Mucosa

De EcuRed
Mucosa
Información sobre la plantilla
Concepto:Membrana del Organismo

Mucosa. Es la membrana del organismo que elabora una sustancia densa y pegajosa para proteger un órgano o cavidades corporales que tienen una abertura al exterior, las mucosas están en el aparato digestivo, en el respiratorio y en el genital. Son tejidos orgánicos suaves y húmedos, que revisten el interior de los órganos digestivos, cavidad oral, faringe, esófago, estómago, intestino delgado, colon y recto. Este tejido posee tres capas, un revestimiento de epitelio que tiene contacto directo con la luz del órgano, y una capa subyacente de tejido conectivo areolar, que recibe el nombre de corión.

Contenido

Mucosa bucal

La boca se halla tapizada por la mucosa bucal. Se extiende desde el borde rojo de los labios hasta el itsmo de las fauces.

La mucosa bucal podemos clasificarla en

  • Mucosa de revestimiento: Se encuentra en la cara interna del labio, cara interna de las mejillas, piso de la boca, cara inferior de la lengua y paladar blando. Estas zonas no participan, directamente, en el fenómeno masticatorio y no tienen receptores del gusto.

Tiene receptores de tacto y de dolor.

  • Mucosa masticatoria: es la que recibe directamente las cargas de masticación de alimentos. Los alimentos se deslizan por las zonas próximas a los dientes, encía y paladar duro.

Es de color rosado pálido porque tiene un revestimiento o epitelio superficial muy fibroso. Tiene una consistencia física bastante firme y es dura a la palpación.

  • Mucosa especializada: la encontramos en los 2/3 anteriores de la cara dorsal o superficie superior de la lengua. Se llama especializada porque en ella se encuentran los receptores de sabor.

En esta mucosa se encuentran las papilas linguales, pliegues de la mucosa que se proyectan a la superficie.

Existen diversos tipos de papilas

  1. Las papilas filiformes son las más numerosas. Su función es mecánica y confieren el tipo aspecto aterciopelado a la lengua.
  2. Las papilas fungiformes aparecen entre las papilas filiformes como puntos rojizos, debido a su epitelio fino de superficie que permite apreciar la coloración de los vasos que las irrigan. Entre estás papilas encontramos los receptores gustativos. Tapizan las paredes laterales de la lengua.
  3. Las papilas caliciformes forman la "V" lingual en la parte posterior de la cara dorsal de la lengua. Las podemos apreciar, incluso, al mirarnos al espejo. También presentan receptores gustativos.
  4. Las papilas foliadas son muy pequeñas y forman unos pliegues y surcos dispuestos paralelamente al borde lingual.

Receptores o corpúsculos gustativos

Son centros que captan la información gustativa. Se encuentran en la mucosa especializada. Están constituidos por dos tipos de células: largas y cortas. Las largas se disponen en forma de anillo y las células más cortas se encuentran en el centro, delimitando una apertura llamada poro gustativo.

Los alimentos, una vez en la boca, entran en contacto con el receptor gustativo a través del poro gustativo. Por acción de la saliva los alimentos se disuelven y desprenden ciertas sustancias químicas llamadas sápidas. Estas sustancias sápidas son recogidas por el corpúsculo gustativo. Su información es procesada por el cerebro constituyendo el sabor.

La lengua tiene diferentes áreas topográficas donde se distinguen los diversos sabores: en la zona anterior de la lengua se percibe el gusto dulce; en la posterior el amargo; en las laterales anteriores de la lengua el gusto salado y en la parte lateral posterior el sabor ácido. No hay receptores específicos para cada uno de estos gustos.

Mucosa de la vía aerodigestiva

La mucosa de la vía aerodigestiva superior y en particular la mucosa de la cavidad oral, recubre las paredes de las cavidades y espacios anatómicos que conforman esa parte de la economía, tapizando tanto las estructuras blandas como los huesos maxilares, incluyendo los rebordes óseos que soportan los órganos dentarios (rebordes alveolares).

Su coloración normal oscila desde el rosado pálido al rosado grisáceo. Las mucosas que recubren los rebordes alveolares y el paladar duro tienen un color rosado pálido y una superficie típicamente en "piel de naranja", mientras que el resto de las mucosas de recubrimiento de los labios, mejillas, piso de la boca, velo palatino y faringe, pueden tener un color más oscuro que puede dejar ver por transparencia algunos capilares sanguíneos subyacentes, y una superficie lisa, brillante y húmeda.

Por su parte, la mucosa que recubre el dorso de la lengua, de características fisiológicas bastante más especializadas (con funciones gustativa y sensorial), tiene un color rosado pálido y una superficie áspera característica, producto de la presencia de las papilas gustatorias que la recubren (fungiformes, filiformes y caliciformes).

Trastornos inflamatorios

Las inflamaciones de las mucosas oro-faríngeas son reacciones complejas, localmente limitadas, en respuesta a lesiones locales o alteraciones de otro tipo, endógenas o exógenas. Las causas pueden ser noxas físicas, químicas o agentes infecciosos propiamente tales. Dada la respuesta de los tejidos afectados, producto de la liberación de los mediadores de la inflamación y el efecto tisular de las toxinas bacterianas u otros agentes presentes, las características locales clínicas pueden ser muy variadas calor, rubor, dolor, aumento de volumen y/o impotencia funcional, encontrándose básicamente procesos inflamatorios agudos o crónicos.

Los cuadros agudos tendrán diversos grados de manifestación clínica de acuerdo a un sinnúmero de factores responsables de la respuesta local y un curso más bien corto, mientras que los procesos inflamatorios crónicos estarán acompañados en general por reacciones inmunológicas de distintas dimensiones, con un curso más bien prolongado en el tiempo. Las causas más frecuentes de inflamación son las infecciones bacterianas, víricas y fúngicas.

La acción de estos agentes etiológicos se ve favorecida por noxas físicas, como las radiaciones, el calor, la presión por ejemplo, la sobre compresión de una prótesis bucal, y químicas como el humo y el alcohol.

La inflamación de la mucosa oral en general se denomina estomatitis y puede afectar toda la cavidad oral y el espacio oro-faríngeo o sólo determinadas regiones, como la mucosa yugal (pared interna de las mejillas), el paladar, el piso de la boca, sólo los labios (queilitis), la lengua (glositis) o la mucosa alveolar (gingivitis).

Enlaces externos

Fuentes