Saltar a: navegación, buscar

Amantadina

Amantadina
Información sobre la plantilla
Amantadina.jpeg
Presentación farmacéuticaCápsulas 100 mg
Vía de administraciónOral.

Amantadina. Se usa para tratar la enfermedad de Parkinson y condiciones similares a ésta. También se indica para prevenir y tratar las infecciones respiratorias causadas por el virus de la influenza.

En 1969 se descubrió por casualidad la actividad antiparkinsoniana de este agente antiviral, y se ha ratificado posteriormente, siendo en general bien tolerada. Sin embargo, no tiene el efecto tan potente de la levodopa. Se administran de 200 a 300 mg/día (nombre comercial: Amantadine Llorente, comprimidos de 100 mg) en dosis progresivamente ascendente. En la mayoría de estudios realizados en la década de los 70 se vio que la amantadina en monoterapia era superior al placebo. No se conoce en detalle su mecanismo de acción. Puede mejorar la transmisión dopaminérgica, posee algunas propiedades anticolinérgicas y últimamente se han subrayado sus características como antagonista NMDA.

Indicaciones:

En tratamiento del parkinsonismo y de reacciones extrapiramidales inducidas por los fármacos. Antiviral tratamiento y profilaxis de infecciones respiratorias por influenza A.

Contraindicaciones:

Puede presentar hipersensibilidad a la amantadina, epilepsia, antecedentes de úlcera gástrica, enfermedad renal severa.

Precauciones:

  • En presencia de embarazo: categoría de riesgo C; toxicidad en estudios con animales, no existen suficientes estudios que evalúen su seguridad.
  • En caso de lactancia: se excreta en pequeñas cantidades en la leche materna, se recomienda utilizar con cautela por riesgo de toxicidad en el lactante.
  • Niños: la seguridad y la eficacia de la amantadina en menores de 1 año no ha sido establecida
  • Adulto mayor: debe reducirse la dosis; evítese si la creatinina es menor que 60 mL/min.
  • Insuficiencia renal: reducir la dosis. La dosis de amantadina debe ser ajustada en pacientes con ICC (puede exacerbar el edema), edemas periféricos o hipotensión ortostática; estados de confusión o alucinación (precaución en pacientes con antecedentes de trastornos mentales). No debe descontinuarse bruscamente en la enfermedad de Parkinson debido al riesgo de aparición del síndrome neuroléptico maligno, de rara ocurrencia pero con riesgo para la vida. En pacientes que conducen autos o maquinarias, debido a las manifestaciones que puede producir en el SNC.

Reacciones adversas:

  • Las reacciones adversas mas frecuentes: anorexia, náuseas, nerviosismo, desconcentración, insomnio, convulsiones, alucinaciones, cefalea, visión borrosa, trastornos gastrointestinales, edema periférico y livedo reticular.
  • En casos ocasionales: reacciones psicóticas, alucinaciones, hipotensión ortostática, retención urinaria, vómitos, sequedad bucal, constipación, rash cutáneo, diaforesis. Raras: leucopenia, rash.

Interacciones :

Antimuscarínicos: efectos antimuscarínicos incrementados. Estimulantes del SNC: debe emplearse con cautela la amantadina.

Posología:

  • En caso de antiparkinsoniano en: adultos, 100 mg/d durante una semana e incrementar a 100 mg/2 veces/d, usualmente de conjunto con otro tratamiento; algunos pacientes pueden requerir dosis superiores; máximo 400 mg/d en varias subdosis.
  • Adulto mayor: 100 mg/día ajustada de acuerdo a la respuesta.
  • Profilaxis y tratamiento de la influenza A: niños: (1-9 años) 4,5-9 mg/kg/d sin exceder los 150 mg/d, en 2 o 3 subdosis (9-12 años) la dosis total es de 200 mg/d en 2 subdosis de 100 mg.
  • Adultos: 200 mg/d,1 o 2 veces al día. Adulto mayor: 100 mg/d.

En caso de Sobredosis

El tratamiento de la sobredosis y de efectos adversos graves son medidas generales, gastroclisis inmediata o inducción de la emesis. Acidificar la orina e inducir la diuresis. Monitorear signos vitales.

Ventajas de la amantadina:

Este medicamento podría jugar un papel para el tratamiento inicial de la EP, sobre todo cuando la bradicinesia es un problema. Si se quiere retrasar el inicio de levodopa varios meses, la amantadina es una muy buena opción como droga antiparkinsoniana. Su papel como antagonista NMDA ha hecho que sea recomendado como un fármaco útil en el tratamiento y prevención de las discinesias.

Fuentes