Salvador Garmendia

De EcuRed
Salvador Garmendia
Información sobre la plantilla

Escritor venezolano.
Nacimiento11 de junio de 1928
Barquisimeto, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
Fallecimiento12 de mayo de 2001
Caracas, Venezuela
Salvador Garmendia: Escritor venezolano. Nace en Barquisimeto, Venezuela, el 11 de junio de 1928. Fundador del grupo Sardio y de la revista homónima, sus cuentos y novelas ofrecen una minuciosa y desapasionada descripción de la vida en la gran urbe.

Contenido

Vida y Obra

Narrador, periodista, guionista de radio y televisión y diplomático. Hijo de una típica familia provinciana de modestos recursos. Enfermo de tuberculosis en la adolescencia tuvo que guardar cama durante tres años en los que gracias a la influencia de su hermano Hermann, conocido escritor, absorbió a los clásicos y todo tipo de literatura quedando en condiciones de no necesitar la escolaridad interrumpida para dedicarse en la primera juventud a diversos oficios, entre otros el de locutor radial.

En 1948 se trasladó a Caracas y conoció todas las estrecheces y dificultades de los residentes de Catia y de los habitantes de una institución de la época como lo fueron las pensiones de provincianos llegados a la capital. Pronto se relacionó con el medio radial, que se encontraba en su apogeo, todavía no desplazado por la televisión. Una de sus actividades, además de la locución y animación de programas matutinos, fue la de realizar adaptaciones de escritores como Dostoievski y, en la época de oro del radioteatro latinoamericano, escribió guiones de radionovelas, género de gran sintonía, popularidad e influencia también en Venezuela.

Este trabajo no menoscabó sus preocupaciones literarias y a mediados de los años 50, en plena época de la dictadura perejimenista, entabló contacto con intelectuales y artistas coetáneos pero procedentes de los medios universitarios con quienes practicó la bohemia y la crítica de las limitaciones literarias venezolanas que la generación de los 60 consideraba parroquial, estancada y ajena a la dirección contemporánea de las artes. Esas críticas se perfilaron mucho más claramente a la caída del gobierno militar, lo que llevó a estos artistas a fundar “Sardio”, entendido como grupo literario, revista y modesta editorial.

Los Pequeños seres.
Los Pequeños seres.

Bajo su sello se editó en 1959 Los pequeños seres, novela con la que Garmendia inicia no sólo su propia obra sino una época característica de la cultura venezolana en todos los órdenes artísticos: una nueva estética, nuevos valores, técnicas e influencias conceptuales. Ese breve libro causó gran conmoción en el ambiente, dió origen a extensas polémicas y sirvió de combustible a la completa revisión que pretendía imponer esa cultura joven. Uno de los aspectos más claros de la polémica era que la novela evidenciaba que el famoso ciclo narrativo y realista de Rómulo Gallegos había llegado a su fin. Además, mejor que sus antecesores, convertía la ciudad en protagonista de la obra, en el momento en que era sociológicamente claro que el país comenzaba a ser definitivamente urbano.

Libro La mala vida
Libro La mala vida

Garmendia dedicaría sus próximos trabajos a explorar de manera implacable los vericuetos físicos y mentales de la ciudad y de sus habitantes alienados y atormentados. Durante esta época de subversión política y de vanguardia artística participó en experiencias radicales como las del grupo El Techo de la Ballena.

En 1968 remató su exploración narrativa con una novela cumbre como La mala vida, concebida casi cinematográficamente, en la que la exposición de la imposible anécdota se cruza con la reflexión acerca del tipo de narración que se realiza. El autor continuaría este ciclo urbano hasta el año 1973 cuando rompe con el género novela y comienza a acumular y expandir un incontrolable número de cuentos, relatos y textos breves de distinta índole que ya había adelantado, por ejemplo, en un volumen como Doble fondo (1966) o Los escondites (1972).

Libro El Capitan Kid
Libro El Capitan Kid

El final de los años 60 y el comienzo de la década siguiente, que es la época del boom de la literatura latinoamericana, hace que la crítica y los lectores del continente se fijen en Garmendia. El autor hace su pasantía por la catalana ciudad de Barcelona (España). La distancia le permite explorar otros filones no urbanos de su obra, ciertas incidencias de lo fantástico y fantasmal hasta que redescubre el mundo de la infancia y revalora la vieja provincia en Memorias de Altagracia (1975) obra que marca un nuevo corte en su trayectoria y lo coloca definitivamente en la lista de autores hispanoamericanos decisivos.

De ahí en adelante se sigue a lo largo de los años 80 y 90 un conjunto de libros de cuentos entre los que destacan, por ejemplo, El capitán Kid ( 1988) obra que marca un nuevo corte en su trayectoria y lo coloca definitivamente en la lista de autores hispanoamericanos decisivos. En 1973 obtuvo el Premio Nacional de Literatura; en 1989, el Juan Rulfo (México) y en 1992, el Dos océanos (Francia). En 2003 fue creada en Caracas la fundación que lleva su nombre. Estuvo casado dos veces, uniones de las cuales resultaron siete hijos.

Obras

Salvador Garmendia y sus libos
Salvador Garmendia y sus libos
  • El parque (1946)
  • Los pequeños seres (1958)
  • Los habitantes (1961)
  • Día de ceniza (1963)
  • Doble fondo (1966)
  • La novela en Venezuela (1966)
  • La mala vida (1968)
  • Difuntos, extraños y volátiles (1970)
  • Los escondites (1972)
  • Los pies de barro (1972)
  • Memorias de Altagracia (1974)
  • El inquieto Anacobero y otros cuentos (1976)
  • El brujo hípico y otros relatos (1979)
  • Enmiendas y atropellos (1979)
  • El único lugar posible (1981)
  • Hace mal tiempo afuera (1986)
  • La casa del tiempo (1986)
  • El capitán Kid (1988)
  • Cuentos cómicos (1991)
  • La gata y la señora (1991)
  • La vida buena (1994)
  • La media espada de Amadís (1998)

Obra póstuma

  • No es el espejo (2002)
  • Anotaciones en cuaderno negro (2003)
  • El regreso (2004)
  • El inquieto Anacobero y otros relatos (2004)
  • Entre tías y putas (2008)

Su muerte

A principios de 2001, ya gravemente enfermo, participó en la selección y presentación de la colección Grandes Clásicos de la Literatura del diario El Nacional. Salvador Garmendia murió en Caracas en el 12 de mayo de 2001 a causa de una afección pulmonar. Garmendia, de 72 años, luchaba desde hace varios años contra un cáncer de garganta, además de padecer diabetes desde 1997, lo que agravó su salud en las últimas semanas.

Fuentes