Saltar a: navegación, buscar

Faisán de la India

Faisán de la India
Información sobre la plantilla
Platea1chjpg.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Aves
Orden:Ithaginis
Familia:Phasianinae

Faisán de la India, Nombre común que recibe una de las 52 especies de preciosas aves, perteneciente al Orden Galliformes al igual que la gallina doméstica, la codorniz, la perdiz y el pavo. Este orden, o grupo de aves, están adaptadas a una vida terrestre, por ello tienen patas fuertes y uñas duras, siéndoles muy útiles para escarbar. Además, la forma de las alas es redondeada y corta, limitando de esta manera su vuelo, por ello muchas de ellas sólo se elevan en el aire como medida de protección, cuando huyen de un depredador, o para dormir en las ramas de los árboles, donde están más protegidas.La característica más destacable de los faisanes es el extraordinario y colorido plumaje de los machos, con elaborados diseños y brillantes contrastes,teniendo su expresión más sublime en los pavos reales.

Especies o Variedades

El resto de las especies de faisanes que se reproducen con facilidad en cautiverio se crían con fines ornamentales ya los chinos,hace miles de años,los criaban exclusivamente por su belleza). Algunas de estas especies han sido liberadas o re introducidas a la naturaleza,pero ninguna ha tenido el mismo éxito que el Faisán Común. Por ejemplo, existen poblaciones de Faisán Dorado -procedente del centro y el sur de China- en Gran Bretaña,así como del Faisán Kalij -propio del Himalaya- en la isla de Hawai.Todos ellos pasan gran parte del tiempo en el suelo,buscando su alimento.

Escarban la tierra con las patas -como hacen las gallinas domésticas- y los picos,buscando semillas,gusanos e insectos.Tienen largas y poderosas patas,que les permiten correr lejos y deprisa,de modo que,cuando se ven perseguidos,muchas veces prefieren huir corriendo en vez de volar.Sin embargo,cuando levantan el vuelo,pueden hacerlo casi verticalmente gracias a sus cortas pero anchas halas.Muchos faisanes anidan en el suelo, haciendo un hueco debajo de un arbusto,o incluso,entre hojas muertas en el suelo del bosque.Sin embargo,algunas especies prefieren poner sus huevos en sitios elevado,y en éstos casos suelen adoptar el viejo nido de otra ave,como el de alguna paloma.Aunque algunos faisanes son polígamos,e incluso promiscuo, por lo menos 16 géneros que son monógamos.

Como aves de caza,las variedades más comunes,se han introducido con éxito en prácticamente todas las partes del mundo donde se ha intentado.Los faisanes son aves de aspecto muy diverso, como ya se ha mencionado,tienen pocas características comunes,excepto las patas no muy largas, alas cortas y anchas,y el hecho de que los machos poseen un plumaje de gran colorido,mientras que las hembras son más apagadas.Están agrupados en tres subfamilias:la Phasianinae, a la que pertenecen la mayoría de ellos, agrupados, a su vez en 7 géneros Ithaginis, Pucracia, Lophophorus,Gallus,Lophura,Crossoptilon,Phasianu Catreus,Syrmaticus y Chrysolophus;la Tragopaninae,a la que pertenece únicamente el género Tragopan; y,la argusianinae compuesta por los restantes 5 géneros Polyplectron,Rheinartia,Argusianus,Pavo,y Afropavo.

En el verano donde más frecuentemente se encuentran es entre los 3000 y 4500 metros,donde incuban y crían a sus polluelos.En el invierno descienden hasta aproximadamente los 2.000 metros.La vegetación en esta altitud, hasta donde se encuentra la nieve,está formada principalmente por pinos, otras coníferas,enebros,bambú y rododendro.Su alimentación es mayoritariamente vegetariana, y consiste principalmente en musgo, hojas de bambú y sus cáscaras,moras,retoños de los pinos y enebro. También los insectos se encuentran en su menú, aunque estos son muy escasos. Si el tiempo se vuelve muy inestable y hay excesiva nieve, buscan su alimento junto con los Monals Lofóforos en las huertas de los campesinos,donde revolviendo el suelo encuentran patatas y cebollas. Son difíciles de mantener en cautiverio,ya que son muy susceptibles a infecciones en bajas altitudes.

Ellos se alimentan en grupos en la naturaleza, aunque durante la primavera forman parejas que se aíslan. Por este motivo, podemos sacar la conclusión de que son aves monógamas, por lo que en los aviarios se mantienen mejor por parejas. Por lo general después del período de adaptación son unas aves tranquilas, y no son ruidosas.El Faisán Koklas (P. macrolopha) es de mediano tamaño y de colores oscuros. El macho tienen larga cresta de plumas verde oscuro y castaño, la cabeza es verde y negra, y las partes superiores del cuerpo son de color gris plateado con rayas castañas. La hembra es de tonos oscuros. Se le encuentra en Malasia, desde Afganistán hasta el centro de Nepal, al noroeste de Tibet y al este de China. Vive en bosque de coníferas (pinares) de alta montaña, entre los que se encuentran una gran diversidad y densidad de matorral, entre los 2.000 y 4.000 metros de altura. En estado silvestre algunos Koklas suelen dormir a unos 6 a 9 metros en el alto de los pinos, en las laderas de las montañas.

Géneros

Contienen muchos géneros con atributos comunes. El orden Gallináceas encierra una gran variedad de organismos diferentes, como el faisán, la perdiz y la codorniz. Cada uno de estos organismos pertenece a un género, el cual contiene -al mismo tiempo- un gran número de especies. Sin embargo, todos estos grupos pertenecen a un orden, porque todos ellos tienen características comunes: son un grupo de aves terrestres de pico fuerte y cónico, patas fuertes adaptadas para rascar y a alimentarse de granos.

No obstante, para muchos naturalistas, y para varios efectos prácticos, estos siete grupos que llegan al nivel de “especie” son insuficientes. Ya que no explican la variación entre los organismos de una misma especie.Con todo, la clasificación de Linaeus fue mejor que las anteriores a ella, y es la que se utiliza hasta el día de hoy.Ahora bien, para referirse a poblaciones dentro de una determinada especie que poseen una o más características productivas particulares se utiliza el término “variedad”.

Los distintos géneros, con sus características principales y especies destacadas, comenzando por la subfamilia Phasianinae son:El Faisán Ensangrentado (I. cruentus), única especie de su género (Ithaginis), parece una perdiz por su forma y tamaño. El color de su plumaje es muy delicado, suave y bastante suelto, de tal manera que puede haber bastante aire en su interior, el cual actúa como un aislante contra el frío. El macho es gris azulado, verde pálido en el vientre y posee marcas de color carmesí en el cuello y debajo de la cola, característica esta última de la que proviene su nombre, ya que estas manchas asemejan a la sangre. Sus plumas tienen forma de “punta de lanza” y su cola es corta. Viven a mayor altitud que ningún otro faisán, en las altas montañas del centro de Asia (China, Birmania e India), entre los 2.000 y los 4.500 metros de altura, según la época del año.

Crianza en Cautiverio

La crianza de faisanes no es una labor muy complicada, teniendo sólo algunas diferencias con la crianza de gallinas domésticas, de hecho, como ya se señaló, éstas descienden justamente de un faisán -el Gallo Bankiva (Gallus)-.Sin embargo, es recomendable comenzar criando la variedad más común, el denominado Faisán de Collar (Phasianus colchicus), al cual ya nos hemos referido ampliamente, debido a la facilidad con la que se encuentra, a su resistencia a diversas condiciones ambientales y climáticas, a la rapidez con que se reproduce,a su relativo “bajo costo”, y a la particular versatilidad que posee en cuanto a los distintos destinos que puede tener su crianza (desde la producción ornamental hasta la de carne con fines culinarios, pasando por la de proveer a cotos privados de caza, siendo, además, sus plumas muy apreciadas en diversas manifestaciones artísticas y de la moda).

Los faisanes de collar son fértiles a los 9 meses de edad, mientras que la mayoría del resto de las variedades ornamentales son fértiles al segundo año de vida. Sin embargo, también hay especies, como los Impeyan "Lophophorus impejanus" y los pavos reales, que recién son fértiles al tercer año de vida.Todos se reproducen en forma natural en primavera y verano (aunque aumentando artificialmente las horas diarias de luz pueden ser inducidos a poner en cualquier época del año), entre los meses de septiembre y abril -en el hemisferio sur-. El período de incubación de los huevos varía entre los 22 y 28 días dependiendo de la especie. Y viven en cautiverio entre 10 y 15 años, dependiendo de las condiciones generales de crianza y, particularmente, de la alimentación, las que condicionan en gran medida su estado, calidad y rendimiento (cuando se crían con fines productivos).Dado su gran capacidad de vuelo requieren de jaulones cerrados para que no se escapen. Necesitan un mínimo de entre uno y dos metros cuadrados de espacio por faisán adulto (aunque mientras mayor sea el espacio mejor se desarrollan).

Alimentación

Los faisanes son granívoros e insectívoros, pudiendo alimentarse de toda clase granos, hojas, brotes, bayas, insectos y larvas alimentación debe ser bien balanceada, por lo que la dieta debe tener en su composición, hidratos de carbono, aminoácidos, minerales y vitaminas. Además, deben disponer una fuente agua limpia y fresca falta de alimentos diseñados específicamente para ellos, el alimento balanceado comercial para gallinas y codornices constituye una ademada alternativa para poder alimentarlos en las distintas etapas del ciclo productivo, siempre que sea complementado con cantidades moderadas de semillas, maní, huevos duros, frutas, hojas de verduras, alfalfa y, eventualmente, alimentos vivos como larvas de insectos.

Incubación

Los faisanes se reproducen en primavera y verano, desde comienzos de septiembre hasta fines de abril -en el hemisferio sur-, dependiendo de la especie. Inducidos por el mayor número de horas de luz, ya que son fotosensibles (característica que permite inducir la postura en otras épocas del año si se suplementa con luz artificial).Aquellos criados en cautividad pierden casi completamente la capacidad de incubar sus propios huevos, lo que hace necesaria la utilización de incubadoras o gallinas como “nodrizas” (siendo las mejores razas las denominadas “sedosas del japón” y “cochinchina enana”, aunque también es común la utilización de gallinas de la pasión).

La incubación de los huevos debe comenzar antes que éstos tengan 10 días de haber sido puestos, ya que su fertilidad comienza a decaer drásticamente a medida que pasan más días. El almacenamiento de los huevos debe realizase en condiciones ambientales de humedad y temperatura controladas.El período de incubación varía, dependiendo de la especie, desde 22 en el caso de los Faisanes Dorado hasta los 28 días en el caso, por ejemplo, de los pavos reales.Los parámetros de incubación son 37,7 °C de temperatura y aproximadamente 55 a 60% de Humedad Relativa, medidos a la altura media del huevo.

Etapas de la Crianza

La crianza propiamente dicha, se divide teóricamente para su mejor manejo en tres etapas, de acuerdo a sus requerimientos de espacio, luz, temperatura y alimentación, las cuales son Cría, Recría y Terminación o ultima etapa, respectivamente.

a) Cría: La etapa de Cría, que abarca aproximadamente desde el nacimiento hasta el mes y medio de vida, constituye la etapa más crítica en el desarrollo de estas aves, ya que no regulan adecuadamente su temperatura corporal y, además, deben aprender a alimentarse. Por ello es que requieren ser albergados en recintos protegidos, con una fuente de calor y lo más desinfectados posible.

Una vez que nacen deben permanecer en la nacedora, o en su defecto en la misma incubadora, durante 24 a 48 horas sin comida ni agua. Período en el cual se secan. Es importante hacer notar que, durante las primeras 36 horas de vida, los faisanuchos se alimentan de una reserva compuesta por el resto de la yema del huevo contenida en su saco vitelino (que es equivalente a su cordón umbilical) -en esta reserva proteica también residen anticuerpos maternos fundamentales para su sistema inmunológico-. Lo cual les permite sobrevivir un máximo de 6 días, período en el cual deben necesariamente aprender a alimentarse para no sucumbir. En la nacedora se mantienen a la misma temperatura a la que estaban en la incubadora (37,5 °C). En cuanto pasa este tiempo de uno o dos días, son trasladados a la criadora, recinto en donde se les aporta tanto calor (también a 37,5 °C) como agua y alimento. El alimento debe ser granulado para que puedan recogerlo y digerirlo con facilidad.

El alimento, además de ser colocado en los comederos, se suele distribuir en la primera semana en el suelo, para facilitar al máximo que lo encuentren y lo consuman. Es conveniente, así mismo, incorporar algunos granos de arena (adecuadamente lavada con agua hirviendo y luego secada) para que les ayude en el proceso de digestión y limpieza interna del organismo.

Una precaución que se debe tener es no colocar faisanuchos de diferente tamaño en una misma criadora, ya que es muy probable que los más “grandes” molesten y no dejen alimentarse adecuadamente a los más “pequeños”. Además, existen algunas especies que conviene criar separadas del resto, ya sea porque son muy agresivas o porque tiene diferencias que las hacen más vulnerables, como por ejemplo, que el desarrollo de las carúnculas de la cara sea más rápido y exista “picaje” -también denominado picoteo o canibalismo- por ello.

En esta etapa son muy delicados en varios aspectos, especialmente el sanitario, por lo que se debe extremar al máximo posible sus cuidados, de todas maneras es de esperar una mortalidad que oscila entre el 5 y el 10%.

b) Recría: Esta etapa ocupa desde los 45 a los 90 días de vida. Durante este período se mantienen en jaulas a la intemperie, donde se le asigna una densidad de 3 a 4 aves por m². Estas jaulas que deben ser protegidas de las inclemencias climáticas y construidas e instaladas de tal forma que sean lo suficientemente seguras tanto de los posibles depredadores como de eventuales fugas. Dentro de dicha jaula, o adosada a ella, se le coloca un refugio consistente en una caja de madera o de cartón invertida con una fuente de permanente de calor en la que las aves puedan regular temperatura saliendo y entrando de ella.

En este período se puede dar el “picaje” (siendo más susceptible de éste las distintas variedades del Faisán Común y el Faisán Venerado), lo que puede constituir serias perdidas por la mortandad o demorar el crecimiento de los animales. El “picaje” se da normalmente por factores de estrés, los que principalmente pueden estar dados por la falta de espacio, exceso de calor, comida insuficiente en calidad -sobre todo falta de proteínas en la dieta- y en cantidad, exceso de luminosidad -siendo el ideal el ocupar luces de colores rojo o azul, en vez de la típica luz de color blanco-, o por otros factores, que son muy importantes determinarlos con tiempo para poder corregirlos con un manejo adecuado.

c) Terminación: Una vez superados los tres meses de vida, los requerimientos de espacio deben ser considerados como adultos y debe ser destinado como mínimo de 1 a 2 m² por ave. Sin embargo, cuanto más espacio dispongan mejor será su desarrollo, lo que se verá reflejado tanto en su aspecto como en su estado corporal. Se suelen seleccionar las aves destinadas a ser los reproductores en el siguiente año. Una práctica muy recomendable es el “anillado”, que permite trazar el linaje y conocer la temporada de nacimiento de cada ave.

Clasificación Sistemática

Linnaeus identificó dos géneros de faisanes Phasianus y Pavo en el año 1758, al tiempo que clasificó varias especies en el mismo año: el Faisán Común, Phasianus colchicus; el Faisán Dorado, Chrysolophus pictus; el Faisán Plateado, Lophura nycthemera; el Tragopán Sátiro, Tragopan satyra; el Gallo Bankiva, Gallus; el Pavo-Faisán Gris, Polyplectron bicalcaratum; el Pavo Real Azul de la India, Pavo cristatus; y, en el año 1766, el Pavo Real Verde de Java, Pavo muticus, y al Argo Gigante, Argusianus Argus.

Su hipótesis incluyó dos suposiciones: Cada especie tiene un tipo ideal, algo así como un espécimen patrón, con el cual se puede comparar cada individuo (para la mayoría de los criadores de faisanes no es mayor problema el distinguir las distintas “especies” de faisanes, que totalizan 52, pero resulta bastante más complejo distinguir las “subespecies”). El número y la clase de especies son fijos e inmutables. En el sistema Linnaeus, o sistema de agrupación jerárquico de nomenclatura binominal (Género especie) nombradas éstas en latín -idioma reconocido mundialmente en el ámbito científico-, existen también agrupaciones superiores.

Taxonomía

Las “especies” son la unidad básica de clasificación, porque ocupan una posición más definida que cualquier otra agrupación superior del mundo biológico.Estas agrupaciones superiores son siete clasificaciones o grupos básicos, que organizados desde el más grande o general hasta el más pequeño o específico son: Reino, Phylum, Clase, Orden, Familia, Género y “Especie”. Adicionalmente, a veces se utilizan los prefijos, “super”, “sub”, o “infra”, para aumentar el nivel de información. Pero ellas existen solamente como agrupaciones creadas por los biólogos, ya que como acabamos de indicar, la unidad básica es la especie. De esta manera:

a) La clasificación en los diferentes taxones, desde el más general hacia el más específico, va señalando características comunes de relevancia general que cada vez se van haciendo más puntuales y significativas.

b) Mientras más cercana es la relación taxonómica entre las especies, las características biológicas se hacen más parecidas.

c) La clasificación taxonómica de una especie, con su denominación de género y especie en latín, permite a todo el mundo identificar inequívocamente al organismo que se está aludiendo. Por ejemplo, lo que para unos son faisanes de collar, para otros son faisanes comunes o vulgares, o collarejos, o faisanes mongoles, etc. no es más que la especie Phasianus colchicus.

Para ser más precisos las “especies”, o los miembros de una de ellas, están, reproductivamente, aislados de los miembros de otras “especies”. Las categorías taxonómicas superiores, como género y familia, se determinan en base a observaciones visuales de estructuras y/o similitudes ecológicas. Por lo tanto, un género contiene gran número de especies que tienen ciertas características en común.

Fuente