Saltar a: navegación, buscar

Ansiedad

Ansiedad
Información sobre la plantilla
Ansiedad..jpg
Imagen de la afección
Clasificación:Enfermedad mental
Agente transmisor:Producida por diversas enfermedades médicas y/o psiquiátricas
Región de origen:Cerebro

La ansiedad. Es un estado desagradable de temor que se manifiesta externamente a través de diversos síntomas y signos, y que puede ser una respuesta normal o exagerada a ciertas situaciones estresantes del mundo en que vivimos, aunque también puede ser una respuesta patológica y anormal producida por diversas enfermedades médicas y/o psiquiátricas.

Ansiedad generalizada y patológica

Se caracteriza principalmente, por preocupaciones excesivas, difíciles de controlar y que provocan un malestar y deterioro en la calidad de vida.

La ansiedad patológica se vive como una sensación difusa de angustia o miedo y deseo de huir, sin que quien lo sufre pueda identificar claramente el peligro o la causa de este sentimiento. Esta ansiedad patológica es resultado de los problemas de diversos tipos a los que se enfrenta la persona en su vida cotidiana, y sobre todo de sus ideas interiorizadas acerca de sus problemas.

Trastornos

El Trastorno de ansiedad, tiene consecuencias negativas y muy desagradables para quienes lo padecen. Entre los trastornos de ansiedad se encuentran las fobias, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, la agorafobia, el trastorno por estrés pos traumático, el trastorno de ansiedad generalizada.

Tipos de síntomas

Ansiedad cognitivos

  • Preocupación.
  • Inseguridad.
  • Miedo o temor.
  • Opresión.
  • Pensamientos negativos (inferioridad, incapacidad).
  • Anticipación de peligro o amenaza.
  • Dificultad de concentración.
  • Dificultad para la toma de decisiones.
  • Sensación de desorganización o pérdida de control sobre el ambiente.

Ansiedad observables

  • Hiperactividad.
  • Paralización motora.
  • Movimientos torpes y desorganizados.
  • Tartamudeo y otras dificultades de expresión verbal.
  • Conductas de evitación.

Ansiedad fisiológicos o verbales

  • Cardiovasculares: palpitaciones, pulso rápido, tensión arterial alta, accesos de calor.
  • Respiratorios: sensación de sofoco, ahogo, respiración rápida y superficial, opresión toráxica.
  • Gastrointestinales: náuseas, vómitos, diarrea, aerofagia, molestias digestivas.
  • Genitourinarios: micciones frecuentes, enuresis, eyaculación precoz, frigidez, impotencia.
  • Neuromusculares: tensión muscular, temblor, hormigueo, dolor de cabeza tensional, fatiga excesiva.
  • Neurovegetativos: sequedad de boca, sudoración excesiva, mareos.

Causas

Las principales causas de la ansiedad son las siguientes:

  • El estrés: ante una situación que produce tensión en el sistema nervioso, reacciona produciendo más hormonas que desencadenan una serie de cambios en el organismo, que a nivel físico se manifiesta en un aumento del ritmo cardíaco, de respiración o tensión muscular, y a nivel emocional desencadenan ansiedad .
  • Enfermedades físicas: algunas enfermedades producen ansiedad como las enfermedades de la tiroides la angina de pecho entre otras.
  • Toxinas o medicamentos: la ingestión de ciertas toxinas, como la cafeína, el alcohol, o de ciertos medicamentos, pueden producir ansiedad.
  • Factores ambientales: Los factores ambientales que rodean el trabajo o las viviendas desencadenan ansiedad. Como el ruido ambiental.

Pronóstico

En general se considera que la ansiedad es una condición que existe de por vida en cierto grado. En todas las personas no responde de la misma manera a los tratamientos, pero un porcentaje importante de ellos pueden lograr una recuperación parcial o casi completa a largo plazo con la ayuda de la terapia psicológica (terapia cognitivo-conductual). Se cree que la prognosis de la ansiedad se ve afectada por la creencia común (posiblemente una creencia negativa e incorrecta) por parte de los pacientes de que su condición es especialmente grave, más grave que la de cualquier otra persona que se haya recuperado.

Tratamiento

Existen varios tipos de tratamientos y terapias que tienen cierta efectividad para las personas que padecen de ansiedad. Estos tratamientos incluyen:

  • Fármacos ansiolíticos.
  • Psicoterapia Cognitivo-Conductal (cognitive-behavioral therapy). Esta debería ser dirigida por un psicólogo competente y experimentado. La terapia incluye técnicas de exposición graduada, confrontación y modificación de creencias negativas o incorrectas; modificación de pensamientos negativos; técnicas para entablar auto-charlas positivas; técnicas específicas para tratar la ansiedad
  • Reducción de estrés, lo que puede incluir técnicas de relajación muscular y mental muy profundo y la respiración, mejor manejo del tiempo, ejercicio físico, yoga.

Enlaces externos

Fuentes