Saltar a: navegación, buscar

Amaranthus

(Redirigido desde «Amaranto»)
Amaranto (Amaranthus spp.)
Información sobre la plantilla
New amar anto.jpg
Reino:Plantae
Subreino:Tracheobionta
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Familia:Amaranthaceae
Tribu:Amarantheae
Género:Amaranthus
Hábitat:Ambiente natural

Amaranthus. Género de hierbas pertenecientes a la familia Amaranthaceae. Ampliamente distribuido por la mayor parte de las regiones templadas y tropicales

Introducción

Los "amaranthos" (del idioma griego: que no se marchita, lat. "Amaranthus"), pertenecen a la familia "Amaranthaceae". Son un género de hierbas ampliamente distribuido por la mayor parte de las regiones templadas y tropicales. Aunque persiste algo de confusión sobre su exacta taxonomía, existen alrededor de 60 especies. Varias de ellas se cultivan como verduras, cereales o plantas ornamentales. Generalmente es de color rojo sangre, pero también es beige, púrpura, verde, naranja y dorado.

Amaranto, es una planta autóctona de América, domesticada, cultivada y utilizada desde hace más de 4000 años. El amaranto es resistente a la sequía por ser eficiente en la fijación de CO2, no presentar foto-respiración y requerir menor cantidad de agua para producir la misma cantidad de biomasa.

La planta entera, ante todo en sus granos, tiene un alto nivel alimenticio, lo cual la hace una excelente alternativa para regiones con dificultades para la siembra de otro tipo de cereales. Como ejemplo de su distribución y habitat véase la descripción de la especie Amaranthus_hypochondriacus.

La planta tiene diferentes usos: ornamental, gastronómico, medicinal y artesanal.

Las especies más aprovechadas por el ser humano son: Amaranthus caudatus, Amaranthus cruentus y Amaranthus hypochondriacus.

Historia

Las excavaciones arqueológicas revelan que las semillas y hojas fueron consumidas por habitantes prehistóricos mucho antes del proceso de domesticación, ya que en las regiones tropicales y subtropicales era una planta importante de recolección.

Esta planta tuvo relevancia en la época pre-hispánica y actualmente está retomando auge, por su excelente calidad nutritiva y amplia adaptación, incluso en ambientes desfavorables.

Al amaranto siempre se le ha relacionado con la mística, y en la era neolítica se le vinculó a leyendas y rituales. En festividades religiosas, las mujeres aztecas molían la semilla, la teñían de rojo, la mezclaban con miel (el famoso dulce llamado “alegría”), melaza y otros ingredientes y moldeaban la pasta resultante (zoale) en forma de estatuas de ídolos y dioses. Estas estatuas eran después consumidas durante las ceremonias religiosas.

Cuando Cortés invadió México en 1519 e inició la conquista del imperio azteca, tales ceremonias eran consideradas como una perversión de la Eucaristía Católica y fueron vetadas de la cultura azteca. A fin de destruir la religión y eliminar sus rituales “paganos” Cortés prohibió todo cultivo del amaranto, ordenó que los sembradíos fueran quemados o aplastados, mandaba cortar las manos, y hasta amenazaba con la pena de muerte a las personas que fueran sorprendidas en posesión o cultivo de este grano. Casi de la noche a la mañana sumado al mismo tiempo a la sustitución de los cultivos autóctonos por los europeos uno de los cultivos más importantes de América cayó en desuso y oscuridad, mientras que el maíz y el frijol pasaron a convertirse en dos de los mayores cultivos que alimentan al mundo hoy día.

Beneficios del amaranto

El amaranto es otro de esos seudocereales, al estilo de la quinoa, que son considerados superalimentos por sus cualidades nutritivas. Rico en proteínas, con grasas de calidad y muchos otros beneficios más. Es momento de descubrirlo si no lo has hecho. Las semillas de la planta de amaranto, que ha crecido históricamente en varias zonas templadas del mundo y que cuenta con muchas variedades, han sido uno de los puntales alimenticios de varios pueblos originarios del continente americano, como los aztecas. Sus beneficios son realmente notables y no llama la atención que la tradición de consumirlo esté siendo cada vez más recuperada.

Estas son algunas de las principales propiedades del amaranto: Es un seudocereal, pero porque no cumple con las características de lo que es un cereal en sí. En realidad, aporta muchas más proteínas, además de hierro, vitamina C, fibras, hidratos de carbono, calcio y magnesio, entre otras cosas. Como puedes ver, lo de "superalimento" no es ningún cuento.

El amaranto, además, puede ser empleado en dietas para perder peso. Es que suma aproximadamente 300 calorías por cada 100 gramos de producto. Además, al tener mucha fibra, es considerado un alimento saciante. Sus grasas, por otra parte, son saludables.

También el amaranto para el colesterol puede resultar altamente provechoso. Es que posee un alto contenido en el ácido graso escualeno (precursor del colesterol bueno o HDL) y almidón (se aglutina arrastrando consigo moléculas de colesterol exógeno). Además, el amaranto puede ser empleado con gran facilidad en diversas recetas. Junto a otros cereales, en postres, desayunos, con leche, en forma de harina, galletas, etc.

Curiosidades

Una sola mata puede producir hasta 50,000 semillas, más o menos, su biomasa en el momento de la cosecha es alrededor de 100,000 veces mayor que cuando se sembró.

Y es precisamente por sus profundas raíces latinoamericanas que el amaranto desde hace unos veinte años forma parte de todas las misiones galácticas: Por la promoción del primer astronauta mexicano Dr. Rodolfo Neri Vela, el amaranto fue seleccionado, junto con la quinoa, en el año 1985 por la NASA para germinar y florecer durante el vuelo orbital de la nave Atlantis, por su alto valor nutritivo, por su aprovechamiento integral, por la brevedad de su ciclo de cultivo y por su capacidad de crecer en condiciones adversas. Fue calificado como cultivo CELSS (Controlled Ecological Life Support System: la planta remueve el dióxido de carbono de la atmósfera y, al mismo tiempo, genera alimentos, oxígeno y agua para los astronautas).

Enlaces relacionados

Fuentes