Placenta humana

De EcuRed
(Redirigido desde Placenta)
Placenta humana
Información sobre la plantilla
La placenta humana es la estructura que se forma al interior del útero para aislar la circulación materna de la fetal, además permite ofrecer nutrientes al feto y lo protege de ciertos agentes nocivos para su crecimiento normal. Además de participar en la procreación, también interviene en la producción de hormonas como son la Gonadotropina Corionica Humana que tiene altos nivelas en la fase temprana del embarazo para estimular la continuidad de las hormonas gonadotropinas, favoreciendo de esta manera la proliferación de endometrio viable para la implantación y desarrollo del embrión.

Contenido

Descripción

El término placenta parece provenir de un vocablo latino que quiere decir “Torta Circular” y aparentemente fue introducido en 1559 por el médico Realdus Columbus. La placenta es una estructura redondeada en forma de disco de unos 25 cm de diámetro y unos 2,5 cm de grosor hacia el final del embarazo que adosada a la cara interna del útero materno le permite al feto nutrirse mediante la extracción de los elementos necesarios provenientes de la sangre materna. El feto esta unido a la placenta mediante el cordón umbilical, que es un conducto vascular encargado de llevar la sangre (con desechos y sin oxígeno) desde el [[Fisiología del feto|feto]] hasta la placenta, para que se haga el intercambio necesario con la madre y retornar oxigenada y rica en nutrientes hacia este. El intercambio se da a través de la placenta pero funcionando como una barrera muy efectiva que solo permite el paso de sustancias bien determinadas y sin mezclar la sangre del feto con la de su madre. La placenta es una estructura de origen fetal que pertenece al feto y no a la madre, de hecho, las características genéticas de la placenta son idénticas a la del feto en formación. La placenta humana es de tipo hemocorial (o discoidal), lo que quiere decir que el tejido fetal penetra el endometrio hasta el punto de estar en contacto con la sangre materna. Este tipo de placenta la presentan todos los primates y los roedores. El tipo de placenta y el grosor de la membrana o barrera placentaria están muy relacionadas con el paso de sustancias de la madre al feto, así, existe una clara relación, inversamente proporcional al grosor de la placenta, en el paso transplacentario de ciertas sustancias.

Estructura

La placenta es un órgano que se comporta como un filtro de sangre fetal con múltiples compartimientos que bañados por sangre materna permiten el intercambio entre la circulación materna y la fetal evitando su contacto directo, pero en relación tan cercana e íntima que permiten que las sustancias nutritivas y los desechos sean intercambiados sin inconvenientes. La placenta humana comienza a formarse en la segunda semana de fecundación y se considera que ha adquirido su forma definitiva alrededor del tercer mes, cuando sigue extendiéndose, creciendo y engrosándose, pero ya está delimitada. Está formada por un componente materno (que es una transformación de la membrana uterina) y otra parte de origen fetal (trofoblasto), y su función es poner en relación de intercambio la sangre de la madre y del feto.


Funciones

Condiciones que se asocian a deterioro o insuficiencia placentaria

Existen múltiples y variadas causas pero las enfermedades maternas como la diabetes mellitus, hipertensión arterial crónica, preeclampsia, enfermedad renal crónica y las enfermedades autoinmunes predisponen con relativa frecuencia a la disfunción placentaria y las madres que sufran alguna o varias de estas condiciones deben ser atendidas.

Otros trastornos placentarios

Existen diversas variantes en el número(embarazos múltiples), la forma, tamaño y estructura de la placenta, en el número de núcleos placentarios, la invasión uterina de la placenta y en la inserción del cordón pero quizás los términos más conocidos son los de Placenta Previa (PP) y el Desprendimiento Prematuro de Placenta (DPP).

  1. Placenta Previa: Es la inserción anormalmente baja de la placenta de forma tal que una vez avanzado el embarazo uno de sus bordes ocluye total o parcialmente el orificio interno del cuello uterino obstruyendo la salida vaginal del feto y al estar expuesta genera un sangrado profuso de origen materno que puede conducir a la Prematuridad del feto debido a la interrupción anticipada del embarazo.
  2. Desprendimiento Prematuro de Placenta: Esta es una condición más seria ya que la placenta normalmente insertada se desprende parcial o totalmente del útero durante el embarazo (lo normal es que se desprenda después del nacimiento del bebé). es una condición infrecuente pero observada principalmente en mujeres con enfermedades crónicas, pacientes con Preeclampsia, drogadictas y grandes fumadoras. Esto genera dos graves problemas: reduce peligrosamente la superficie de intercambio materno-fetal de manera que el bebé puede quedarse sin nutrientes ni oxígeno de forma inmediata, lo que puede ocasionar la muerte del feto. Hemorragia retroplacentaria que puede comprometer severamente la salud y vida de la madre y por ende comprometer aun más la precaria situación del feto.

Fuentes

Wikipedia
Sistema Endocrino
La placenta, estructura y función