Saltar a: navegación, buscar

Alpha 66

(Redirigido desde «Alpha-66»)
Alpha-66
Información sobre la plantilla
Institución con sede en USA Bandera de los Estados Unidos de América
Error al crear miniatura: Falta archivo

Organización terrorista anticubana
Siglas o Acrónimo:Alpha-66
Fundación:1966
Tipo de unidad:Organización Terrorista
País:USA Bandera de los Estados Unidos de América
Dirección:1714 W. Flager St, Miami, FL 33135 y dos delegaciones: una en New Jersey, P.O. Box 5293 West New York NJ 07093 y otra en California, P.O.Box 6434 Torrance, CA 90504,Estados Unidos

Alpha-66. Organización terrorista anticubana. Integrada por terroristas de origen cubano, nace y se desarrolla bajo los auspicios de las agencias de inteligencia y subversión de los Estados Unidos, participando en las llamadas “operaciones autónomas de la CIA”.

Los Servicios Especiales Norteamericanos han mantenido durante años el control de las operaciones de estas organizaciones terroristas, pero de acuerdo a sus intereses y conveniencia los detienen, les aplican una multa irrisoria o los dejan libres después de devolverles las armas.

Antecedentes

Fundada en 1962, por Antonio Veciana Blanch agente de la CIA , en Puerto Rico. Se unió a ella una facción de la organización II Frente Nacional del Escambray, organizada un año antes por Eloy Gutiérrez Menoyo, en Cayo Hueso, Florida. Su sede fue trasladada a Miami, donde aún permanece.

Tienen su oficina central en el 1714 W. Flager St, Miami, FL 33135 y dos delegaciones: una en New Jersey, P.O. Box 5293 West New York NJ 07093 con el fax: (201) 863-2630; y otra en California, P.O.Box 6434 Torrance, CA 90504.

Su principal jefe fue a partir de 1968, Andrés Nazario Sargent, oficial de las tropas del 2do Frente del Escambray. En el mes de agosto de 1959, participó en la conspiración trujillista contra la Revolución Cubana. En varias ocasiones fue acusado de utilizar en su provecho los fondos recaudados entre los emigrados cubanos. Mantuvo hasta su muerte en el año 2004, una actitud hostil hacia la Revolución Cubana. Fue reemplazado por Ernesto Díaz Rodríguez, agente de la CIA.

Desde su creación, la organización ha recibido de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), importantes recursos financieros y logísticos para "operaciones autónomas".

Documentos de la policía de Miami le signan como "Una de las más peligrosas organizaciones y de las más activas", entre los grupos contrarrevolucionarios que allí tienen sede.

Se ha caracterizado por sus actividades terroristas, paramilitares y de subversión interna, destacándose por la realización de infiltraciones armadas, ataques a objetivos situados cerca de las costas, sabotajes y la elaboración de planes de atentado contra Fidel Castro y otros dirigentes.

Financian la emisora radial La Voz de Alpha 66, mediante la cual incitan a la ejecución de acciones violentas dentro del territorio nacional. En su afán por lograr representatividad interna, esta organización se ha vinculado a cabecillas y miembros de los grupúsculos contrarrevolucionarios, con los que sostienen contactos y a los que abastece financieramente.

Desde sus oficinas del 1714 W Flagler St en Miami, el grupo terrorista cubanoamericano sigue lanzando sus llamamientos al terror: su nuevo jefe, Ernesto Díaz Rodríguez, agente de la CIA y connotado terrorista, ha confirmado en una revista anti-cubana su intención de conservar la “estrategia de combate por un cambio radical” en Cuba.

Desde comienzos de los años noventa, el grupo entrena a terroristas en el campamento ubicado en la calle 40 SW y Avenida 172, en Miami. Ex oficiales del Cuerpo de Infantería de la Marina de Estados Unidos han participado en actividades de entrenamiento en varias oportunidades en este lugar .

Acciones

Entre las disímiles actividades criminales de Alpha-66 que han sido denunciadas públicamente por el Estado cubano, se cuentan desde la década de 1960:

  • Asesinato de dos pescadores y un miembro del cuerpo de guardafronteras;
  • Ataques piratas a embarcaciones e instalaciones económicas costeras, e incluso, el ametrallamiento de un albergue de becarios en Tarará, ocurrido exactamente el 19 de mayo de 1963, cuyos autores no fueron procesados por Estados Unidos, a pesar de reivindicar públicamente este hecho;
  • Planes de atentados contra el Comandante en Jefe, Fidel Castro, ataques piratas a embarcaciones pesqueras y al hotel Guitart-Cayo Coco en tres oportunidades en años recientes;
  • Tan solo entre 1992 y 1993 seis infiltraciones de grupos terroristas armados en el país, integrados principalmente por elementos antisociales a los que generalmente han empujado a una aventura suicida con fines propagandístico, mientras sus verdaderos y principales cabecillas se ocultan en una granja en las afueras de la ciudad de Miami, gastando en fiestas el dinero recaudado en tómbolas y maratones.
  • En la década de los 1990 organizaron planes de atentados contra el Presidente cubano Fidel Castro; ataques piratas a embarcaciones pesqueras y al hotel Guitart Cayo Coco en tres oportunidades y efectuaron amenazas de bombas a representaciones cubanas en México, Estados Unidos, Ecuador, Brasil, Canadá, Puerto Rico.

Secuestro de Elian González

Durante el secuestro del niño cubano Elián González Brotóns en Estados Unidos, Andrés Nazario Sargént, su histórico cabecilla desde 1968 y sus seguidores, participaron en manifestaciones contrarrevolucionarias contra la sede de Cuba en Washington y la Misión Cubana en Nueva York y jugaron un activo papel en la vigilancia de la casa de la Pequeña Habana donde lo mantenían secuestrado.

En Cuba

En septiembre de 1993 fue detenido por las autoridades cubanas el mexicano Mario García Rubalcava, que planeaba realizar acciones terroristas contra instalaciones turísticas y atentar contra el Presidente cubano. Rubalcava reconoció posteriormente haber sido entrenado por Andrés Nazario Sargén.

El 17 de febrero del 2001 fue detenido en Cuba Elizardo San Pedro Marín, quien por orientaciones de Alpha-66 y su llamado representante en Canadá, Antonio Tang Báez, había realizado amenazas a un embajador latinoamericano en Cuba y a representantes de agencias de prensa.

Vínculos con la droga

Algunos de estos cabecillas se han vinculado al negocio de la droga; uno de sus miembros denunció ante el Canal 51 de Miami haber participado en operaciones de este carácter y que en febrero de 1995 había estado en Islas Andros para introducir drogas en la Florida.

Son algunos ejemplos de los crímenes cometidos por esta organización, la que aún mantiene su alta peligrosidad, y sigue contando con el apoyo de la mafia terrorista de origen cubano radicada en Miami y la complicidad de autoridades de Estados Unidos.

Algunos consideran que el Alpha-66 está también relacionada con el crimen organizado, dado el carácter criminal de sus cabecillas principales.

Fuentes