Saltar a: navegación, buscar

Feromonas

Feromonas
Información sobre la plantilla
Feromona.jpeg
Concepto:Es una sustancia producida por las glándulas sexuales de algunos animales para atraer al individuo del otro sexo, con el fin de provocar comportamientos específicos

Características

Se comportan como un medio de transmisión de señales cuyas principales ventajas son el alcance a istancia y el poder sortear obstáculos, puesto que son arrastradas por las corrientes de aire.

Muchas especies de plantas y animales utilizan diferentes aromas o mensajes químicos como medio de comunicación y casi todas envían uno o varios códigos por este medio, tanto para atraerse o rechazarse sexualmente como para otros fines.
Feromonas1.jpg

Orígenes de la feromona

El término feromonas ha sido definido por primera vez por Karlson y Luscher en 1959. Es la asociación de dos raíces griegas "pherein" (transportar) y hormán (excitación). El descubrimiento de estas sustancias segregadas por hombres y mujeres, que se perciben a través de la nariz, se realizó en 1986 gracias a una investigación encabezada por la Dra. Winnifred B. Cutler, egresada de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, quien intuyó acertadamente que los seres humanos contamos con un sistema químico de comunicación sexua, tal y como desde la década anterior se había comprobado que ocurre en el reino animal. El enigma de cómo se detectan las feromonas, siendo inodoras, fue resuelto años más tarde por un anatomista de la Universidad de UTA (Estados Unidos), el Dr. David L. Berliner. Este investigador redescubrió pequeña zona en el interior de la nariz humana llamada órgano vomernasal (OVN), localizado entre la membrana mucosa que cubre el tabique o hueso que divide las fosas nasales. Aunque el OVN fue identificado con más de un siglo de anticipación, los científicos asumieron que se trataba de un órgano rudimentario e inútil, cuya función se perdió durante la evolución del ser humano. Empero, Berliner y su grupo de especialistas descubrieron que este pequeño órgano funciona como receptor completamente separado del sentido del olfato (especie de "sexto sentido") que se encuentra conectado directamente al hipotálamo, es decir, en el centro del cerebro encargado de controlar motivaciones básicas y emociones sexuales, de hambre, temor o enojo, así como temperatura corporal y ritmo cardiaco. A principios del decenio 1990-2000, los científicos Larry Stensaas y Luis Monti-Bloch, también de la Universidad de Utah, así como Thomas Getchell de la Universidad de Kentucky en Lexington (Estados Unidos), confirmaron que las amistosas feromonas actúan a través del órgano vomernasal. La existencia de feromonas se ha conocido por siglos y aparentemente se originó en observaciones de picaduras masivas de abejas en respuesta a productos químicos liberados por la picadura de una sola abeja. Las feromonas son compuestos químicos que los animales emiten para comunicarse con miembros de su misma especie.

Categorías

Hay tres clases de feromonas, según el tipo de reacción que producen:

  • Feromonas iniciadoras: producen una variación del equilibrio hormonal del receptor.
  • Feromonas liberadoras: producen pautas de conducta específicas, como el impulso sexual.
  • Feromonas informativas: llevan información sobre el emisor, como la edad, estado de salud, etc.

En Humanos

Hay estudios científicos que parecen señalar la existencia de feromonas en los humanos.Aun así, estos estudios siguen siendo sujetos a debate por su metodología y por sus conclusiones.Actualmente no existe un consenso definitivo dentro de la comunidad científica sobre la existencia de feromonas humanas.

Feromonas en las abejas

Las feromonas en las abejas domésticas se producen en glándulas especiales y actúan a través del olfato por regla general. Las obreras también las tienen. Son especialmente conocidas las glándulas de Nasonov, bajo el abdomen, que emiten las feromonas de alarma. Las avientan levantando el abdomen y batiendo las alas. Algunas feromonas pueden funcionar por intercambio oral. La reina las emplea para controlar a las obreras y, en el vuelo nupcial, para atraer a los machos. Estimula la agregación en los enjambres, impide la construcción de celdas realeras, transmite su presencia, lo que mantiene la tranquilidad de la colmena, promueve la recolección de néctar. Hay feromonas producidas por glándulas mandibulares que impregnan el cuerpo y son recogidas por las obreras con la lengua, y así las transmiten para generalizar el conocimiento de que la reina está presente. Las feromonas que inhiben la construcción de nuevas celdas realeras (las que sirven para criar nuevas reinas) se producen en glándulas tarsales (en las patas).

Abejas-feromonas.jpg

Feromonas en los insectos

El primer aislamiento e identificación de la feromona de un insecto (la polilla del gusano de la seda) fue hecho en 1959 por científicos alemanes. Desde entonces, cientos, tal vez miles de feromonas de insectos han sido identificadas. Hoy tenemos una visión mucho más clara de las posibilidades y limitaciones asociadas con feromonas de insectos en programas de Manejo Integrado de Plagas. Por sus propiedades atractivas o repulsivas, las feromonas de insectos, conocen ya aplicaciones en el área fitosanitaria. La feromonas sexuales pueden ser utilizadas para controlar plagas de insectos que provoquen daños en las cosechas. Si se conoce la estructura química (identidad) de la feromona de alguna plaga especifica, esta feromona puede ser preparada en el laboratorio, y luego colocarse en trampas.El uso de estas trampas en plantaciones atrae a los insectos, donde quedan atrapados, disminuyendo así su población y aminorando el daño en las cosechas. Algunas mariposas, como los machos de Saturnia pyri, son capaces de detectar el olor de la hembra a 20km de distancia.

Feromonas en las hormigas

Basan su compleja organización social en las diferentes feromonas que transmiten, que se pueden agrupar en diferentes tipos. Feromonas de organización social. Se transmiten por vías digestivas, ya sea por la boca (estomodeal) o por el ano (proctodeal). A esta transmisión se la denomina trofalaxis. Son la base de la organización social, y con ella se puede transmitir diferentes tipos de información, como los niveles de alimento, o las necesidades de la reina. Feromonas de casta. En el proceso de desarrollo se presentan diferentes castas según su alimentación. Las obreras "alimentan" a laslarvas con la feromona, según sea el requerimiento del hormiguero. Si se les aporta la feromona por 2 ó 3 días, de esa larva surgirá una obrera, mientras que si se le aporta por 5 días, surge una soldado, y con más de 12 días, una princesa. En todos los casos son hembras, pero en el caso de la obrera y la soldado, las gónadas están atrofiadas. Los machos en estos casos se producen mediante la no fecundación del huevo, lo que les convierte en seres producto de partenogénesis. Feromonas disparadoras. Se trata de sustancias olorosas transmitidas al medio. Se pueden diferenciar cuatro tipos de éstas.

  • Feromonas marcadoras de pistas. Cuando una hormiga o un grupo encuentran el alimento, dejan un rastro para que otros vayan a la misma fuente de alimento. Las hormigas, marcan el rastro en el suelo, mediante las glándulas que tienen en el abdomen.
  • Feromonas de agregación social. Las colonias en las que viven las hormigas tienen un olor característico y propio, que lo presentan todos y sólo los individuos de esa colonia. Un individuo intruso sería rápidamente reconocido por su olor.
  • Feromonas de alarma. Mediante olores, puede hacerse un rápido aviso de la presencia de un enemigo. Las glándulas se sitúan en el abdomen, cerca de la glándula del ácido, y la feromona es disparada en altas concentraciones, y difuminada por unas pequeñas setas que hay en el poro. De esta forma, la feromona queda en suspensión en el aire, y es captada rápidamente por el resto de hormigas, que a su vez vuelven a disparar la feromona. En muy poco tiempo, se activa una alarma general.
  • Feromonas sexuales. Las hembras, durante el vuelo nupcial, producen olores de atracción para los machos, para ayudarles a encontrarse y realizar la cópula.

En los roedores (Efecto Bruce)

Ha sido demostrado en laboratorios que en algunas hembras de roedores, el sólo hecho de oler las feromonas de un macho distinto al que las fecundó, incluso indirectamente a través de su orina o el olor de su lecho, es capaz de inducirles abortos. Esto se conoce como "efecto Bruce", por H.M. Bruce quién lo descubrió en 1959.

Ventajas de usar feromonas como insecticidas

Con el uso de feromonas, es posible disminuir considerablemente el uso de insecticidas químicos en las cosechas, generándose así cosechas menos contaminadas.

Ventajas sobre otros insecticidas:

  • Por ser productos naturales (que la naturaleza produce) son biodegradables y no contaminan el ambiente.
  • Se usan en muy pequeñas cantidades.
  • Son específicas para cada especie, por lo que controlan la población de una única especie, evitando matar a otros insectos que podrían ser beneficiosos, favoreciendo el equilibrio biológico.

Uso en el mercado

Algunos estudios sugieren que independientemente de la imagen personal o de la comunicación verbal o gestual, existe otro canal de comunicación mediante las feromonas, captadas por el órgano vomeronasal (OVN). La principal misión de estos ¨mensajeros¨ enviar señales y atraer a nuestra potencial pareja, haciéndonos más atractivos ante los demás, cuentan con numerosas aplicaciones ya en la industria. Ejemplo de ello es la fórmula exclusiva de Andro Vita estratégicamente combinada para lograr los mejores resultados y potenciar su atractivo. La investigación científica sugiere que los individuos con secreción de feromonas más alta poseen un atractivo sexual más elevado para sus potenciales parejas y son más respetados por los individuos de su mismo sexo. No sólo juegan un papel importante en la sexualidad sino que también son pieza fundamental en la comunicación, confianza, imagen social o incluso unión de pareja. Estas cualidades son ya explotadas por la industria cosmética para hacer más atractivos y sensuales sus productos, pues en sus fórmulas incluyen feromonas sintéticas: lociones para después de afeitar, shampoo, preservativos, cremas corporales, aromatizantes ambientales y hasta pañuelos desechables son algunos de los productos en que se emplean estos químicos para lograr una estimulación más efectiva y, por supuesto, amplios márgenes de ganancia ante un mercado deseoso de panaceas que le permitan vivir una sexualidad plena. Se analizaron también en las investigaciones las reacciones de mujeres y hombres expuestos a estos elementos naturales generados por las glándulas apocrinas (conglomerado especial de células productoras de sudor que se localizan principalmente en las axilas y alrededor de los genitales), así como el papel de éstas dentro de las relaciones sexuales, obteniéndose resultados sorprendentes en cuanto al efecto que tienen sobre libido y salud: hacen más atractiva a nuestra pareja, influyen en la fertilidad y alivian algunos síntomas de la menopausia.

¿Cómo incrementar la producción de feromonas de manera natural?

Se sugieren las siguientes prácticas:

  • Mantener relaciones sexuales de manera constante;si la frecuencia es de por lo menos una vez a la semana, se contribuirá a la producción de muchas feromonas.
  • Practicar el sexo oral.
  • Realizar ejercicios ayuda a estimular las glándulas apócrinas, productoras de feromonas. La práctica deportiva hará que la persona sude con mayor frecuencia y abundancia, por lo que se fomentará la producción de los químicos amorosos.
  • Evitar el uso de desodorante con perfume demasiado fuerte, pues neutralizan nuestra propia fragancia. Se aconsejan los productos inodoros que aplaquen la transpiración pero que no eliminen el olor sexual personal.
  • No eliminar inmediatamente el sudor fresco del cuerpo, siempre que no sea muy abundante o desagradable en su aroma, ya que determinados estudios señalan que el mal olor aparece por lo general 24 horas después de haber transpirado.

Fuentes