Saltar a: navegación, buscar

Agricultura de conservación

Agricultura de Conservación
Información sobre la plantilla
Agricultura-conservacion.jpg
Concepto:Combinación del uso de medidas agronómicas, biológicas y mecánicas que mejoran la calidad del suelo.

Agricultura de Conservación. Sistema de prácticas agrarias basadas en la menor alteración posible del suelo y en el mantenimiento de una cobertura de restos vegetales. Comprende una serie de técnicas que tienen como objetivo fundamental conservar, mejorar y hacer un uso más eficiente de los recursos naturales mediante un manejo integrado del suelo, agua, agentes biológicos e insumos externos.

Definición

Según la FAO “La Agricultura de Conservación comprende una serie de técnicas que tienen como objetivo fundamental conservar mejorar y hacer un uso más eficiente de los recursos naturales, mediante un manejo integrado del suelo, agua, agentes biológicos e insumos externos”.

En España, la Universidad de Córdoba y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, la definen como “Sistema de producción agrícola sostenible, que comprende un conjunto de prácticas agronómicas adaptadas a las exigencias del cultivo y a las condiciones locales de cada región, cuyas técnicas de cultivo y de manejo de suelo lo protegen de su erosión y degradación, mejoran su calidad y biodiversidad, contribuyen a la preservación de los recursos naturales, agua y aire, sin menoscabo de los niveles de producción de las explotaciones”.

Países que la practican

Se concreta en casi 160 millones de hectáreas de tierras del mundo, en países como Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, en este último alcanza casi el ciento por ciento de las áreas agrícolas, así como en el occidente de Australia, mientras en Canadá se potencia el 50 por ciento bajo este concepto; en menor medida, en algunas regiones en África, la India y China.

Principios fundamentales

  • Mantenimiento de una cobertura vegetal permanente.
  • Sistema de rotación de los cultivos.
  • Siembra de cultivos bajo mínima movilización de los suelos.

Estos principios son inviolables y deben de tenerse en cuenta a la hora de implementar una agricultura de conservación. Se subraya la necesidad de resanar los suelos antes de comenzar con esta nueva tecnología. Son requerimientos básicos: cambio en el sistema de manejos de cultivos, manejo de la regeneración del suelo (El suelo es hábitat para raíces y organismos. Una cobertura permanente es la única forma de protegerlo, alimentarlo y regenerarlo) El suelo es un sistema productivo biológico.

Para aplicar este tipo de agricultura, se debe empezar preferentemente en áreas libres de compactación, sin problemas de erosión. En caso de haber limitaciones físicas y químicas en el suelo, como la compactación, el pH, los contenidos de P y K estas deben de ser corregidas antes de cambiar hacia la Agricultura de Conservación. Para la descompactación hay que emplear el subsoleo y nivelación. Cuanto más degradado esté el suelo, química, física y biológicamente más tiempo será necesario para observar los beneficios del sistema de agricultura de conservación.

Se recomienda que como cultivo de cobertura usar una planta que tenga sistema radicular abundante como las gramíneas. Además se deben seleccionar cultivos que produzcan buena cobertura del suelo y gran cantidad de materia seca (rastrojos) y sistemas radicales abundantes y agresivos. Hay que planificar una buena rotación de cultivos. El agricultor debe recibir adecuada e intensiva capacitación y disponer de asistencia técnica especializada. Se debe comenzar despacio y en fincas pequeñas. La Agricultura de Conservación por ende necesita un periodo de conversión antes de que el nuevo sistema sea establecido y los balances naturales sean restituidos.

Para obtener buenos rendimientos, hay que seleccionar correctamente las maquinarias y equipos. Por ejemplo, el rollo-cuchillo es una herramienta clave para el manejo de malezas, residuos y cobertura. Hay experiencias en el Oriente del país de productores que han construido este tipo de herramientas. Hay sembradoras directas manuales (matracas o “sembradora por punzada”), siembra con tracción mecánica y sembradoras directas combinadas (“múltiplas”)

Beneficios

La Agricultura de Conservación mejora la eficacia y la productividad, aumenta la infiltración de agua en los suelos, reduce la evaporación y la erosión, así como aumenta el contenido de materia orgánica del suelo. Los efectos de la Agricultura de Conservación en cuanto al Agua son: relleno del acuífero y mejor calidad de agua (menos lixiviación/erosión)

Efectos en manejo de plagas y enfermedades

  • Rotación de cultivos y cobertura con elementos de control biológico (MIP)
  • Suelo sano = plantas sanas
  • A largo plazo los problemas de plagas se disminuyen (menos plaguicidas).

Ventajas al campesino

  • Menos maquinaria y 70% ahorro combustible.
  • 50% ahorro de tiempo trabajo menos pesado, rendimientos estables, seguridad alimentaria y mayores ingresos.

Fuentes

  • Yanez Hernández, JM y Col. Influencia de la agricultura de conservación sobre el suelo y el cultivo del tabaco en San Juan y Martínez, Cuba. Revista Científica Avances Vol. 17, No.4 octubre-diciembre, 2015.