Agammaglobulinemia

Agammaglobulinemia
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Agammaglobulinemia. Trastorno hereditario en el cual hay niveles muy bajos de proteínas protectoras del sistema inmunitario llamadas inmunoglobulinas. Las personas con este trastorno desarrollan infecciones de manera repetitiva.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La agammaglobulinemia es un trastorno poco común que afecta principalmente a los varones. Es el resultado de una anomalía genética que bloquea el desarrollo de células del sistema inmunitario maduras y normales, llamadas linfocitos B.

Como resultado, el cuerpo produce muy pocas (si es que produce algunas) inmunoglobulinas en el torrente sanguíneo. Las inmunoglobulinas juegan un papel de gran importancia en la respuesta inmunitaria, la cual protege al organismo contra enfermedad e infección.

Sin las inmunoglobulinas protectoras, las personas con agammaglobulinemia desarrollan infecciones en forma repetitiva. Las personas con este trastorno son particularmente susceptibles a infecciones bacterianas causadas por el Hemophilus influenzae, neumococos (Streptococcus pneumoniae) y estafilococos, así como infecciones virales repetitivas. Los sitios comunes de infección abarcan:

Las personas con esta afección pueden tener un antecedente familiar de agammaglobulinemia (u otro trastorno inmunitario).

Síntomas

Los síntomas comprenden episodios frecuentes de:

Las infecciones aparecen de manera característica en los primeros 4 años de vida.
Otros síntomas abarcan:

  • Bronquiectasia (una enfermedad en la cual los pequeños alvéolos en los pulmones resultan dañados y agrandados)
  • Asma inexplicable

Signos y exámenes

Este trastorno se confirma por la medición en el laboratorio de las inmunoglobulinas en la sangre.

Los exámenes pueden ser, entre otros:

  • Citometría de flujo para medir los linfocitos B circulantes
  • Inmunoelectroforesis en suero
  • Inmunoglobulinas cuantitativas: IgA, IgG, IgM (generalmente medidas por medio de nefelometría)

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir el número y la gravedad de las infecciones, al igual que ofrecer asesoría genética a las familias afectadas.

Recibir inmunoglobulinas intravenosas (IGIV) ayuda a reforzar el sistema inmunitario, suministrándole al cuerpo anticuerpos que han disminuido o que faltan. El tratamiento de rutina con inmunoglobulina intravenosa es crucial para combatir este trastorno. Con frecuencia, los antibióticos son necesarios para el tratamiento de las infecciones bacterianas.

Expectativas

El tratamiento con inmunoglobulinas intravenosas (IGIV) ha mejorado enormemente la salud de las personas con agammaglobulinemia. Sin tratamiento, la mayoría de las infecciones graves son mortales.

Complicaciones

Se debe buscar asistencia médica, si un adulto o un niño han presentado infecciones frecuentes o si hay antecedentes familiares de agammaglobulinemia o cualquier otro trastorno de inmunodeficiencia. Se debe solicitar asesoría genética si la persona con estos antecedentes desea tener hijos.

Asistencia médica

Solicite una cita con el médico si:

  • Usted o su hijo han experimentado infecciones frecuentes.
  • Usted tiene un antecedente familiar de agammaglobulinemia u otro trastorno de inmunodeficiencia y está planeando tener hijos (pregúntele al médico por asesoría genética).

Prevención

A los futuros padres que tengan antecedentes familiares de agammaglobulinemia u otros trastornos de inmunodeficiencia se les debe ofrecer asesoría genética.

Nombres alternativos

  • Agammaglobulinemia de Bruton
  • Agammaglobulinemia ligada al cromosoma X

Fuente

  • Artículo Agammaglobulinemia. Disponible en "agammaglobulinemia-adolfo.blogspot.com". Consultado: 4 de agosto del 2011.
  • Artículo Agammaglobulinemia. Disponible en "www.nlm.nih.gov". Consultado: 4 de agosto del 2011.