas. Existían muchos dioses y con distintas representaciones, incluso un mismo principio religioso podía verse encarnado en dioses diferentes. Egipto divinizó las fuerzas de la naturaleza y los elementos del universo. La religión en el Egipto primitivo era eminentemente local, existiendo un dios en cada aldea y un dios provincial o que reinaba en el nomo o pueblo. Con el discurrir del tiempo y como consecuencias de diversas vicisitudes políticas se crearon los primeros sincretismos que dieron lugar a la existencia de dioses estatales. Existían distintos centros de culto, y en cada uno de ellos tenía capitalidad una divinidad.

Contenido

Principales centros de culto

Los principales centros de culto fueron: Heliópolis, donde surgió la enéada heliopolitana y cuyo dios principal fué Ra. Hermópolis, principal centro de culto de Thot. Menfis, cuya teología proclamaba al dios Ptah como creador del mundo. Tebas, lugar de adoración de Amón, dios de esta ciudad. Habían precedido al hombre sobre la tierra y disponían de un gran poder que los hombres nunca podrían igualar. Sin embargo, algunos dioses sí tenían funciones bien determinadas: Thot era el protector de las ciencias. Montu, un dios guerrero. Por lo general, cada dios se vincula a la ciudad donde se encuentra su templo. Los antiguos egipcios pensaban que la suerte del mundo dependía del talante de los dioses. Los dioses eran para los egipcios seres superiores, con pasiones humanas y poderes extraordinarios, a los que se rendía culto según el principio do ut des (ofrezco dones a cambio de conseguir mi petición) y do quia dedisti (doy las gracias por los favores recibidos).

El Faraón, como dios viviente, era el nexo de unión entre los hombres y los dioses que aseguraba el orden cósmico, sin el cual, retornaría el caos original, concepto que se esclarece con las leyendas sobre la creación que se comenzaron a elaborar en el Reino Antiguo y que explican las líneas generales del origen egipcio. Por consiguiente, había que mantener con ellos las mejores relaciones posibles. Ése era el cometido del faraón, considerado, a su vez, como un dios en la tierra, como el Horus (dios de la realeza) viviente, y el único que podía entrar en contacto directo con los dioses en la intimidad del templo. No obstante la multiplicidad de dioses, existió cierta tendencia al henoteísmo; es decir, a reconocer una deidad única en cada lugar, sin excluir la existencia y el culto a los dioses de otros lugares. Por ello, y dependiendo en cada momento de la ciudad o nomo hegemónico, destacará primero Horus, el sol naciente; después Ra, el sol en todo su esplendor, de Heliópolis, y más tarde a Amón, el dios de Tebas, que por la importancia que alcanzó esta ciudad, cuyos gobernantes pertenecían a la dinastía que expulsó a los hicsos, llegó a considerarse como dios nacional, sobre todo cuando se identificó con Ra, y con el nombre de Amón-Ra era adorado en casi todo Egipto.

El primer monoteísmo

Un caso insólito fue la revolución religiosa de Ajenatón que generaró lo que algunos reconocen como el primer monoteísmo (reconocimiento de un solo Dios) de la historia. Durante la época prehistórica, los egipcios divinizaron los fenómenos naturales de los que no conocían su razón, algunas plantas y determinados animales por sus cualidades o costumbres. Más tarde los dioses adoptan forma humana (antropomorfismo), y algunos conservan rasgos zoomórficos de su origen, como la cabeza de animal y así, y como ejemplo, el chacal al que los egipcios veían merodeando por los enterramientos en la arena del desierto, por lo que fue considerado como una deidad protectora de los cementerios, se convertirá más tarde en el dios Anubis, con cabeza de chacal. El halcón, divinizado por su capacidad de vuelo, se convertirá en Horus, con cabeza de halcón. En Heliópolis se hizo famosa el ave Bennu, llamada Fénix por los griegos, que, según la leyenda, se quemaba en una pira y renacía de sus propias cenizas. En otros lugares se adoraba el gato, el escarabajo, el gavilán, etc. En Menfis el animal sagrado fue el toro Apis. Este toro tenía que ser negro, con una mancha blanca triangular en la frente, dobles los pelos de la cola y otras señales que sólo conocían los sacerdotes. Estos dioses no vivían solos, ya que la evolución de las creencias religiosas incorporará el concepto de familia, y de este modo, se formaron tríadas compuestas por un dios, su esposa y su hijo.

La tríada

La tríada se estableció tomando como base la estructura familiar: padre, madre, hijo. Parece obedecer a la necesidad de agrupar dioses locales alrededor de un dios principal y acercar la religión al pueblo, a la gente sencilla, a quienes los sistemas teológicos eran excesivamente complejos. Parece ser que este sistema se inició en el Reino Medio.

Las principales tríadas fueron las siguientes:

Principales Divinidades egipcias (dioses, diosas)

  • Ra: Es la principal divinidad. Representa el sol.
  • Amón: Representado con dos plumas de halcon que adornan su tocado. Los animales que le representan son el ganso y el carnero. Dios del Imperio y patrono de la monarquía.
  • Anubis: Representado como un hombre con cabeza de cánido, o como un gran perro. Facilita la ascension del muerto hacia las regiones celestes. Patrón de los embalsamadores.
  • Atón: Nombre del disco solar originario de la Helipolis. Amenofis IV (Ajenatón), hizo desaparecer todos las demas divinidades, y solo creía en ésta.
  • Horus: Hijo de Isis y Osiris. Señor del Cielo. Se le representa como un halcón o como a un hombre con cabeza de halcón. Dios de la realeza.
  • Osiris: Señor del mundo subterraneo que contiene las semillas de la vida. Es el Dios protector de los difuntos en el mas allá.
  • Thot: Es el Señor de la escritura sagrada, de la lengua y de los textos conservados en los Templos. Se le representa con el ibis y el mono. Su imagen mas caranteristica es la de un hombre con cabeza de ibis.
  • Apis: Toro sagrado de Menfis. Considerado como una manifestacion del Dios Ptah, pero tambien del Sol. Cuando moría era embalsamado y los sacerdotes recorrian todo el país en busca de un sucesor.
  • Isis: Hija de Gueb y de Nut. Esposa de su hermano Osiris. Es la contrapartida de Hator, dama del amor, diosa de la fecundidad, de la alegria y de la feminidad triunfante. Maga por excelencia, capaz de devolver la vida, pero tambien de provocar la muerte.

Fuentes

  • Libro de Historia Universal
  • Pirenne, Jacques. Historia del Antiguo Egipto. Editorial Océano, Barcelona, 2002.
  • www.egiptomania.com