Saltar a: navegación, buscar

Emulsión de Scott

Emulsión de Scout
Información sobre la plantilla
Imag-Emul-sc-1.jpg
Complemento vitamínico, rico en aceite de hígado de bacalao. Es fuente natural de vitaminas A y D, además contiene calcio y fósforo.
La Emulsión de Scout. Es un complemento vitamínico rico en aceite de hígado de bacalao. Es fuente natural de vitaminas A y D, además contiene calcio y fósforo adicionados.

Beneficios

  • Ayudar a incrementar la resistencia natural del organismo de los niños contra males como gripa y tos.
  • Contribuir a que los pequeños desarrollen huesos y dientes fuertes.

Está disponible en tres presentaciones:

Forma farmacéutica y fórmula:

Cada 100 ml. contienen:

  • Aceite de hígado de bacalao, palmitato de vitamina A y vitamina D3 equivalentes a:
  • Retinol (vitamina A) 22,610 UI.
  • Colecalciferol (vitamina D3) 2,261 UI.
  • Fosfato de calcio, equivalente a:
    • Calcio 890 mg.
    • Fósforo 642 mg.
    • Vehículo c.b.p.: 100 ml.

Vitamina A

Ayuda a construir defensas naturales contra las infecciones. Contribuye a la protección de las vías respiratorias. Esencial para un desarrollo normal. Ayuda a tener piel, ojos, encías y dientes sanos. Mejora la agudeza visual. Ayuda a evitar una mala nutrición.

Vitamina D

Sirve para tener huesos saludables y fuertes. Ayuda al cuerpo a absorber el calcio y fósforo.

Omega 3

Ayuda al desempeño del sistema nervioso y a mejorar funciones motoras y sensoriales. Contribuye al desarrollo físico y mental de los niños. Ayuda en el tratamiento del síndrome de hiperactividad. Favorece la inteligencia de los niños.

Calcio y fósforo

Valiosos para la formación de huesos y dientes. Evitan enfermedades relacionadas con la descalcificación, como la osteoporosis.

Historia

Este producto fue formulado originalmente en 1876 por Alfred Browne Scott en Inglaterra. Desde el principio se trató de una forma emulsificada del aceite de hígado de bacalao que fue reconocida de inmediato por sus atributos. Al inicio fue promovida como un remedio para enfermedades comunes, como reumatismo, neumonía, difteria, influenza y padecimientos de los niños. El sabor y olor de la Emulsión de Scott no eran muy atractivos para los niños, debido al aceite de hígado de bacalao, pero las madres de familia siempre relacionaron esas características con la eficacia del producto, por lo que son parte de su éxito. Por esta razón, una de sus presentaciones mantiene sabor y olor originales. Sin embargo, hoy también es posible disfrutarla en agradables sabores cereza y naranja.

Aspectos generales

  • El Emulsión de Scott es un producto que contribuye en gran medida a su desarrollo físico y mental.
  • También se le debe suministrar Emulsión de Scott a un niño sano para fortalecer sus huesos, contribuir al óptimo desempeño de su sistema nervioso, fomentar su crecimiento e impulsar su desarrollo, ya que muchos de sus nutrientes, como los ácidos grasos, no se incluyen en la dieta cotidiana de los pequeños.
  • La Emulsión de Scott se distingue de los demás multivitamínicos para niños en que cuyos ácidos grasos omega 3 ofrecen múltiples beneficios. La carencia de estos ácidos esenciales provoca graves efectos en la salud, ya que puede generar neuropatía, disminución de la agudeza visual, electro-retinograma anormal, dificultades de aprendizaje y lesiones en la piel. También se relaciona con casos de depresión.

Dosis, Modo de empleo y Vía de administración:

  • Niños de 1 año: 1 cucharadita al día.
  • Niños de 2 a 6 años: 2 cucharaditas al día.
  • Niños de 6 a 12 años: 3 cucharaditas al día.
  • Adultos y niños mayores de 12 años: 3 cucharadas al día.
  • Vía de administración: oral. Agítese bien antes de usarse.

Contraindicaciones

No emplearlo en caso de alergia a los componentes de la fórmula; síndrome de mala absorción intestinal, enfermedades del hígado, riñón y/o páncreas, deshidratación, alteraciones gástricas e intestinales, enfermedades cardíacas o de la tiroides sin consultar antes a su médico. No se administre más de la dosis recomendada ni por periodos prolongados.

Reacciones secundarias y adversas

En raras ocasiones y dosis superiores a las recomendadas provoca dolor abdominal, malestar, náusea, vómito, dolor articular, irritabilidad, dolor de cabeza, flatulencia, constipación, fatiga, somnolencia, debilidad, sabor metálico, dolor muscular, entre otros.

Precausiones y advertencias

Las vitaminas A y D se almacenan en el hígado, metabolizándose muy lentamente, por lo que la sobredosis produce efectos tóxicos y no deberá administrarse más de la dosis recomendada ni por periodos prolongados. Consérvese el frasco bien tapado y a temperatura ambiente a no más de 30°C. Si persisten las molestias, consulte a su médico. Contiene 5.9 % de azúcar.

Presentación

Frasco con 200 ml. en sabores cereza, naranja u original. Frasco con 369 ml. en sabores cereza, naranja u original. Frasco con 400 ml. en sabores cereza, naranja u original.

Fuentes