Saltar a: navegación, buscar

Amigdalitis

Amigdalitis
Información sobre la plantilla
Amigdalitis.jpg
Concepto:El término amigdalitis hace referencia a la inflamación de las amígdalas palatinas. .

Amigdalitis. Consiste en la inflamación de las amígdalas palatinas. Suelen ser más frecuentes en los niños, apareciendo su mayor incidencia entre los 3 y 6 años y decayendo su frecuencia a partir de los 10 años.

Causas

Los procesos inflamatorios o infecciosos que afectan a la amígdala palatina producen las amigdalitis o anginas. Este último término etimológicamente procede de la palabra "angor" y significa "dolor constrictivo".

Los gérmenes que provocan son virus o bacterias. De especial importancia y frecuencia en estas edades es el estreptococo B-hemolítico, por las complicaciones a distancia que puede provocar fiebre reumática.

Síntomas

Los síntomas mas frecuentes pueden ser:

  • Dolor de garganta.
  • Dificultad al los tragar alimentos.
  • Placas blanquecinas sobre o alrededor de las amígdalas, que están inflamadas.
  • Fiebre, que en algunos casos puede ser muy alta.

Además, puede presentar escalofríos y en ocasiones molestias digestivas, dolor abdominal y vómitos.

Factores de riesgo

El frío y los cambios de temperatura. Las aglomeraciones.

Diagnóstico

Se realiza mediante la historia clínica y la exploración del paciente. En ciertas circunstancias, puede requerirse realizar análisis de sangre seriados, o incluso cultivos de las secrecciones amigdalares; a menudo se vincula la amigdalitis con la afección Acrodermatitis por estreptococo que se parece a una dermatitis seborreica.

Tratamiento

Medidas generales puede realizar reposo, mientras dure la fiebre.

Si esta no responde adecuadamente a los antitérmicos, tome baños de agua tibia. En última instancia y si requiere tratamiento con antibióticos, corresponde al médico la selección del más apropiado, que será distinto según el agente patógeno responsable que, a su vez, producirá cuadros con diferencias clínicas que le harán sospechar de uno u otro germen y aplicar según cada caso el antibiótico de elección. Analgésicos y antitérmicos para los síntomas.

Dieta

En general, se pueden aliviar los síntomas administrando al paciente abundantes líquidos, para evitar la deshidratación, y dietas blandas.

Posibles complicaciones

Enfermedades e infecciones oportunistas. Fiebre Reumática. Estados de inmunodeficiencia.

Pronóstico

Generalmente bueno, sin necesidad de actuación quirúrgica, salvo en los casos, cada vez más infrecuentes, de la aparición de complicaciones sistémicas.

Recomendaciones

Acudir al doctor si se presenta uno o varios de los siguientes síntomas:

Irritación de la garganta por un período prolongado o de forma recurrente.

Dificultad para respirar.

Dolores de articulaciones, de oídos, o una tumoración en el cuello.

Fiebre arriba de los 38.3°C.

Ronquera de más de dos semanas.

Saliva o flema sanguinolenta.

Colocar un humidificador en la habitación. Si en la mañana al despertarse siente la garganta irritada, puede deberse a que se ha dormido con la boca abierta. Cuando el ambiente es muy seco puede presentarse esta situación. De allí la importancia de tener un humidificador especialmente un modelo pequeño que se instale junto a la cama. Consiga un humidificador aunque el sistema de calefacción central doméstica tenga uno propio.

Aumentar el consumo de líquidos. Se recomienda tomar la mayor cantidad de líquidos, ya que ayudará a hidratar los tejidos resecos de la garganta, pero se debe evitar las bebidas espesas y lechosas debido a que pueden causar flema y hacerlo toser e irritarle todavía más los tejidos.

Desechar el cepillo de dientes. Si frecuentemente sufre de garganta irritada, se recomienda desechar el cepillo de diente, ya que pudiera estar acumulando bacterias en las cerdas del cepillo las cuales están produciendo la irritación. Cuando se sienta mejor, reemplace nuevamente el cepillo para evitar reinfectarse. Igualmente, no se recomienda guardarlo en el cuarto de baño, ya que es un lugar húmedo y propenso a la proliferación de bacterias.

Elevar la cabeza si se tiene problemas de reflujo. Otra causa que produce irritación de la garganta por la mañana, además de dormir con la boca abierta, es la acumulación de jugos gástricos en la garganta durante la noche. Para evitar el problema se debe inclinar su cama de modo que la cabecera quede 10 centímetros más alta.

Remedios populares

Remedio para la garganta irritada #1:.Hervir tres hojas de limón en una taza de agua por 10 minutos. Retirar del fuego y añadir una cucharadita de miel. Beber lentamente el té cuando aún esté tibio.

Remedio para la garganta irritada #2: Añadir una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso grande de agua. Tomar, a sorbos, durante el día.

Remedio para la garganta irritada #3: Hervir una cucharadita de manzanilla en una taza de agua por 10 minutos. Colar y dejar enfriar hasta que esté tibia. Hacer gárgaras según lo necesite.

Remedio para la garganta irritada #4: Hervir 3 tazas de agua por 15 minutos. Envolver con una toalla la cabeza de forma tal que se haga como un tipo tienda para atrapar parte del vapor. Luego, inhalar profundamente por cinco a diez minutos. Repita el procedimiento por lo menos tres veces al día.

Remedio para la garganta irritada #5: Mezclar una cucharadita de sal de mesa en medio litro de agua a temperatura ambiente. Luego, haga gárgaras aproximadamente cada hora.

Remedio para la garganta irritada #6: Comer dos ajos machacados en una ensalada.

Remedio para la garganta irritada #7: Hacer una cataplasma con una cucharada de hojas secas de manzanilla en dos tazas de agua hirviendo. Dejar cocer unos cinco minutos y luego remojar una tela con este té. Se debe escurrir el excedente y aplicar directamente sobre el cuello. Dejar allí hasta que la tela se enfríe. Repita varias veces durante el día.

Remedio para la garganta irritada #8: Elaborar un jugo con 1 taza de granada, 1 cucharada de miel de abeja, 1/2 tazas de moras azules, 1 1/2 tazas de bananas rebanadas y 1 taza de yogur descremado. Para ello, debe lavar las moras, desgranar la granada y pelar los bananos. Licuar los ingredientes hasta que se obtenga una mezcla homogénea. Tomar dos veces al día.

Remedio para la garganta irritada #9: Agregar una cucharada de whisky a un vaso grande de agua tibia. Luego, hacer gárgaras con él según se necesite.

Remedio para la amigdalitis #10: Comer un par de diente de ajos o varios pedazos de cebolla crudos al día.

Remedio para la amigdalitis #11: Cocinar, a fuego lento, varios higos secos en agua con dos cucharadas de miel. Tomar una cucharada de este jarabe tres veces al día.

Remedio para la garganta irritada #12: Empapar un pañuelo en vinagre tibio y atarlo alrededor del cuello.

Remedio para la garganta irritada #13: Doblar una toalla de manos en tercios verticalmente, mojaren agua fría y escurrir. Enrollar alrededor del cuello y, sobre ella, se enrolla a su vez otra toalla seca y asegurar el vendaje con una bufanda. Retirar cuando se caliente.

Remedio para la garganta irritada #14: Echar 2 cucharaditas de salvia en 2 50 mililitros de agua hirviendo. Dejar reposar durante 10 minutos, colar y agregar 1 cucharadita de sal marina. Hacer gárgaras tan a menudo como sea necesario.

Remedio para la garganta irritada #15: Espolvorear cúrcuma sobre miel ecológica y tomar una cucharadita cada dos horas.

Remedio para la garganta irritada #16: Verter en media taza de café amargo varias gotas de jugo de limón. Hacer gárgaras con esta preparación.

Remedio para la garganta irritada #17: Hervir un puñado de hojas de achiote en 1 taza de agua durante 5 minutos. Hacer gárgaras con esta infusión cada 4 horas hasta que desaparezca la irritación.

Remedio para la garganta irritada #18: Cortar 1 cebolla en trozos y colocarlo en medio litro de agua. Después, añadir 3 cucharadas de azúcar. Dejar macerar durante medio día y beber 1 taza de esta preparación, cada dos horas, hasta que el dolor desaparezca.

Remedio para la garganta irritada #19: Mezclar 2 tomates maduros y 1 copita de alcohol blanco. Batir hasta lograr una papilla que deberá colocar, a modo de cataplasma, sobre la garganta.

Remedio para la garganta irritada #20: Agregar 1 cucharadita de grosellas negras machacadas a una taza con agua hirviendo y dejar reposar unos 10 minutos. Después, sorber el líquido, poco a poco, y masticar las grosellas.

Remedio para la garganta irritada #21: Hervir 2 cucharadas de salvia roja en 1 taza de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego y agregar un chorrito de vinagre de sidra. Tapar y esperar a que se refresque. Tomar esta infusión cuando aún se encuentre tibia.

Remedio para la garganta irritada #22: Hervir, a fuego lento, 25 g de fresas, 30g de hojas de fresa y 700 ml de agua en una cazuela por 15 minutos. Luego, agregar 1 cucharada de miel. Colar, pasar esta preparación a una botella de cristal oscuro y que tenga cierre hermético y poner en la nevera. Hacer gárgaras con 150 ml de esta preparación cada 45 minutos.

Fuente

http://www.remediospopulares.com/garganta_irritada.html