Saltar a: navegación, buscar

Santa Catalina de Ricci

Para otros usos de este término, véase Santa Catalina (desambiguación).
Alejandrina Lucrecia de Ricci
Información sobre la plantilla
Santa Catalina de Ricci.jpg
Religión o MitologíaCatólica
SincretismoVirgen Santa Catalina de Ricci
Día celebración4 de febrero
Fecha de canonización29 de junio de 1746 por Benedicto XIV
País o región de origenFlorencia, Toscana-Italia
Venerado enIglesia Católica

Santa Catalina de Ricci. Monja católica italiana. Fue beatificada por Clemente XII el 23 de noviembre de 1732 y canonizada por Benedicto XIV el 29 de junio de 1746. El cuerpo de la santa se venera en la basílica dedicada a San Vicente Ferrer en Prato.

Síntesis biográfica

El 23 de abril de 1522 nace en Florencia, Toscana-Italia, la futura Santa Catalina: Alejandrina Lucrecia, hija de la noble familia de los Ricci. Sus padres, que se llamaban Francisco y Catalina, eran buenos cristianos y pertenecientes más bien a la aristocracia de la ciudad. Poco después de nacer Alejandrina, murió su madre y su padre contrajo segundas nupcias. Cuando tenía diez años fue internada por su padre en el Monasterio de Monticelli, donde estaba de religiosa su tía Luisa Ricci.

A la edad de 13 años ingresó al Convento de San Vicente de Prato y vistió el hábito de la Orden dominicana, escogiendo el nombre de Catalina. Al año siguiente emitió los votos religiosos con gran gozo de su alma. Ya a esa edad, Catalina tenía un profundo amor por la pasión de Jesucristo.

Fue nombrada maestra de novicias a los 25 años y dotada de admirable prudencia, fue superiora dieciocho años.

Al poco tiempo de profesar sus votos, la santa enfermó gravemente, al punto de que su vida corría peligro. Los tormentos que azotaron su cuerpo por causa de la enfermedad, los ofrecía y soportaba con paciencia y humildad, y sobre todo meditando en la Pasión y Muerte de Jesucristo. Recibió las marcas de la pasión de Cristo en su cuerpo.

Recibió muchos dones y regalos del cielo: Revelaciones, gracias de profecía y milagros... Luces especiales en los más delicados asuntos de los que ella nada sabía. Por ello acudieron a consultarla Papas, cardenales y grandes de la tierra igual que personas sencillas y humildes. A todos atendía con gran bondad y humildad.

Catalina murió después de una larga y dolorosa enfermedad, a la edad de 68 años. Era el 2 de febrero de 1590. Fue proclamada santa por el Papa Clemente XII en 1747.

Semblanza Espiritual

Llena del fuego del Espíritu Santo buscó incansablemente la gloria del Señor. Promovió la reforma de la vida regular, inspirada especialmente por fray Jerónimo Savonarola, a quien admiraba con agradecido afecto. Su amor a la Pasión del Señor la llevó a componer el "Cántico de la Pasión", una meditación reposada sobre los sufrimientos de Cristo. Las "Cartas" son muestra de su profundo itinerario en el Espíritu. Trabajó con solicitud en la atención de enfermos, hermanas o laicos. La extraordinaria abundancia de carismas celestiales, junto con una exquisita prudencia y especial sentido práctico, hicieron de ella la superiora ideal. Al monasterio de San Vicente Ferrer llegaban príncipes y prelados buscando consejo. Tuvo gran amistad con San Carlos Borromeo, San Felipe Neri, San Pío V y Santa María de Pazzi.

Iglesia de Santa Catalina de Ricci. Guantánamo

En 1824, la población de la villa guantanamera solicita la construcción de un templo y la permanencia de un sacerdote para su atención religiosa. Ocho años después esta demanda es elevada al Gobernador de la Isla. Para avalar su solicitud, los guantanameros se dieron a la tarea de localizar un lugar adecuado que se ajustara a los proyectos de crecimiento del poblado, y a esta preocupación dieron respuesta los señores Pedro Manuel Pérez, Belisario Rey y Lorenzo Jay, quienes donaron, en 1835, el terreno que hoy ocupa el parque José Martí.

La construcción comenzó en abril de 1837, paralizada poco después por el reclamo de un comerciante que exigía la edificación del proyecto en la zona que en ese momento era el centro urbano, en los alrededores del parque 24 de febrero. La construcción del templo es reiniciada dos años después, y concluye el 15 de julio de 1842. El día 27 de ese propio mes se realizó la ceremonia de bendición, en conmemoración al aniversario de la muerte del primer párroco y maestro que sirvió en escuela gratuita en la villa, José Andrés Rodríguez Luna, principal animador en la edificación de la iglesia.

Fuentes