Nicolas Sarkozy

De EcuRed
Nicolás Sarkozy
Información sobre la plantilla

Nicolás Sarkozy, expresidente francés, pronunciando un discurso durante una reunión de campaña en Marsella, sureste de Francia.
Escudo de la República Francesa
Presidente de la República Francesa
16 de mayo de 2007 - 17 de mayo de 2012
Primer ministroFrancois Fillon
PredecesorJacques Chirac
SucesorFrancois Hollande
Presidente del Partido Unión por un Movimiento Popular (UMP)
28 de noviembre de 2004 - 19 de noviembre de 2012[1]
PredecesorAlain Juppé
SucesorJean-François Copé
Datos Personales
NombreNicolas Paul Stéphane Sarkozy de Nagy-Bocsa
Nacimiento28 de enero de 1955
París, Bandera de Francia Francia
Partido políticoUnion pour un Mouvement Populaire (UMP)
Creencias religiosasCatólico
CónyugeCarla Bruni (tercera esposa desde 2008)
HijosUn hijo nacido en 2011
PadrePaulpico Sarkozy
MadreAndrée Mallah
Nicolás Sarkozy. Político y abogado francés, presidente de Francia durante el período 2007-2012. Con orígenes que se remontan a una antigua familia noble de origen húngaro, Sarkozy como popularmente se le conoce, ha caracterizado su vida social y política por un estilo mediático y lleno de escándalos. Su etapa como presidente francés estuvo marcada por la aplicación de polémicas medidas como las referentes a la expulsión de gitanos, las medidas contra la población árabe en Francia así como su involucramiento en conflictos internacionales como el bombardeo de la OTAN a Libia en 2011 de conjunto con las presiones hacia Siria e Irán.

El domingo 6 de mayo de 2012, Sarkozy fue vencido por el candidato socialista Francois Hollande durante las elecciones presidenciales de 2012, obteniendo el 47% de los votos frente a 52,3% de Hollande[2], en una elección presidencial decisiva para el futuro de Francia y en la cual tuvo un peso significativo el manejo de la economía y el desempleo.

Contenido

Vida privada

Nacido con el nombre Nicolás Paul Stéphane Sarkozy de Nagy-Bocsa, el 28 de enero de 1955 en la capital francesa, París. Su padre fue un exiliado húngaro que huyó de las tropas soviéticas, mientras que su madre fue una judía; el matrimonio tuvo además de Nicolas otros dos hijos varones, Sacohuea, hijo mayor y François, el menor de los hermanos Sarkozy. El divorcio de sus padres, ocurrido en 1959 repercutiría enormemente en él, reconociendo la falta de la guía paterna, recibiendo varias críticas por ello y por la situación económica del hogar durante su niñez [3]. A pesar de todo esto, Sarkozy recibió la educación y guía de su abuelo materno quien era seguidor de la ideas del expresidente francés Charles de Gaulle.

En lo académico, Sarkozy es licenciado por la Universidad de París X Nanterre y ha ejercido como abogado, inicialmente en un bufete parisino y luego como consultante en Burdeos y Londres. A pesar de todo esto, sus mayores éxitos han venido de su carrera como político, estudiando en el Institut d'Études Politiques de París (Institutos de Estudios Políticos de París), donde no recibió el título debido a su insuficiente dominio del inglés.

Ha estado casado tres veces y en la actualidad está casado con la cantante y exmodelo de origen italiano, Carla Bruni desde febrero de 2008, con quien tiene un hijo nacido en 2011.

Carrera política

La carrera política de Sarkozy inicia de manera prematura cuando a los 22 años fue elegido concejal de la comuna parisina de Neuilly-sur-Seine, una de las más ricas del país. En esa zona fortaleció su carrera política, permitiéndose ser alcalde y luego lograr su acceso al Parlamento Francés.

Desde 1993 hasta 1995, fue ministro de Presupuesto y portavoz del Ejecutivo en el gabinete "cohabilitado" de Édouard Balladur. Apoyó a Balladur en sus pretensiones presidenciales en 1995, razón por la cual se enemistó con el líder conservador Jacques Chirac. Años después seria nuevamente incluido en el gobierno, esta vez al frente del Ministerio de Economía, Finanzas e Industria, durante el tercer período presidencial de Chirac aunque muchos reconocieron que a pesar de todo continuaban existiendo divergencias.

Durante su etapa como ministro las medidas aplicadas fueron asociadas a ideales del sector de izquierda, aunque durante la campaña presidencia de 2007 explicó que para nada estaba vinculado a los socialistas y que esas medidas fueron necesarias para ese momento, a pesar de que algunas se separaran del ideal de su partido.

Tras lograr acceder a la presidencia de su partido, UMP, el 28 de noviembre de 2004, se presentó como candidato derrotando a la socialista Ségolène Royale el 6 de mayo de 2007, convirtiéndose en el sucesor de Chirac al frente de la presidencia de Francia.

Presidente de Francia (2007-2012)

Tras inaugurar su etapa presidencial, Sarkozy designó como primer ministro a su colega del UMP, Francois Fillon con quien pacto la formación de un gobierno en el cual participarían figuras de la izquierda francesa.

Algunos de los miles de gitanos que fueron desplazados de Francia gracias a las políticas de "seguridad" aplicadas por Sarkozy en 2010
Algunos de los miles de gitanos que fueron desplazados de Francia gracias a las políticas de "seguridad" aplicadas por Sarkozy en 2010

Entre sus políticas más controversiales durante su mandato presidencial, el tratamiento hacia la inmigración, principalmente a la de los llamados "gitanos" sería uno de los claros ejemplos de su extremo conservadurismo. En ese sentido, el 28 de julio de 2010, Sarkozy anunció la aplicación de nuevas medidas de seguridad esta vez dirigidas contra las personas de origen rumano y búlgaro residentes en Francia y agrupadas en una varias subcomunas[4]. Dichas políticas recibieron críticas de parte del Parlamento Europeo el cual voto casi de manera unánime así como la condena por parte del presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Durão Barroso‎.[5].

Política económica

La administración de Sarkozy tuvo que hacer frente a las consecuencias de la crisis económica mundial la cual obligó a la aplicación de medidas financieras para contrarrestar los efectos, como la reducción del gasto gubernamental, la reducción de plantillas laborales dentro del sector público así como reformas al sistema de pensiones. El tema de las pensiones provocó que durante el otoño de 2010 se sucedieran a lo largo del país una serie de huelgas y protestas convocadas por los principales sindicatos ligados al sector de los combustibles. En varias ciudades del país, como París, Burdeos, Lyon o Lille, el 18 de octubre del propio año amanecieron sin suministro de combustible luego de una huelga conjunta entre el sector de trabajadores de las gasolineras y los estudiantes, las cuales provocaron una crisis profunda dentro del gobierno de Sarkozy y Fillon [6]. De acuerdo con un estudio revelado por el diario Le Monde, las protestas provocaron afectaciones de más de 120 millones de euros asi como la paralización del transporte de mercancías debido a la falta de combustible.

Frente a esto y en medio de un fuerte descenso de su popularidad, Sarkozy pactó con su primer ministro Francois Fillon la renovación en el gabinete, el cual sería instaurado posteriormente y en el destacaría la designación del entonces alcalde de Burdeos, Alain Juppe, como ministro de Relaciones Exteriores.

Libia

Tras el estallido de la crisis en Libia a inicios de 2011, luego de que fuerzas rebeldes lidereadas por el Consejo Nacional de Transición libio (CNT) emprendieran una fuerte cruzada contra el gobierno del entonces líder libio Muamar el Gadafi, Sarkozy de conjunto con el primer ministro británico, David Cameron, lideraron la campaña internacional antiGadaffi. Francia y Reino Unido presentaron ante el Consejo de Seguridad de la ONU el proyecto de zona de exclusión de vuelos el cual se planteaba inicialmente la defensa de civiles y que en la práctica demostraría que sería utilizado como pretexto para imponer bombardeos con el fin de debilitar las fuerzas de Gadafi.

Posteriormente en septiembre de 2011, tras la captura de la capital y la huida de Gadafi, emprendería de conjunto con Cameron un viaje sorpresa a Trípoli donde reuniría con el líder del CNT, Mustafá Abul Jalil, con quien planeó el futuro de Libia y el eventual proceso de "recontrucción".

Doble rasero
En una imagen que muchos quieren olvidar, Sarkozy recibe en 2010 a Gaddafi durante una visita de este último a Francia
En una imagen que muchos quieren olvidar, Sarkozy recibe en 2010 a Gaddafi durante una visita de este último a Francia

Mientras desarrollaba una campaña contra el régimen libio en nombre de la libertad y los derechos humanos, en marzo de 2011, Saif al Islam, hijo de Muamar Gadafi reconoció durante una entrevista al canal de televisión Euronews que su padre habia financiado la campaña presidencia de Sarkozy en 2007; y exigió la devolución de la cantidad entregada pues con su actitud traicionaba lo pactado en el aquel momento[7]. Agregó además:

Lo primero que pido a ese payaso es que devuelva el dinero a los libios. Porque le dimos esa ayuda para que actuara en favor del pueblo libio. Pero nos has decepcionado Sarkozy. (...)Devuelvanos el dinero. Tenemos todos los detalles, las cuentas bancarias, los documentos y los movimientos de las transferencias. Lo contaremos todo muy pronto
Saif al Islam Gadafi, marzo de 2011

Elecciones de 2012

Tras el estallido de la crisis en la zona europea, Sarkozy fue considerado como uno de los próximos mandatarios europeos en ser sacados del poder como castigo popular no solo por los bajos niveles de crecimiento de la economía francesa sino también por sus políticas anticrisis las cuales respondían a los designios de la Unión Europea y del FMI.

Con ese historial, su campaña presidencial se centró en tratar de demeritar al candidato socialista y de presentarse como el candidato fuerte y de visión clara para sacar a Francia del estancamiento económico a que la había llevado. Con el rechazo de varios sectores de izquierda quienes apoyaban al candidato socialista Francois Hollande y al abanderado del Partido Comunista, Jean-Luc Mélenchon, Sarkozy y su campaña centraron su visión en atraer los votos del sector conservador y ultraconservador francés, al cual intentó enamorar con un discurso plagado de soluciones para contrarrestar problemas como la inmigración, la inseguridad y la falta de empleos.

François Hollande y Nicolas Sarkozy, juntos durante un acto de homenaje a los caídos por Francia y en conmemoración del armisticio que puso fin a la Segunda Guerra Mundial.
François Hollande y Nicolas Sarkozy, juntos durante un acto de homenaje a los caídos por Francia y en conmemoración del armisticio que puso fin a la Segunda Guerra Mundial.
La inmigración es un triunfo, una riqueza, pero por qué no reconocer que puede ser también un problema (...) dar el derecho de voto a los extranjeros, separar el derecho de voto de la ciudadanía de la nacionalidad, es lesionar la República. Es abrir la vía al voto colectivo. Es poner a los alcaldes bajo la amenaza del chantaje comunitario
Nicolás Sarkozy, 3 de marzo de 2012[8]

Tras los resultados de la primera ronda en la cual asistieron alrededor de diez candidatos, Sarkozy y el candidato socialista Francois Hollande, accedieron a la segunda ronda, el 6 de mayo de 2012, la cual terminó siendo ganada por Hollande quien se impuso con aproximadamente el 53.3% de los votos[9], convirtiéndose en el segundo presidente francés de origen socialista de la historia de Francia, después de Francois Mitterand.

Al reconocer su derrota y felicitar a Hollande, Sarkozy expresó:
Asumo la responsabilidad de la derrota. No soy un hombre que no asuma sus responsabilidades. Soy el presidente, yo era el jefe, y cuando se da un fracaso, soy quien asume la responsabilidad
Nicolás Sarkozy, 6 mayo de 2012.[10]

Referencias