Saltar a: navegación, buscar

Jacobina

Jacobina
Información sobre la plantilla
Jacobina.JPG
Nombre Científico:Jacobinia carnea
Reino:Plantae

Jacobina . Es un arbusto perteneciente a la familia de las acantáceas, su valor es puramente ornamental para borduras, formar macisos o para ubicar en macetas tanto en interior como en exterior.

Características

Planta herbácea con hojas compuestas y enteras. Sus hojas son opuestas y de color verde o verde oscuro. Las flores son grandes, con pétalos rizados, reunidos en forma de espiga y con diversas tonalidades cromáticas que van del rosa al rojo. Altura: 1 y 1,5 metros.

Origen

México, Bolivia y Brasil

Usos

Como planta de apartamento y de invernadero.

Cultivo

Luz: Suficientemente luminoso pero no alcanzado directamente por los rayos solares. Es un arbusto que se desarrolla mejor en zonas bien iluminadas. Se puede emplazar a pleno sol o bien a media sombra, si está cultivado en jardín, o en lugares soleados, pero sin recibir la acción directa del sol, en el caso de que se encuentre en el interior de la casa.

Humedad: Riego frecuente acompañado a menudo de rociado de las hojas. Si la jacobina está bien protegida durante el invierno y no se riega en exceso no se tendrá ningún problema. Esto es así porque en invierno tienen un período de reposo, y en primavera comienzan a crecer de nuevo. En verano, si tienen agua y nutrientes, su floración será espectacular. Este arbusto demanda riegos abundantes, sobre todo en el verano, época en la cual también es importante rociar su follaje, con la ayuda de un aerosol, para que pueda mantener la humedad.

Multiplicación: En primavera. Saca esquejes terminales, plántalos en un substrato ligero en un ambiente húmedo y cálido. En cuanto aparezcan las raíces, plántalos en una maceta con un mantillo idéntico al utilizado para el trasplante.

Suelo: El sustrato ideal para conseguir que la planta se desarrolle en perfectas condiciones es el compuesto a partes iguales por tierra de jardín, tierra de hojas y turba de arena con fertilizante orgánico y ligeramente húmedo.

Poda: Es recomendable realizarla en otoño, cuando las flores se hayan pasado. Para ejecutar ésta última tarea será conveniente cortar los tallos a unos diez o quince centímetros y, a continuación, empezar a disminuir los riegos, arranque las hojas marchitas. En primavera, despunta los brotes jóvenes para obtener una mejor ramificación.

Cuidados especiales

Para que reflorezca el año siguiente dale un periodo de reposo, reduciendo los riegos y la temperatura (máxima 13 ºC) y suprimiendo el abono.

Parásitos y enfermedades

Los brotes jóvenes son sensibles a los pulgones.

Trasplante

Cada 2 o 3 años, un mantillo rico y suelto.

Abono

Cada 15 días de abril a julio.

Problemas y consejos para su cultivo

Las hojas se debilitan, se ponen amarillas y terminan por caer.

  • En las hojas viejas de la base, es un proceso normal.
  • Falta de abono.
  • Falta de agua.

Nota

También es necesario, además, retirar las partes marchitas para evitar que la planta malgaste sus energías en tratar de que vuelvan a recuperar su esplendor original y que el olor de estas partes en descomposición atraiga parásitos y plagas.

Fuentes