Zeus

De EcuRed
Zeus
Información sobre la plantilla
Deidad
Religión o MitologíaGriega
SincretismoJúpiter
Patrón(a) o Dios(a) dede los hombres y demás Dioses en la Mitología griega
País o región de origenGrecia Antigua
Venerado enGrecia Antigua

Zeus. Hijo de Cronos y Gea, fue el más grande de los dioses del panteón helénico. Soberano de hombres y dioses, reinaba en las alturas luminosas del cielo, el Olimpo, la región étera donde moraban los dioses.

Contenido

Zeus

En la mitología griega Zeus (en griego antiguo Ζεύς Zeús) es el «padre de los dioses y los hombres», que gobernaba a los dioses del monte Olimpo como un padre a una familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigían a él como tal. Era el Rey de los Dioses que supervisaba el universo. Era el dios del cielo y el trueno. Sus atributos incluyen el rayo, el águila, el toro y el roble. Además de su herencia indoeuropea, el clásico Zeus «recolector de nubes» también obtuvo ciertos rasgos iconográficos de culturas del antiguo Oriente Próximo, como el cetro. Zeus fue frecuentemente representado por los artistas griegos en dos poses: de pie, avanzando con un rayo levantado en su mano derecha, y sentado majestuosamente.

Hijo de Cronos y Rea, era el más joven de sus descendientes. En la mayoría de las tradiciones aparece casado con Hera, aunque en el oráculo de Dódona su esposa era Dione, con quien según la Ilíada fue padre de Afrodita. Es conocido por sus numerosas aventuras y amantes, fruto de las cuales fueron muchas deidades y héroes, incluyendo Atenea, Apolo y Artemisa, Hermes, Perséfone, Dionisio, Perseo, Heracles, Helena, Minos, las Musas, Ares, Hebe y Hefesto.

Su equivalente en la mitología romana era Júpiter y en la etrusca, Tinia.

Atributos

Se le representa con un rayo, un cetro y/o un águila, o en alguna de las metamorfosis en que se transformó.

Culto

Dios de la luz, del cielo sereno y del rayo. En el pensamiento helénico, los dioses han perdido el valor cósmico que pudieron tener en otro momento de su evolución, y es asimilado como el símbolo del Dios único que encarna el Cosmos. En Roma, Zeus fue identificado con Júpiter, como el dios del cielo luminoso y dios protector de la ciudad, en su templo del Capitolio.

Zeus en la mitología

Nacimiento

Cronos fue padre de varios hijos con Rea: Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, pero se los tragó tan pronto como nacieron, ya que Gea y Urano le habían revelado que estaba destinado a ser derrocado por su propio hijo, tal como él había destronado a su padre. Pero cuando Zeus estaba a punto de nacer, Rea pidió consejo a Gea para urdir un plan que le salvara, y así Cronos tuviera el justo castigo a sus actos contra Urano y contra sus propios hijos. Rea se escondió en la isla de Creta, donde dio a luz a Zeus. Luego engañó a Cronos, dándole una piedra envuelta en pañales que éste tragó en seguida sin desconfiar.

Infancia

Rea escondió a Zeus en una cueva del monte Ida en Creta. Según diversas versiones de esta historia, Zeus fue criado por:

  1. Gea.
  2. Una cabra llamada Amaltea, mientras una compañía de Curetes o Coribantes (soldados o dioses menores) bailaba, gritaba y daba palmadas para hacer ruido y que Cronos no oyese los llantos del niño.
  3. Una ninfa llamada Adamantea. Puesto que Cronos gobernaba la tierra, los cielos y el mar, ella le escondió colgándole con una cuerda de un árbol, de forma que quedaba suspendido entre la tierra, el mar y el cielo, siendo pues invisible a su padre.
  4. Una ninfa llamada Cinosura. En agradecimiento, Zeus la subió entre las estrellas tras su muerte.
  5. Melisa, quien lo alimentó con leche de cabra y miel.
  6. Por una familia de pastores bajo la promesa de que sus ovejas estarían a salvo de los lobos.

Zeus se convierte en rey de los dioses

Tras hacerse adulto, Zeus obligó a Cronos a regurgitar primero la piedra (que se le dejó a Pitón bajo las cañadas del Parnaso como señal a los hombres mortales, el Ónfalos) y después a sus hermanos en orden inverso al que los había tragado. En algunas versiones, Metis le dio a Cronos un emético para obligarle a vomitar los bebés, y en otras Zeus abrió el estómago de Cronos. Entonces Zeus liberó a los hermanos de Cronos, los Hecatónquiros y los Cíclopes, de su mazmorra en el Tártaro y mató a su guardiana, Campe. Como muestra de agradecimiento, los Cíclopes le dieron el trueno, el rayo o el relámpago, que habían sido previamente escondidos por Gea. En una guerra llamada la Titanomaquia, Zeus y sus hermanos y hermanas junto con los Hecatónquiros y Cíclopes, derrocaron a Cronos y a los otros Titanes, que fueron encerrados en el Tártaro, un lugar húmedo, lúgubre, frío y neblinoso en lo más profundo de la Tierra y allí quedaron custodiados por los Hecatónquiros. Atlas, uno de los titanes que luchó contra Zeus, fue castigado a sostener la bóveda celeste.

Tras la batalla con los Titanes, Zeus se repartió el mundo con sus hermanos mayores, Poseidón y Hades, echándoselo a suertes: Zeus consiguió el cielo y el aire, Poseidón las aguas y Hades el mundo de los muertos (el inframundo). La antigua tierra, Gea, no podía ser reclamada y quedó bajo el dominio de los tres según sus capacidades, lo que explica por qué Poseidón era el dios de los terremotos y Hades reclamaba a los humanos que morían.

Gea estaba resentida por cómo Zeus había tratado a los Titanes, porque eran sus hijos. Poco después de subir al trono como rey de los dioses, Zeus tuvo que luchar con otros hijos de Gea, los monstruos Tifón y Equidna. Zeus derrotó a Tifón atrapándole bajo una montaña, pero dejó a Equidna y a sus hijos con vida como desafío para futuros héroes.

Zeus y Hera

Zeus era hermano y marido de Hera, con quien tuvo a Ares, Hebe y Hefesto, aunque algunas fuentes dicen que Hera tuvo a estos hijos sola. Algunos autores incluyen a Ilitía y Eris como hijas suyas. Zeus es famoso por sus conquistas de muchas mujeres mortales —entre las que destacan Sémele, Alcmena, Ío, Europa y Leda— y ninfas, de las que nacieron los fundadores de muchas dinastías helénicas. La mitografía olímpica recoge incluso uniones con las diosas Leto, Deméter, Dione y Maya.

Muchos mitos muestran a una Hera muy celosa de estas conquistas amorosas, y enemiga sistemática de todas las amantes de Zeus y de los hijos que tenían con él. Durante un tiempo, una ninfa llamada Eco tuvo el trabajo de distraer a Hera de estas aventuras hablándole incesantemente. Cuando Hera descubrió el engaño, maldijo a Eco a pronunciar sólo las palabras de los demás.

Hera también se representa despreciando profundamente a Ganimedes, un muchacho troyano a quien Zeus llevó al Olimpo para ser copero de los dioses, además de erómeno suyo.

Raptos

Los llamados «raptos» (en realidad violaciones) de Zeus no eran aventuras amorosas sino sucesos míticos que se sucedían en los cultos locales a ninfas del agua o los bosques, que eran suplantadas por el orden patrilineal olímpico imperante, provocando una revolución cultural, social y religiosa, o al menos una reforma radical de las creencias antiguas y una lectura reinterpretada de la prácticas religiosas establecidas.

Resulta notable que ninguno de estos raptos involucrase a las diosas olímpicas. Zeus solía engendrar con la ninfa el progenitor epónimo de una estirpe de reyes que sobreviviría hasta épocas heroicas o históricas arcaicas. En muchos casos Hera, la «celosa» diosa que representaba las tradiciones religiosas conservadoras, se vengaba atrozmente de la desleal «desertora», quien sucumbía al nuevo orden. Cuando la raptada era humana, su madre era siempre una ninfa o semidiosa.

Consortes y descendencia

Deidades

  • Mnemósine.
  • Perséfone.
    • Zagreo.
    • Yaco.
  • Selene.
    • Ersa.
    • León de Nemea.
    • Pandia.
  • Temis.
    • Horas (primera generación):
      • Auxo.
      • Carpo.
      • Talo.
    • Horas (segunda generación):
      • Dice (Astrea para los romanos).
      • Eirene.
      • Eunomia.
    • Horas (tercera generación):
      • Eporia.
      • Ferusa.
      • Ortosia.
    • Moiras:
      • Átropos.
      • Cloto.
      • Láquesis.

Mortales, ninfas u otras

  • Alcmena.
    • Heracles.
  • Antiope.
    • Anfión.
    • Zeto.
  • Calisto.
    • Arcas.
  • Carme.
    • Britomartis.
  • Dánae.
    • Perseo.
  • Egina.
    • Éaco.
  • Elara.
    • Ticio.
  • Electra.
    • Dárdano.
    • Harmonía.
    • Iasión.
  • Europa.
    • Minos.
    • Radamantis.
    • Sarpedón.
  • Eurínome.
    • Cárites:
      • Aglaya.
      • Eufrósine.
      • Talía.
  • Himalia.
    • Cito.
    • Cronio.
    • Esparteo.
  • Ío.
    • Ceróesa.
    • Épafo.
  • Lamia.
    • Sibila Libia.
  • Laodamía.
    • Sarpedón.
  • Leda.
    • Cástor.
    • Helena de Troya.
    • Polideuco (Pólux).
  • Mera.
    • Locro.
  • Níobe.
    • Argos.
    • Pelasgo.
  • Olimpia de Epiro.
  • Otreis.
    • Meliteo.
  • Pluto.
    • Tántalo.
  • Pirra.
    • Helén.
  • Sémele.
    • Dionisio.
  • Táigete.
    • Lacedemón.
  • Talía.
    • Palicos.
  • Yodama.
    • Tebe.

Madre desconocida

  • Ate.
  • Litaí.
  • Tique.

Amante masculino

  • Ganimedes.

Miscelánea

  • Convirtió a Pandáreo en piedra por robar el perro dorado que le cuidó de niño en la sagrada cueva dictea de Creta.
  • Mató a Salmoneo con un rayo por intentar imitarle, montando en un carro de bronce e imitando el ruido de truenos.
  • Transformó a Perifas en un águila tras su muerte, como recompensa por haber sido recto y justo.
  • Por rehusar asistir a su boda con Hera, transformó a la ninfa Quelona en tortuga.
  • Con Hera, convirtió a los reyes de Tracia Hemo y Ródope en montañas (los Balcanes o Stara Planina y las montañas Ródope, respectivamente) por su vanidad.
  • Condenó a Tántalo a tortura eterna en el Tártaro por intentar engañar a los dioses para que comiesen la carne de su hijo descuartizado.
  • Condenó a Ixión a ser atado a una rueda ardiente por toda la eternidad por intentar violar a Hera.
  • Cegó al vidente Fineo y envió a las Harpías a perseguirle como castigo por revelar los secretos de los dioses.
  • Recompensó a Tiresias con una vida el triple de longeva por fallar a su favor cuando Hera y él cuestionaron qué sexo obtenía más placer al hacer el amor.
  • Castigó a Hera colgándola del cielo por los dedos de los pies por intentar ahogar a Heracles con una tormenta.
  • De niño tuvo un amigo llamado Celmis. Muchos años después, Rea se sintió ofendida por las payasadas de Celmis y pidió a Zeus que le convirtiera en un trozo de acero o diamante. Zeus así lo hizo.
  • Tomó la decisión de casar a Afrodita con Hefesto para evitar disputas por ella entre los muchos dioses que deseaban a la diosa de la belleza.
  • De los muchos hijos que engendró, Heracles es a menudo descrito como su favorito. Cuando una tribu de Gigantes ctónicos amenazaron el Olimpo y el oráculo de Delfos decretó que sólo los esfuerzos conjuntos de un mortal y un dios los detendrían, Zeus eligió a Heracles para luchar a su lado, derrotando así a los monstruos.
  • Tras la muerte de Memnón, se apiadó de las lágrimas de su madre, Eos, y le concedió la inmortalidad.
  • Atenea ha sido llamada a veces su hija favorita.
  • Zelo, Niké, Cratos y Bía formaban su séquito.
  • En los antiguos juegos olímpicos, era el principal dios a alabar.
  • Zeus condenó a Prometeo a que un águila gigante comiese su hígado cada día por dar las llamas del Olimpo a los mortales.
  • Convirtió a Atalanta en una leona.
  • En algunas versiones, arrojó a Hefesto desde la cima del monte Olimpo.

Zeus en el arte

El escultor griego Fidias esculpió sobre el 435 a. C. una estatua de Zeus de 14 m de altura. La estatua se erigió en Olimpia y era quizá la más famosa de la Antigua Grecia, tradicionalmente considerada una de las siete maravillas del mundo antiguo. Fidias hizo la túnica y ornamentos de oro y talló el cuerpo en marfil.

Poesía Zeus / Júpiter

Zeus / Júpiter

Recolector de nubes, dios del trueno,
y en el Olimpo, padre y soberano,
a quien Fidias, milagro en cada mano,
dio porte mayestático y sereno.

Fue todo menos dios y menos bueno,
reflejo fiel del corazón humano,
hijo rebelde, sátrapa tirano,
y disoluto en libre desenfreno.

En absurda lección contradictoria,
la Grecia democrática dio gloria
a quien llegó a reinar por la violencia.

Usurpador, brutal y parricida,
árbitro de la muerte y de la vida,
y el temor reforzando la creencia.

Fuentes