Pecera

De EcuRed
Pecera
Información sobre la plantilla

Objeto de vidrio, para contener animales y plantas acuáticas

Pecera . Recipiente acondicionado para animales y vegetales acuáticos. Este recipiente por lo general es de vidrio, para que a través de él se pueda visualizar las maravillas acuáticas que contenga.

Contenido

Descripción

Las peceras son muy fáciles de mantener debido a que están provistas de sistemas de climatización; la temperatura del agua es uno de los factores más importantes a tener en cuenta ya que la misma varía durante las 24 horas del día según la estación por la que se esté pasando. Por otro lado, los acuarios poseen sistemas de filtración, ya que es fundamental que el agua en su interior circule permanentemente y se la mantenga limpia, para este trabajo el sistema de filtración utiliza una bomba de agua la cual abastece adecuadamente a las masas de filtración, asegurándo así un sistema de filtración mecánica y lógicamente la desintoxicación del agua.

También se debe tener en cuenta que la mezcla de agua cumple con una función oxigenante, permitiéndonos crear diferentes medios de vida agitados para que los peces puedan adecuarse correctamente. La iluminación de los Acuario (institución)|acuarios también es un factor importante ya que resulta muy agradable poder ver a los peces, además, en el caso de que se coloque una planta acuática, es importante que la iluminación les permita hacer una correcta fotosíntesis.

Las lámparas que se utilizan para este trabajo son reguladas por un minutero que se ajusta a la hora determinada en la cual deben prenderse las luces. Siempre es mejor utilizar una iluminación fluorescente o alguna lámpara que sea especialmente adaptada para estos casos. También se debe destacar que el suelo de las peceras suele recubrirse con grava fina, especialmente si se necesita que las plantas se fijen a él; ahora bien, cuando se tiene un acuario de agua dulce, es importante evitar cualquier tipo de sustancia caliza, pero si se trata de peceras de agua salada entonces hay que colocar arena coralina, ya que la misma permite que la calidad del agua se estabilice.

Por otro lado hay que destacar que existen diferentes tipos de peceras entre los cuales algunos son más populares que otros por sus diferentes características, entre ellos podemos nombrar las peceras de vidrio, las peceras de acrílico, las peceras de cristal y las peceras redondas, aunque estas últimas no son para nada recomendables debido a que están consideradas como una tortura para el animal.

Tipos de peceras

Los diferentes tipos de peceras suelen clasificarse en dos tipos: peceras de agua dulce y peceras de agua salada. Las peceras de agua dulce son mucho más populares y utilizadas que las de agua salada ya que son mucho más fáciles de mantener, y además, es más común encontrarse con especies de peces de agua dulce teniendo en cuanta que lo más importante para el mantenimiento de una pecera es precisamente la calidad del agua. En el caso del mantenimiento de las peceras de agua dulce se debe tener en cuenta el PH que hace referencia al grado de acidez, la alcalinidad del agua, los compuestos nitrogenados, el fosfato y Silicato, entre otras características, de todas maneras el mantenimiento de las peceras de agua dulce, si bien necesitan de vigilancia, los equipos son los que se ocupan de la mayor parte del trabajo.

Decorar la pecera en casa

Generalmente las peceras son utilizadas en los hogares como un elemento de decoración, y si son bien ubicadas y cuidadas, pues el efecto será maravilloso. Sin embargo, para que la pecera tenga el efecto deseado, se debe a su vez decorar el interior de ella con todo lo necesario y que la haga ver natural y en concordancia con el resto del decorado de la habitación en la que la se coloqu.

Lo ideal es que se consiga una ambientación bastante natural en ella, y para esto se pueden utilizar pequeños troncos ya tratados para poder introducirlos en las peceras, así como también plantas naturales y piedras. Estas últimas se colocan en la pecera y luego se les agrega gravilla para evitar que el picoteo de los peces en ellas produzca que las piedras grandes caigan encima de éstos.

Igualmente, hay que tener cuidado con el tipo de piedras que se coloque, pues hay que evitar aquellas que con su superficie pueda dañar a los peces, además, las piedras deben estar libres de hongos o agentes que puedan infectar el agua. Para ello, se debe hervir las piedras en agua con vinagre para eliminar estos organismos.

Imágen de una pecera
Imágen de una pecera

La raíz también son una buena opción —limpia claro está—, además, ellas servirán para que los peces tengan escondites o pequeñas cuevas necesarias para sus estilos de vida. Otro detalle importante, es averiguar si las especies o peces que se colocan en el interior son compatibles, pues muchas veces terminan atacándose unas a otras. Es necesario evitar todo aquello que no sea natural, pues esto generalmente termina dañando el nuevo hábitat que se ha creado, y tratar en lo posible de recrear los mismos ambientes de los cuales provienen los peces que se coloquen.

Hay que tener cuidado con la luz que llega a las peceras, pues los peces no necesitan demasiada iluminación, menos aún si se trata de luz artificial. Y por último, no olvidar reciclar el agua y hacer una limpieza periódica para mantener vivas las especies y tener el agua siempre clara.

Fuentes