Saltar a: navegación, buscar

Perfume

Historia del perfume
Información sobre la plantilla
Perfumes-set.jpg
Los aromas de la naturaleza han acompañado al ser humano desde el principio de los tiempos.

Perfume. Sin lugar a dudas, los aromas de la naturaleza han acompañado al ser humano desde el principio de los tiempos: las flores, el mar, los árboles... No obstante, la palabra «perfume» evoca una fragancia agradable. Quizás el hecho de encontrarla tan agradable y de que el humo se elevase directamente hacia el cielo, hizo pensar en utilizarlo como ofrenda a las divinidades o a las fuerzas sobrenaturales que lo habitaban y que desde allí arriba regían sus frágiles destinos en la Tierra. Aún en la actualidad son innumerables las ceremonias y religiones que utilizan fuertes aromas como parte de las alabanzas a santos, dioses o demonios.

Historia del perfume

El arte de la elaboración de perfumes nació en Egipto, fue desarrollado por árabes y romanos y desde España se reintrodujo en Europa durante el Renacimiento.

Fue en Francia, hacia el siglo XIV, donde se cultivaron flores para elaborar los perfumes, permaneciendo ésta desde entonces como el centro europeo de diseño y comercio en perfumería.

Mientras que en la Europa del siglo XVIII el perfume era utilizado por la nobleza, en oriente, especialmente en Japón, el perfume constituía un arte, llamado kodo o arte del incienso, practicado además por la burguesía.

Algunos tipos de perfumes

Perfumes divinos

Perfumes divinos

En el año 3500 a.n.e, Sumeria era la civilización más avanzada y compleja del mundo; los sumerios crearon el primer sistema de escritura del mundo, los primeros en usar instrumentos de bronce, los primeros en fabricar ruedas y contrariamente a lo que muchos suponen, fueron ellos y no los egipcios los que desarrollaron por primera vez ungüentos y perfumes.

Cuando los arqueólogos encontraron el sepulcro de la reina Schubab de Sumeria, se sorprendieron bastante al hallar a un costado del cuerpo una cucharita y un pequeño pote trabajados con filigrana de oro: la coqueta reina había guardado allí su pintura para los labios.

En la Epopeya de Gilgamesh (un poema asirio del año 2300 a.n.e probablemente copiado de textos acadios mucho más antiguos) se encuentran muchas citas que hacen referencia a la perfumería y a la cosmética.

Perfume de lujo.

Egipto no tardó en tomar de los sumerios la idea de la escritura y todo lo referente a la cosmética. Los sacerdotes literalmente fumigaban sus oraciones con perfumes que ellos mismos elaboraban, empleando olores fortísimos que favorecían la elevación del alma: mirra, resina de terebinto, gálbano, olíbano, láudano.

Los aceites perfumados, los ungüentos y las pinturas también formaban parte del rito: muy temprano por la mañana, cada sacerdote procedía al aseo de las estatuas divinas untándolas con ungüentos y maquillando sus rostros (los de las estatuas y los propios).

Así obtenían la protección de los dioses y se aseguraban un tranquilo y seguro paso al más allá. Justamente esta creencia es la que explica la práctica del embalsamamiento: conservar intacto el cuerpo en sustancias imputrescibles y perfumadas para entrar así en el cielo de los egipcios.

La elaboración del perfume en la actualidad

La realización de un perfume es actualmente muy diferente a como era en la antigüedad. Los adelantos científicos y técnicos nos han permitido realizar fórmulas cada vez más complejas que antes se llevaban a cabo únicamente mediante la experimentación. La elección de materias primas de calidad, las técnicas de destilado y el trabajo de los profesionales son las claves del éxito.

De ellas depende principalmente la calidad del perfume. Mantener la fórmula original cuesta si los métodos de producción de éstas se ven alteradas y hay que recurrir a productos de calidad secundaria. Existen infinidad de materias primas utilizadas en la fabricación de un perfume, pero se pueden dividir básicamente en productos naturales: vegetales, animales o minerales y productos sintéticos.

Productos vegetales

Los productos minerales

Sirven como fijadores de los vegetales, confiriéndoles persistencia y se les atribuye capacidad de atracción sexual y también resinas, como el ámbar. Es necesario mantener un nivel de evaporación igual para todos los elementos que componen el perfume. Los productos minerales son principalmente Petróleo y Sulfuro de Hidrógeno.

Productos artificiales o sintéticos

Producidos mediante reacciones químicas, se fabrican con la intención de reproducir aromas naturales. Un ejemplo de ellos son las anteriormente mencionadas ionomas. Con estos olores de laboratorio se obtienen sorprendentes resultados. Un experto, hoy en día, tiene dificultades a la hora de distinguir un aroma artificial de uno natural, y obviamente, su empleo resulta mucho más beneficioso, por lo económico, para los fabricantes de perfumes. Es por esta razón por la que los laboratorios no escatiman a la hora de invertir insultantes cantidades de dinero en tecnología.

Ingredientes de perfumería

Ejemplares de ingredientes para fabricar el perfume

El perfume es una mezcla que contiene sustancias aromáticas, pudiendo ser éstas aceites esenciales naturales o esencias sintéticas; un disolvente que puede ser sólido o líquido y un fijador, utilizado para proporcionar un agradable y duradero aroma a diferentes objetos pero, principalmente al cuerpo humano.

Los aceites esenciales son sustancias orgánicas, líquidas aunque algunas veces sólidas, de olor y sabor acres, irritantes e incluso cáusticas. Pueden destilarse sin descomposición, no son miscibles en el agua pero son solubles en alcohol y éter. No tienen el tacto graso y untuoso de los aceites fijos y no dan jabón. Disuelven los cuerpos grasos, la cera y las resinas.

Su composición química es variada; a menudo encierran hidrocarburos de fórmula C10H16 o un múltiplo o submúltiplo y un compuesto oxigenado o alcanfor. Algunos contienen éteres, alcoholes, fenoles; otros, contienen azufre. Existen en todos los órganos de las plantas pero especialmente en las hojas y en las flores.

La mayor parte de las esencias ya existen completamente formadas en la planta o vegetal; sin embargo, otras no preexisten sino que se forman por la acción del agua sobre determinadas partes del vegetal por cuya acción se combinan ciertos elementos que se encuentran en las células y determinan la formación de la esencia.

Los fijadores que aglutinan las diversas fragancias incluyen bálsamos, ámbar gris y secreciones glandulares de ginetas y ciervos almizcleros, estas secreciones sin diluir tienen un desagradable olor, pero en solución alcohólica actúan como conservantes. En la actualidad, estos animales están protegidos en muchos países, por lo que los fabricantes de perfumes utilizan almizcle sintético.

La cantidad de alcohol depende del tipo de preparación al que vaya dirigido. Normalmente, la mezcla se deja envejecer un año.

Extracción de fragancias

El placer de la fragancia

Los aceites esenciales se extraen de los vegetales que los contienen formados o que contienen los elementos para su formación. Su extracción industrial tiene gran importancia.

Destilación de perfume

Este método es el más empleado especialmente para flores, plantas y hierbas, tales como la lavanda, rosas, alhucema, tomillo, sándalo, mimosa, etc. Para ello, se emplea un alambique de cavidad bastante grande. A continuación se cita el procedimiento para su realización:

  • La parte del vegetal que contiene la esencia (raíz, hojas, flores, corteza, etc.) se machaca y se introduce en el alambique. Es conveniente no poner la materia en contacto directo con la caldera; por este motivo se coloca en sacos o en un vaso en forma de criba que se dispone en el centro de la cucúrbita.
  • Se añade el agua suficiente para que la materia esté completamente bañada y al cabo de algunas horas de maceración se procede a la destilación. El aceite esencial es arrastrado por el vapor de agua, aunque su punto de ebullición en general es muy superior a 100º.
  • Recoger el aceite en un vaso en el que se separan fácilmente el agua y la esencia. Para las esencias más ligeras se dispone del llamado recipiente florentino. La esencia va a la parte superior y se acumula en el recipiente mientras que el agua se escapa por un tubo encorvado que nace de la base del recipiente.

Para las esencias más pesadas se usa otro tipo de probeta en la que se deposita el líquido en la base y el agua escapa en altura. En todos los casos, el agua que sale arrastra un poco de esencia en disolución o en suspensión. Esta agua retorna al alambique para aprovecharla en operaciones sucesivas.

Expresión del perfume

Otro procedimiento extractivo es la expresión; muy conveniente en el limón, la naranja y la mandarina. Consiste en exprimir la corteza del fruto, obteniendo así el aceite que ésta contiene.

Disolución

El procedimiento extractivo de disolución sirve para ciertas flores delicadas; utilizando para esto ciertas sustancias grasas que tienen la propiedad de absorber los perfumes por contacto. Si se procede a la temperatura ordinaria, la operación se llama enfleurage como ocurre con la vara de Jesé y el jazmín. Consiste en impregnar las sustancias aromáticas en grasa y después extraer el aceite oloroso con alcohol. También se utilizan compuestos químicos aromáticos.

Maceración

Cuando se procede por maceración es necesario colocar las flores en unas grande calderas manteniéndolas sumergidas a fin de que suelten el perfume.

Tipos de perfumes

Existen diferentes tipos de perfumes, según su intensidad aromática:

  • Perfume: la forma más concentrada, entre el 15-40% de esencia aromática.
  • Eau de Perfume (EdP): concentración del ~15%.
  • Agua de baño, más conocida como Eau de Toilette EdT: concentración del 7-15% (~10%).
  • Agua de colonia = Eau de Cologne EdC: la misma concentración que el anterior pero con aromas cítricos predominantemente: sólo un 3-6% (~5%) de concentrados.
  • Splash perfumes EdS: ~1% de concentrados.

Un envase digno de un gran perfume

Perfume ckfree en su envace

La aparición del primer envase coincidió con la aparición del primer perfume, sólido o líquido. Al ser una sustancia volátil se debía evitar de algún modo su natural y rápida evaporación. Pero mucho antes de la aparición del cristal, hacia el siglo I a.n.e, los egipcios ya fabricaban recipientes de diorita y de alabastro que, además de aislar el producto, conservaban frío su contenido para que no perdiera ni una de sus propiedades odoríferas.

Los griegos y romanos utilizaban cerámicas decoradas con esmaltes hasta que Egipto comenzó a exportar sus envases. Posteriormente, con la llegada del vidrio todos aceptaron rápidamente este material por su ligereza y transparencia. Casi inmediatamente llegaron los frascos esmerilados.

Entre los siglo XVI d.n.e al siglo XIX d.n.e los nobles adquirían separadamente perfume y envase, teniendo así el consumidor su fragancia favorita dentro del envase que más le agradaba. Cuando la burguesía comenzó a ser consumidora, la demanda de envases de vidrio se disparó, apareciendo de este modo los primeros envases fabricados exclusivamente para perfumes.

Los cristales eran cortados por los artesanos con sumo cuidado, para posteriormente ser tallados manualmente.Por tanto, poseer un perfume era símbolo de poder económico y refinamiento, así los frascos con perfume eran colocados en los salones de las casas, a la vista de todos.

Es en esta época cuando se fabrican verdaderas obras de arte que ahora sería imposible elaborar debido a que el coste del envase superaría con creces al coste del perfume; todavía se conservan en museos o en domicilios particulares, por herencia, auténticas joyas realizadas a mano y adornadas con oro, plata y piedras preciosas.


Algunos perfumes de marcas reconocidas.

Marcas de perfumes reconocidas en el mundo

De mujer

AIRES DE TIEMPO, AMARIGE, ANAIS, ANAIS, 360º, CHANEL Nº5, COCO CHANEL, ESCAPE, GLORIA VANDERBILT, HUGO BOSS, PALOMA PICASSO, POSISON, POLO SPORT, SAMSARA, TOMMY, TRIBU, 212 DE CAROLINA HERRERA

De Hombre

ANIMALE, BOSS SPIRIT, CARLO CORINTO, 360º, C.K. ONE, COOL WATER, ETERNITY, FAHRENHEIT, HERRERA FOR MEN, HUGO BOSS, MINOTAURO, OBSESSION, POLO SPORT, TOMMY HILFINGER, VETIVER, 212 DE CAROLINA HERRERA

Filmografía

"El Perfume"

Fuentes