Saltar a: navegación, buscar

Impotencia sexual

Impotencia sexual
Información sobre la plantilla
Impotencia sexual (Small).jpg
Concepto:Incapacidad reiterada o continua (durante un periodo de al menos tres meses) para lograr y mantener una erección suficiente que permita completar una relación sexual satisfactoria.
Impotencia sexual. o disfunción eréctil se define como la incapacidad constante de mantener la erección suficiente para el coito. Puede significar incapacidad total para lograr la erección, la capacidad irregular para lograrla o una tendencia a mantener únicamente erecciones breves.

La impotencia sexual

Se habla de impotencia sexual para referirnos a la incapacidad constante de mantener una erección suficiente para el coito. Los médicos usan generalmente el término disfunción eréctil para referirse a este trastorno y diferenciarlo de otros problemas que obstaculizan el coito, tales como la falta de deseo sexual y los problemas con la eyaculación y el orgasmo. La impotencia sexual se puede tratar en todos los grupos de edad, y el conocimiento de este hecho ha ido aumentando. Más varones han buscado ayuda y han recuperado una actividad sexual casi normal gracias a los tratamientos mejorados de la impotencia.

Causas de la impotencia sexual

Impotencia22.jpeg
La impotencia sexual masculina o disfunción eréctil, es padecida por el 34% de los varones y, a partir de los 60 años 1 de cada 2 hombres tiene dificultad para conseguir mantener una buena erección durante el coito. Además, una impotencia sexual puede ir acompañada de otros síntomas, como son la falta de deseo o la eyaculación incontrolada. Todos pueden ser causa de inestabilidad emocional y física del hombre en el terreno sexual, generando una serie de inseguridades que irán en aumento si no se acude al especialista.

¿Qué hombres padecen impotencia sexual?

En la mayor parte de los casos la impotencia sexual tiene una causa física, como enfermedad, lesión o efectos colaterales de medicamentos o enfermedades. Cualquier trastorno que disminuye el flujo de sangre en el pene puede causar impotencia sexual.

Normalmente se habla de que la edad genera aumentos en la incidencia de la impotencia sexual. Alrededor del 5 por ciento de los varones a los 40 años y entre 15 y 25 por ciento de los varones a los 65 años experimentan impotencia sexual . Aun así, no es una parte inevitable del envejecimiento y de algunas épocas de estrés o de descenso hormonal acusado. Es importante perder el miedo al tratamiento, pues es más fácil de lo que se cree. Cuanto antes se trate la disfunción, antes se curará.

¿Que enfermedad física puede ser causa de impotencia?

  • Alteraciones neurológicas.
  • Alteraciones vasculares, endocrinas, metabólicas.
  • Diabetes.
  • Arteriosclerosis.
  • Peyronie.
  • Colesterol.
  • Tabaquismo.
  • Poca práctica de relaciones sexuales.
  • En muchos casos pueden ser la causa de una impotencia sexual en el hombre, al disminuir el riego sanguíneo del pene.
  • Enfermedades como epilepsia, ictus, alzheimer, Mal de Parkinson, traumatismos medulares, cardiopatías congénitas, fugas venosas del pene, síndrome de Cushin, Hipertiroidismo, hipotiroidismo, prostatitis, etc...

Causa psicologica de la impotencia sexual

Impotencia2.jpeg
Alteraciones Psicológicas que pueden ser causa de impotencia sexual. Se refiere con este tipo de causas a casos en los que son problemas colaterales como la ansiedad (provocada con frecuencia por el miedo a no conseguir una erección o a defraudar a la mujer), problemas familiares o de pareja , depresión, que pueden afectar al estado mental y por ende al acto sexual.

No cabe duda que también se refieren a este tipo de causas las generadas por preocupación excesiva debido a problemas laborales, sociales o familiares que implican que no se dedique la atención necesaria al acto sexual. La fatiga, inapetencia, falta de ejercicio, insomnio o fracaso laboral también desequilibran los reflejos sexuales.

Aparece entonces el temor al fracaso sexual, la presión de las exigencias sexuales y la incapacidad de abandonarse a sus sentimientos eróticos, como elemento motor de las causas emocionales que generan impotencia sexual o sentimientos de culpa. Suele ser influyente normalmente la la mala comunicación con la pareja. Quienes no saben o no pueden comunicarse es probable que no puedan hacer el amor.

A los hombres que tienen problemas para hablar de sus sentimientos les puede resultar difícil compartir con su pareja cualquier motivo de ansiedad sobre su vida sexual. Si el hombre se reserva las preocupaciones, es más probable que pierda la erección. El uso ininterrumpido o de duraciones continuadas, de medicación o fármacos para las dolencias psíquicas o emocionales de los hombres, son causas en gran numero de ellos, de lesiones de carácter sexual en cuanto al riego sanguíneo del pene. Y dado que este tipo de enfermedades suelen ser de larga duración, estos pacientes pierden su erección y caen en una inseguridad a la hora de tener relaciones sexuales por el miedo a fallar.

Una de las secuelas importantes de la impotencia es una depresión secundaria. Sin embargo, la depresión puede también ser causa de la impotencia, en cuyo caso se habría de tratar la depresión antes de iniciar el tratamiento de la disfunción eréctil surgida.

Causas psicológicas emocionales o situacionales mas frecuentes de la impotencia sexual:

  • Cuadros depresivos.
  • Temor al fracaso.
  • Crisis ansiosa.
  • Ansiedad por el rendimiento.
  • Conflictos de pareja
  • Exigencias ante el acto.
  • Analfabetismo sexual.
  • Inadecuación a una nueva etapa vital.
  • Duelos por fallecimientos de seres queridos.
  • Crisis vitales: nacimientos, jubilación, separaciones y divorcios.
  • Conflictos psicológicos posquirúrgicos (donde no hubo lesión en zona genital).
  • Anticipación del fracaso.
  • Temor al compromiso.
  • Ausencia de método anticonceptivo confiable (es común escuchar a varones diciendo que si tienen que usar profiláctico pierden la erección).
  • Miedo al [[Centro Municipal de Prevención de las ITS y el VIH/SIDA (Bayamo)|SIDA]].

Los psicofármacos como causas de impotencia

Psicofármacos que pueden ser causas de impotencia son por ejemplo las Butirofenonas, Fenotiacinas y Tioxantinas, las Benzodiacepinas, inhibidores de la MAO, Triciclicos, Barbituricos, Benzodiacepinas hipnóticas.

Hay que tratar esta impotencia originada por la toma de fármacos, acudiendo al andrólogo y que éste le recomiende el mejor tratamiento compatible al que ya esta recibiendo por su dolencia psíquico emocional.

Hormonas, vasodilatadores, diureticos y otros, como causa de impotencia

Últimos estudios confirman que la toma de fármacos para curar enfermedad físicas o psíquicas, son considerados en muchos casos medicamentos causantes de impotencia sexual en el hombre. Esto podrían ser: Propanolol, Atenolol, Hidralacina, Minoxidil, Tiazidas, Espironolactonas, Acido etacrinico, Furosemida, Estrogenos, Antiandrogenos (acetatos), Progestagenos, Corticosteroides, Cimetidina, Clofibrato, Digoxina, Indometacina, Sulpiride, Metoclopramida

Tratamiento de la impotencia

Dado que la mayoría de los casos de impotencia son producidos por causas orgánicas, los tratamientos actuales están basados en medicaciones avanzadas que solucionan la disfunción de forma rápida y efectiva.

Siempre se recomienda visitar el andrólogo, que es el especialista en disfunciones sexuales masculinas. Existen tratamientos por vía oral, o para los casos mas complejos programas de medicación de área local y con menores efectos secundarios. Los remedios de la impotencia son muchos, pero los mas recordables son los que recomienda el andrólogo, como es el caso de Levitra, que mejora ampliamente el rendimiento sexual del hombre que padece la disfunción.

Son remedios que necesitan de una vista médica para ser recetados. Hay tratamientos orales como el cialis, que consiguen una mejor respuesta sexual y mas duradera para aquellos hombres que tienen impotencia, también hay otros tratamientos orales o locales de gran evolución, aunque siempre se habla del viagra, como el tratamiento vía oral pionero.

Recomendaciones

Existen varias recomendaciones para combatir la impotencia sexual como las siguientes:

  • Masajear todo el cuerpo, un masaje vigoroso es altamente beneficioso en el tratamiento de la disfunción eréctil al permitir establecer el vigor muscular que es esencial para la energía nerviosa
  • Cambiar su rutina. En este sentido, puede ir a un hotel, tomar unas vacaciones o comprar ropa intima nueva a su pareja.
  • Bañarse con agua fría. La región pélvica controla los nervios de los órganos genitales.
  • Mantener el peso adecuado.
  • Hablar con la compañera. Es importante mantener una comunicación abierta y sincera con su compañera para que puedan encontrar en conjunto las posibles causas y se pueda considerar otras posibilidades.
  • No tomar bebidas alcohólicas antes del acto sexual, beber alcohol antes puede ser perjudicial para el funcionamiento sexual.
  • Revisar los medicamentos. Algunos medicamentos como los antihistamínicos, diuréticos y los sedantes pueden causar disfunción eréctil.
  • No usar drogas, no consumir drogas como cocaína, marihuana, opiáceos, heroína, barbitúricos,.morfina y anfetaminas, además de ser perjudiciales para la salud, también pueden ocasionar impotencia.
  • No fumar. Los estudios han demostrado que la nicotina puede comprimir los vasos sanguíneos. La inhalación del humo del tabaco bloquea la erección porque inhibe la relajación del músculo liso del tejido eréctil.
  • Darse tiempo. A medida que el hombre envejece necesita un poco más de tiempo de estímulo para lograr una erección.
  • Planear con anticipación. Es importante que piense qué hacer en el caso que no se no logre una erección enfatizando otros aspectos más sensuales de la intimidad como el juego y el disfrute mutuo sin preocupación. Es conveniente no concentrarse en la erección misma, para que ésta ocurra más fácilmente.
  • Cuidado con el colesterol. Se debe evitar el consumo de alimentos que puedan aumentar el colesterol, ya que pueden contribuir a que las artería se estrechen incluyendo las que van al pene dificultado la correcta circulación de sangre y erección. Aunque estos consejos contra la disfunción eréctil son muy recomendables, sobre todo es importante consultar al especialista andrólogo.

Enlaces

Fuentes

  • Guillermo Vallejo Portuondo.Impotencia sexual: reflexiones y tratamiento.1996. 98 pág.
  • Jacqueline Dreyfus-Moreau.La impotencia sexual.1974.140 pág.