Reptil

De EcuRed
(Redirigido desde Reptiles)
Reptil
Información sobre la plantilla
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Reptilia

Reptil animales vertebrados que aparecieron hace 230 millones de años, en la Era Paleozoica, durante el período carbonífero. La creación y desarrollo del huevo con cáscara dura fue tan eficiente y útil que 130 millones de años después de ese logro dominaron totalmente la tierra. Llegaron a tener un tamaño descomunal. Algunos medían más de 26 metros de largo y pesaban hasta 130 toneladas. De estos grandes reptiles quedan solamente alguno que otro esqueleto y aislados huesos fósiles diseminados por algunos puntos de la Tierra.

Contenido

Características

Son alargados con cuello y cola, la mayoría son ovíparos, de respiración pulmonar y temperatura que varía con la del ambiente que los circunda. Conjuntamente con los Anfibios, son los únicos seres vivientes de respiración pulmonar que no poseen sangre caliente. La piel de los reptiles es totalmente seca, aparece con escamas en los lagartos y serpientes, con placas o caparazones córneos en las tortugas y con escudetes óseos en los cocodrilos y caimanes.

En los lagartos este carácter es el que ofrece mayor variabilidad en cuanto a forma, ya que unas escamas son granulosas y otras espinosas. También las hay montadas unas encima de las otras, que son imbricadas; en cambio otras son lisas y otras puntiagudas, semejando espinas.

A las tortugas las cubre un caparazón duro que a su vez está cubierto de grandes y resistentes placas. Las escamas de las culebras y lagartos, aunque duras y también resistentes, tienen la función primordial de impedir la pérdida de humedad interior, además de proteger el cuerpo de golpes y arañazos, que pudieran dañar los órganos internos.

Predominan los colores pardos y verdes, así como otras variaciones que intervienen en el proceso de reconocimiento y comunicación de este grupo zoológico. Cada especie posee un patrón de coloración que la distingue del resto. Otra característica importante para la supervivencia es la metacrosis, fenómeno que consiste en el cambio de color o de los tonos de un mismo color de una especie a partir de estímulos externos como son las variaciones de luz o de temperatura ambiental; o también internos, como la presencia del sexo opuesto, la lucha entre machos o los cambios de temperatura corporal. Las especies que la ostentan se pueden adaptar a innumerables circunstancias de su entorno.

Alimentación

Variados son los métodos que utilizan los reptiles para alimentarse. Algunos comen frutas y hierbas, como la Iguana cubana; pero la mayoría comen otros animales, ya sean insectos, Anfibios, Aves o Mamíferos.

Las serpientes atacan y devoran animales vivos. Algunos lagartos comen insectos. Las tortugas de mar, Peces y también algas marinas. Los cocodrilos y caimanes, presas vivas o muertas. Los lagartos necesitan ingerir alimento repetidas veces durante el día. Los ofidios entre una y otra ingestión pueden transcurrir días, e igualmente ocurre con los cocodrilos. Es que la digestión en estos dos últimos es mucho más lenta que en los otros reptiles.

Reproducción

Los reptiles pueden ser ovíparos, que el desarrollo embrionario ocurre dentro del huevo; o vivíparos, que el desarrollo embrionario ocurre también dentro del huevo, pero este permanece dentro del oviducto de la hembra, donde se incuba hasta su eclosión. Los huevos son esféricos, como los de las tortugas de mar. Los de las serpientes en cambio, son alargados. Hay reptiles hembras que, en lugar de poner sus huevos, los incuban dentro de su organismo, entre ellos está el Majá de Santa María.

A los que poseen esta forma de reproducción se les llama ovovivíparos. La mayoría de los reptiles ponen sus huevos en la tierra suelta, en hoyos que a veces hace la hembra, pero siempre de manera que reciban el calor del sol, porque ellos, al carecer de calor propio, no pueden incubarlos Algunos ponen una gran cantidad de huevos en cada puesta, como las tortugas de mar, que los deposita por cientos. Los lagartos de la familia Geconidae ponen pocos, a veces solamente dos.

Locomoción

La palabra reptil se deriva de reptar que significa arrastrarse. Algunos reptiles reptan, como las culebras, que al carecer de extremidades, no pueden hacerlo de otra forma, sin embargo estas vienen a ser una minoría dentro de este grupo. La mayoría poseen patas y las usan para trasladarse de un punto a otro, caminando o nadando, valiéndose de ellas. Los cocodrilos que viven en el agua y también acuden a la tierra, además de patas muy poderosas con dedos provistos de uñas muy recias, poseen también en las patas traseras unas membranas entre cada dedo para facilitarles el impulso dentro del medio líquido, y una cola poderosa algo aplanada, que utilizan para moverse en el agua; la cual le sirve también de timón orientador.

Las tortugas de mar nadan, solamente caminan cuando la hembra sale del agua y se arrastra hasta la playa para depositar los huevos. En los lagartos, con algunas excepciones, si son patas perfectamente dispuestas para la carrera y hasta para asirse a las paredes lisas, como sucede en algunos que tienen dedos fuertes con uñas recias. Es en los ofidios y culebras carecen de extremidades que les estorben su deslizamiento por entre la maleza y los zarzales, su cuerpo está libre de obstáculos que sobresalgan.

Las culebras se trasladan efectuando un movimiento ondulatorio lateral de su cuerpo, más la compresión del cuerpo sobre el piso y el movimiento simultáneo de las placas ventrales, las cuales le sirven para agarrarse en el suelo al tiempo que se apoyan en las costillas. Las serpientes se deslizan sobre la piel, el cuerpo avanza mientras la piel permanece fija, adherida al suelo. Algunos reptiles pueden realizar grandes saltos en el aire para trasladarse de un árbol a otro, como lo hace el lagarto conocido por dragón volador, que vive en la parte tropical de Asia, el cual posee un desarrollado pliegue a los lados de su cuerpo que puede extender a semejanza de alas. También existieron reptiles que volaron como el Pterodáctilo, reptil prehistórico.

Hábitat

Algunos reptiles viven en lugares alejados de los polos, en que el clima es más templado, pero cuando a estos lugares llegan los meses de más baja temperatura, se ven obligados a retirarse a algún refugio, donde se echan a dormir sin despertar hasta que de nuevo dicha temperatura se eleva.

La mayoría viven en las fajas de territorios tropical y subtropical que circunda la Tierra. Aquí son más abundantes, son los que alcanzan mayor tamaño en la clase, como las boas entre las serpientes, el Dragón de Cómodo entre los lagartos, y los cocodrilos y caimanes entre los locaridos. Además de la temperatura invariable de estos climas cálidos, interviene otra condición esencial que favorece la vida de estos vertebrados: la humedad es también una constante en tales climas.

En Cuba se pueden hallar reptiles en todo el territorio, la zona que posee la mayor diversidad de especies y el endemismo más alto es la región oriental, en los macizos montañosos de la Sierra Maestra y Nipe-Sagua-Baracoa.

Clasificación de los reptiles

En la clase Reptilia hay cuatro órdenes vivientes, tres están presentes en Cuba: el orden Crocodylia, que contiene los cocodrilos, el orden Chelonia, que agrupa a las tortugas y la jicotea; y el orden Squamata, que reúne a los lagartos y serpientes. En Cuba existen 142 especies de reptiles que pertenecen a 18 familias y la mayoría son endémicas. En el orden Rhyncocephalia solo existen representantes en algunas islas de Nueva Zelandia, con una sola especie, la tuatara o tuatera, un animal semejante a un lagarto.

Protección

El acelerado desarrollo socioeconómico en ocasiones conduce a la reducción, fragmentación o desaparición de algunos hábitat de los reptiles, lo que implica una reducción de las poblaciones que puede llegar a la extinción de algunas especies. Esta es la principal causa de amenaza para los reptiles cubanos.

Existen otras, como la presencia en los campos y bosques de grandes poblaciones de ratas, perros y gatos silvestres y mangostas que se alimentan de vertebrados pequeños y de sus huevos. El hombre consciente o inconscientemente los afecta consumiendo su carne, sus huevos, utilizando sus pieles, usándolos como mascotas o amuletos y matándolos por miedo, aversión o desconocimiento de sus valores. Es de gran importancia determinar cuáles especies están en peligro de ser afectadas por la acción humana o natural, para tratar de evitar, en lo posible, su pérdida. Sobre esta base se han confeccionado varias listas de especies con diferentes grados de amenazas de extinción.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), con sede en Suiza, publica periódicamente una lista de especies amenazadas del mundo, que se conoce como Libro Rojo, y cada país puede tener también sus Libros Rojos Nacionales. Esta organización ha auspiciado talleres en diferentes países, donde los especialistas se reúnen y proponen las especies que han sufrido disminuciones en sus poblaciones o se verán afectadas a corto o mediano plazo.

Fuentes

  • Buide, Mario (1985). Los Reptiles. Ciudad de La Habana: Editorial Gente Nueva. 86 pp.
  • Rodríguez Schettino, Lourdes (2003). Generalidades. En Anfibios y Reptiles de Cuba. Ed. Lourdes Rodríguez Schettino. UPC Print, Vaasa, Finlandia. p. 2-9
  • Rodríguez Schettino, Lourdes y Ada Chamizo Lara (2003). Sinfín de formas y colores. En Anfibios y Reptiles de Cuba. Ed. Lourdes Rodríguez Schettino. UPC Print, Vaasa, Finlandia. p. 64-73
  • Rodríguez Schettino, Lourdes y Ariel Rodríguez Gómez (2003). Especies en peligro y su conservación. En Anfibios y Reptiles de Cuba. Ed. Lourdes Rodríguez Schettino. UPC Print, Vaasa, Finlandia. p. 156-161