Saltar a: navegación, buscar

Línea (Artes visuales)

Línea (Artes Visuales)
Información sobre la plantilla
Linea.JPG
Concepto:La línea en las Artes Visuales es la encargada de escribir una forma.

Línea (Artes Visuales). Es una abstracción del pensamiento humano, en la realidad hay límites. En las Artes Visuales se utilizan para delimitar las áreas, los volúmenes y las formas.

La línea en la evolucióndel hombre

En la evolución del hombre, entre las muchas habilidades que logró desarrollar en este largo proceso de conquista del entorno en que vivía, figura la posibilidad de hacer marcas o señales sobre algunas superficies. Cualquiera de sus múltiples acciones cotidianas en la búsqueda de alimentos, pudo haber sido la que originó la conciencia del trazo lineal, acontecimiento decisivo en la historia, en la que el hombre, voluntariamente pudiera dejar una huella visible de su acción más allá del momento mismo de realizarla.

Cuando el hombre fue capaz de hacer líneas a voluntad adquirió una habilidad valiosa. La utilización de la línea marcó el inicio de un desarrollo ascendente que aún en nuestros días no ha terminado. La importancia de la línea es hoy tan grande que, prácticamente no podríamos vivir sin ellas.

Las líneas han sido uno de los medios utilizados por el hombre para hacer visible su pensamiento. Desde los más remotos signos en las paredes de las cuevas o en piedras sueltas, hasta la aparición de los primeros alfabetos pasaron miles de años y así el hombre, en el devenir del tiempo fue imponiendo a las líneas nuevas funciones.

En cada etapa de la evolución del hombre, la línea se ha mantenido como una de las más constantes servidoras del hombre. Las líneas de acuerdo con sus funciones variaron y creciendo en número, tipos y caracteres, hasta llegar a ser tan distintas que en ciertas ocasiones, cuesta trabajo identificar como líneas iguales en esencia, las de un plano arquitectónico, las del rayo láser o las de una pintura de Carlos Enríquez.

Las líneas, elementos dúctiles en las manos del hombre, fueron moldeadas con las necesidades que cada función requería. Es durante este largo proceso de interacción entre la satisfacción de una necesidad y el surgimiento de otras nuevas que algunas líneas subordinaron su autonomía y quedaron como formas rígidas en los convencionalismos de letras, números y signos.

Otras líneas al usarse en formas de conjuntos sirvieron para que el artista creara con ellas los llamados medios tonos o valores intermedios entre el color de la superficie y el color de las líneas que se trazan sobre ellas.

El hombre creador, el artista plástico, conoció la línea desde una etapa muy temprana. Las herramientas que empleó para su trazado fueron rudimentarias y las superficies sobre las que realizó su obra fueron irregulares, ásperas y en muchos casos se trabajaron en condiciones difíciles.

La división del trabajo, como respuestas a las necesidades, fue la que permitió al hombre convertirse en un obrero especializado; el artista, que realizaba incisiones, trazos, esquemas, bocetos, croquis, dibujos y diseño en los que la línea interviene en mayor o menor grado.

Este creador a partir de sus experiencias utilizó las más variadas superficies tales como: muros, piedras, pergaminos, papeles, tablas, cartones, vidrios, plásticos y cuanta superficie fueran capaces de admitir la acción de los más disímiles instrumentos; entre éstos, los más conocidos son carbones, gubias, buriles, creyones, lápices, pinceles, brochas, espátulas, plumas, en fin, todo objeto que permita dejar huellas visibles sobre una superficie. Muchos esfuerzos, durante mucho tiempo, llevaron al hombre a hacer de la línea un medio portador de su expresión.

La línea

Al representar un punto e imprimírsele movimiento en el plano, permite la aparición de la línea y ésta a su vez, origina la forma en una superficie.

El Punto es entonces el elemento básico de toda imagen visual . Se origina en el encuentro o choque de un instrumento ( lápiz, pincel, buril, etc.) con la superficie o plano (papel, tela, madera, metal, etc.)

Por suparte la Línea es la encargada de “escribir” una forma. Dibuja la forma de las cosas guiada por la mano del artista , quien construye la imagen expresando sus ideas y dando forma a la materia; es la huella de un punto en movimiento (Kandinsky)

La línea surge del trazo que deja un punto en movimiento sobre una superficie.

La línea en la obra de arte, según la finalidad del artista, cumple dos funciones: como elemento configurador o estructural y como elemento expresivo.

En su función estructuradora se utiliza para configurar una forma determinada dentro de la composición de la obra y delimitar un área o color.

En la composición se crean puntos de atracción que se unirán con líneas imaginarias, formando una especie de esquema oculto, una armazón, que sirve de estructura o de esqueleto. La mayor parte de las obras de las Artes visuales poseen estos esquemas estructurales, esta especie de base sobre la cual se hace el dibujo. Por lo regular estas estructuras, son simples, unas veces con un solo ritmo lineal, otras, con configuraciones geométricas sencillas. Estas formas sirven de cimiento al dibujo y a determinadas características expresivas que tendrá la obra terminada.

Posibilidades constructivas de la línea

La línea en las artes plásticas, es un instrumento de gran versatilidad y escapa a las normas: adopta gran variedad de formas , colores y texturas , su trazo puede ser de infinitas maneras .

Su análisis

Para poder realizar un análisis de la línea, como elemento expresivo, se debe tener en cuenta que es un proceso complejo por los distintos tipos de líneas que existen. El hombre al relacionarse con otras personas por medio del lenguaje, de la palabra, asimila y comprueba su práctica personal con la de los demás. Así durante milenios observando el mundo que le rodea, asociaba distintos elementos del mismo con las líneas y le daba significados a los distintos tipos de líneas.

Tipos de líneas

Entre los distintos tipos de líneas están:

Líneas horizontales: a partir de su relación con las aguas en reposo, los grandes árboles caídos, las personas en descanso que siguen la dirección de líneas horizontales se asocian a ideas de reposo, calma, serenidad, paz, tranquilidad y en general estatismo y pasividad, además de asociarse a la distancia y al horizonte lejano.

Líneas verticales: a partir de su relación con los árboles del bosque, las torres, los brazos extendidos hacia arriba, se asocian con la idea de vitalidad, fuerza, desafío, permanencia, seguridad, confianza e incluso con cierto carácter fálico, viril.

Líneas oblicuas: a partir de su relación con los cuerpos en caída por la posición inestable que tienen, se asocian con fenómenos dinámicos, de agitación, lucha, movimiento, inestabilidad y hasta confusión.

Líneas curvas: a partir de su relación con la fluidez de las corrientes de agua, la sinuosidad de las arenas en las playas y el grácil perfil del cuerpo juvenil y femenino, se asocian a las ideas de gracia, encanto, delicadeza, movimiento, ritmo, suavidad; su carácter dependerá del tipo de curva que se trace.

Líneas quebradas: a partir de su relación con pedazos de vidrios rotos, relámpagos y rayos, se asocia a las ideas de confusión, inseguridad, incoherencia, desorganización, impacto, abandono y desorden entre otras.

Líneas radiales: a partir de su relación con fuentes de luz intensa, se asocian a las ideas de exaltación, patriotismo, radiación, deber, gloria, énfasis y unidad.

Líneas espirales: a partir de su relación con los remolinos y algunos caracoles, se asocian con las ideas de crecimiento, germinación, desarrollo, movimiento, dinamismo y excitación.

La línea define el contorno de las cosas]]Se debe tener en cuenta que estas cualidades aquí relacionadas y atribuidas a las diferentes líneas, no operan espontáneamente, no funcionan mecánicamente, sino que están fuertemente condicionadas por el entorno en el que se hallan y con el cual existe en constante interacción.

Aporte expresivo

De esta forma el aporte expresivo de las líneas, en este caso, se suma al resto de los elementos que integran el sistema para construir el significado del contenido total de la obra. El nombre o título de la obra, el tema o asunto, los materiales y técnicas por un lado y las condiciones subjetivas del autor actúan como determinantes del significado para cada espectador.

Independientemente de estos caracteres o asociaciones psicológicas que la tradición y la experiencia social han convertido en convencionalismos más o menos aceptados, existe siempre la posibilidad de buscar nuevas interpretaciones tanto por parte del artista como del espectador, de innovar, de modificar este código visual de acuerdo con las transformaciones que haya sufrido la sociedad en su constante evolución.

Es decir, que existe una libertad total en la creación y en la apreciación de un mensaje visual, pero cada época, sociedad y país, según las condiciones específicas que lo caracterizan, perfila, señala y favorece un determinado conjunto de formas que se reflejan y se corresponden con el resto de las manifestaciones que se materialicen en una imagen visual.

Fuentes