Paul Otlet

De EcuRed
Paul Otlet
Información sobre la plantilla

Padre de la Ciencia de la Información
NombrePaul Marie Ghislain Otlet
Nacimiento23 de agosto de 1868
Bruselas, Bandera de Bélgica Bélgica
Fallecimiento10 de diciembre de 1944
Bruselas, Bandera de Bélgica
Nacionalidadbelga

Paul Otlet, cuyo nombre completo era Paul Marie Ghislain Otlet, es considerado uno de los padres de la Ciencia de la Información, un campo que él llamó Documentación. Creó la Clasificación Decimal Universal (CDU), uno de los más prominentes ejemplos de la clasificación por facetas. Escribió numerosos ensayos acerca de cómo recolectar y organizar el conocimiento universal, culminando en dos libros, el Tratado de Documentación (1934) y Mundo: ensayo de universalismo (1935).

Contenido

Datos biográficos

Niñez y juventud

Nació en Bruselas, Bélgica, fue el menor de los hijos de Édouard Otlet y Maria van Mons. Su padre era un rico hombre de negocios. Su madre murió en 1871 a los 24 años, cuando Otlet sólo tenía 3. A los 11 años fue por primera vez a la escuela. Estudió en las Universidades Católica de Lovaina y Libre de Bruselas, donde obtuvo un título en Leyes.

Otlet pronto se sintió insatisfecho con su carrera de abogado, y comenzó a interesarse en la bibliografía. Su primer trabajo publicado sobre la materia fue el ensayo “Algo acerca de la Bibliografía”, escrito en 1892. En este trabajo, Otlet expresó la idea de que los libros eran una vía inadecuada para almacenar información, porque la corrección de los datos contenidos en ellos era una decisión arbitraria de parte del autor. “Un mejor sistema de almacenamiento -escribió Otlet en su ensayo- serían tarjetas que contuviesen “trozos” de información, que permitirían todas las manipulaciones de la clasificación y la intersección continua".

Sus aportes

Su trabajo en la clasificación bibliotecaria

En 1891, Otlet conoció a Henri La Fontaine, un abogado que compartía el interés en la bibliografía y las relaciones internacionales, y se hicieron buenos amigos. Ambos fueron asignados por la Sociedad de las Ciencias Sociales y Políticas de Bélgica para la creación de bibliografías para varias de las ciencias sociales; pasaron tres años haciendo esto. En 1895, ellos descubrieron la Clasificación Decimal de Dewey, un sistema de clasificación bibliotecario que había sido inventado en 1876. Decidieron, entonces, intentar expandir este sistema para que cubriera la clasificación de datos que Otlet había imaginado previamente. Escribieron al creador del sistema, Melvil Dewey, pidiéndole permiso para modificar su sistema en este sentido; él aceptó, mientras su sistema no fuera traducido al inglés.

Otlet fundó el Instituto Internacional de Bibliografía en 1895, el cual luego fue renombrado como la Federación Internacional para la Información y la Documentación.

El Repertorio Bibliográfico Universal

En 1895, Otlet y La Fontaine también comenzaron la creación de una colección de tarjetas index, destinadas a catalogar datos, que luego se conoció como Repertorio Bibliográfico Universal (RBU). Para finales de 1895 el RBU había crecido en 400 000 entradas; luego alcanzaría más de 15 millones. En 1896, Otlet instaló un sistema para responder preguntas por correo, a través del envío de copias de las tarjetas index relevantes para cada pregunta a los solicitantes. Alex Wright se refirió a este servicio como un “motor de búsqueda análogo”. Para 1912, este servicio respondía a más de 1 500 solicitudes al año.

La Clasificación Decimal Universal

En 1904, Otlet y La Fontaine comenzaron a publicar su esquema de clasificación, que llamaron Clasificación Decimal Universal. Completaron este publicación inicial en 1907. El sistema define no sólo clasificaciones temáticas detalladas, sino también una notación algebraica para hacer referencia a la intersección de varias materias; por ejemplo, la notación "31:[622+669](485)" se refiere a estadísticas de minería y metalurgía en Suecia. La CDU es un ejemplo de una clasificación analítico-sintética, o sea, permite el enlace de un concepto con otro.

Primera Guerra Mundial

En 1906, con su padre Édouard convaleciente y sus negocios decayendo, Paul y su hermano formaron una compañía, “Los Hermanos Otlet”, para tratar de encauzar los negocios. En 1913, La Fontaine ganó el Premio Nobel de la Paz, e invirtió sus ganancias en los trabajos bibliográficos que realizaba junto a Otlet, los cuales carecían de fondos. Otlet viajó a los Estados Unidos a inicios de 1914 para tratar de conseguir fondos adicionales de parte del gobierno americano, pero sus esfuerzos fueron truncados por el estallido de la Primera Guerra Mundial.

El Mundaneum

En 1910, Otlet y La Fontaine proyectaron una “ciudad del conocimiento”, que Otlet inicialmente llamó “Palacio Mundial”, el cual actuaría como un repositorio central para la información en el mundo. En 1919, ellos convencieron al gobierno de Bélgica para que les diera el espacio y los fondos necesarios para este proyecto. Luego de que fuera cerrado en 1922, volvió a reabrirse pero con el nombre de Mundaneum en 1924, llegando a contener 100 000 archivos y millones de imágenes.

Otlet integró la nueva tecnología en su visión del conocimiento en red del futuro. En los inicios del siglo XX Otlet trabajó con el ingeniero Goldschmidt en el almacenamiento de datos bibliográficos en microfilmes (entonces conocidos como “micro-fotografía”). Estos experimentos continuaron en la década de los años 20, y para finales de esta él intentó crear una enciclopedia impresa enteramente en microfilmes, conocida como la Encyclopedia Universalis Mundaneum.
Pirámide conceptual de la Encyclopedia Universalis Mundaneum concebida por Otlet.
Pirámide conceptual de la Encyclopedia Universalis Mundaneum concebida por Otlet.

Escribió también acerca de la radio y la televisión como otras formas de transmitir información, escribiendo en el Tratado de Documentación de 1934 que “una tras otra, maravillosas invenciones han extendido inmensamente las posibilidades de de la documentación”. En el mismo libro, Otlet predijo que eventualmente también serían inventados medios que transmitieran el sentir, el gusto y el olor, y que un sistema ideal de transmisión de información debería ser capaz de manejar todo lo que él llamaba “documentos de percepción de los sentidos”.

Muerte

Otlet murió en 1944, habiendo visto derrotado su mayor proyecto, el Mundaneum. Según el biógrafo de Otlet, W. Boyd Rayward, “la Primera Guerra Mundial marcó el fin de la era tanto intelectual como sociopolítica en la cual Otlet había funcionado hasta el momento con notable éxito”, después de la cual Otlet comenzó a perder el apoyo tanto del gobierno belga como de la comunidad académica, y sus ideas comenzaron a parecer “altisonantes, desenfocadas y fuera de moda”.

En los albores de la Segunda Guerra Mundial, las contribuciones de Otlet al campo de la Ciencia de la Información fueron perdidas de vista frente a la popularidad de las ideas de científicos de la información americanos tales como Vannevar Bush, Douglas Engelbart, Ted Nelson, y Seymour Lubetzky. Comenzando en los años 80, y especialmente después del advenimiento de la World Wide Web a principios de los 90, resurgió el interés sobre las especulaciones y teorías de Otlet acerca de la organización del conocimiento, el uso de las tecnologías, la información, y la globalización. Actualmente existe un museo en Mons, Bélgica, dedicado a Otlet y La Fontaine, en el que se exponen documentos y archivos pertenecientes a ambos.

El estudioso de la vida y obra de Otlet, W. Bouyd Rayward, ha escrito que las ideas de Otlet eran un reflejo del siglo XIX y de la filosofía del positivismo, la cual defiende que, a través del estudio cuidadoso y de métodos científicos, se puede obtener una visión objetiva del mundo. Los escritos de Otlet muchas veces han sido considerados anticipadores de la actual World Wide Web. Su visión de una gran red de conocimiento estuvo centrada en documentos, e incluyó las nociones de hipervínculos, motores de búsqueda, acceso remoto, y redes sociales –aunque estas nociones fueron descritas con diferentes nombres-.

Fuente

  • Rayward, W. B. Otlet, Paul. International Organization and Dissemination of Knowledge. Selected Essays. (FID 684). Amsterdam: Elsevier, 1990.
  • Rayward, W. B. El Universo de la Documentación: la obra de Paul Otlet sobre documentación y organización internacional. Traducido por P. Arnau Rived. Madrid: Mundarnau, 1996.
  • Wright, A. Glut: Mastering Information Through the Ages. Washington, D.C.: Joseph HenryPress, 2007.
  • Wright, Alex. "The Web Time Forgot". New York Times. 2008. Disponible en internet: Nytimes