Saltar a: navegación, buscar

Quilaya

Quilaya
Información sobre la plantilla
Quilayaplantilla.jpg
Reino:Plantae
Orden:Fabales
Familia:Quillajaceae
Género:Quillaja

Quilaya (Quillaja saponaria). Especie de árbol, oriundo de Chile. Posee muchas propiedades medicinales sobre todo en su corteza, con diversos usos, como para erradicar enfermedades respiratorias, afecciones cutáneas, y como expectorante, etc.

Nombres comunes

Se le conoce además como: Quillay, Kallay, Kullai, Palo jabón, Amol, Amole, Balito, Bibí, Chambimbe, Chípero, Chochobolos, Choloque, Cholulo, Chumbimbo, Iyamole, Jaboncillo, Michú, Pacón, Pacún.

Distribución y Hábitat

Es un árbol endémico de Chile, y crece desde Coquimbo a Malleco, aunque aparece en otros países de la América tropical como Perú. Habita en ambientes secos y suelos pobres, llegando hasta los 2.000 metros sobre el nivel del mar.

Descripción

Pequeño árbol siempre verde, de hasta 18 m de altura, y 1 m de diámetro. Corteza de color gris-cenicienta, rica en saponina. Hojas alternas, casi sésiles, glabras, de forma elíptica a aovada, ápice agudo, base obtusa, de color verde lustroso claro, bordes casi enteros, con 4-8 dientes. Lámina de 2-5 x 1-3 cm (foto derecha).
Flores verde blanquecinas, hermafroditas, pentámeras, de forma estrellada, de 1-1,4 cm de diámetro, reunidas en corimbos. Cáliz compuesto por 5 sépalos, corola compuesta de 5 pétalos alternos a los sépalos. Androceo compuesto por 10 estambres; Gineceo compuesto por 5 ovarios, cada uno con un estilo filiforme y un estigma (foto derecha). El fruto una cápsula de forma estrellada, en su interior muchas semillas aladas (foto derecha).

Uso

Esta planta es recomendada para enfermedades respiratorias y en afecciones cutáneas de niños chicos; como inyección vaginal es útil para combatir las hemorragias y la leucorrea; sus flores, preparadas bajo la forma de baños, se utiliza para reumatismos crónicos; como infusión en vino o en tintura alcohólica, sirve para frotar extremidades y partes enfermas; su corteza, macerada, es utilizada como expectorante; la infusión de su corteza o su maceración prolongada es empleada en afecciones escamosas y crónicas de la piel, en lavados hace desaparecer las indigestiones, también se usa en las alopesias.
También es utilizado como pectoral y fluidificante de las secreciones bronquiales y asma, como estimulante de la mucosa gástrica, sudorífico y diurético.

Composición

  • Taninos (10-15%).
  • Saponinas triterpénicas (8.5-17%)
  • Quilayasaponinas
  • Ácido quilaico

Propiedades farmacodinámicas

  • Expectorante: La quilaya aumenta las secreciones bronquioalveolares al estimular el epitelio bronquial.
  • Antidiarreico: La quilaya produce un efecto antidiarreico debido a su gran riqueza en taninos.
  • Cicatrizante

Indicaciones

  • Tradicionalmente se ha utilizado para el tratamiento de Tos seca, Bronquitis, Diarrea aguda.
  • También se ha utilizado por vía tópica para el tratamiento de heridas o dermatitis seborreica.

Posología

Modo de administración:
Se usa la droga pulverizada, infusiones/decocciones, extracto fluido o seco, tinturas.

Contraindicaciones

  • Úlcera péptica, Gastritis. Este medicamento podría producir un empeoramiento de la úlcera péptica o de la gastritis debido al efecto ulcerogénico de los taninos.

Precauciones

No se han descrito.

Advertencias/consejos

Consejos al paciente:

  • Advierta a su médico si está embarazada.
  • Mejor tomarlo después de las comidas.
  • No lo tome si tiene úlcera gástrica.
  • Si la diarrea persiste, no se recomienda el uso de este medicamento durante un periodo prolongado de más de 3 ó 4 días sin prescripción facultativa.

Embarazo

No se han realizado ensayos clínicos en seres humanos, por lo que el uso de este medicamento sólo se acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras.

Lactancia

Se ignora si los componentes de este medicamento son excretados en cantidades significativas con la leche materna, y si ello pudiese afectar al niño. Se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de este medicamento. La quilaya presenta sustancias amargas que pueden acceder a la leche materna y conferirle un sabor desagradable.

Fuentes