Saltar a: navegación, buscar

Armando Carnot Veulens

Armando Carnot Veunles
Información sobre la plantilla
Dr. Armando Carnot Veunlens.jpg
Doctor matancero
Nacimiento13 de enero de 1884
Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento26 de septiembre de 1926
La Habana, Bandera de Cuba Cuba.
Otros nombresEl Médico de los Pobres.

Armando Carnot Veunles. Doctor matancero, graduado en el año 1905 como Cirujano Dental, y en 1907 como Doctor en Medicina. Su labor médica se destacó fundamentalmente por la ayuda y atención a varios gremios de trabajadores de la ciudad de Matanzas y a la clase humilde de la sociedad. Por tal motivo fue conocido como el "Médico de los Pobres".

Síntesis biográfica

El 13 de enero de 1884, vio la luz en la Atenas de Cuba el médico Armando Carnot Veunles, quien dedicó su carrera profesional a brindarle salud a los más necesitados.

Hijo del cirujano dentista Alfredo Carnot D'Lisle, uno de los auxiliares más poderosos que tenía el Comité Revolucionario de Matanzas y de Adolfina Veunlens Missimilly, ambos de descendencia francesa, nació en la calle Manzano, no. 42 esquina Jovellanos.

Infancia y juventud

Cursó los primeros estudios en el colegio de los doctores Domingo Russinyol y Alberto E. Molina, y más tarde, en 1901, obtiene el título de bachiller en el Instituto de Segunda Enseñanza, de su ciudad natal.

Después de graduado, elige la carrera de cirugía dental, igual que su padre, culminándola el 1 de julio de 1905, título que profesa como interno en el hospital número 1 de La Habana. Dos años más tarde, el 24 de junio de 1907, recibe su segundo título en Doctor en Medicina, comenzándolo a ejercer en el hospital Santa Isabel, de la ciudad de Matanzas, actual Hospital Clínico Quirúrgico José Ramón López Tabrane. Sin abandonar la posición de médico institucional y privado, en 1910, ocupa una plaza como profesor de Calistenia, en el Instituto de Segunda Enseñanza.

El 12 de abril de ese mismo año contrae matrimonio con Felicia Rodríguez Miranda, y del matrimonio nacieron cinco hijos: Venidle, Berta, Alfredo, Hilda y Armando.

A la par de sus labores como médico, el doctor Carnot tuvo tiempo para dedicarse a la música, y formó parte de la banda musical del cuerpo de bomberos de Matanzas. Esa inclinación por el arte no es de extrañar en un galeno cubano, pues en las primeras décadas de la vida republicana era habitual que los médicos fueran personas cultas, capaces de tocar varios instrumentos musicales, y la profesión médica era la culminación de una cascada de conocimientos a los que no podía ser ajeno el arte en sus diversas manifestaciones.

Muerte

Muere el 26 de septiembre de 1926, en un viaje de regreso de La Habana a Matanzas, después de haberse reunido con el presidente de la república Gerardo Machado, quien lo envenenó en el mismo palacio presidencial durante un almuerzo, pues quiso convencerlo de que no aspirara a la alcaldía de Matanzas, y en cambio le ofrecía otra posición, la de Ministro de Salubridad, pero el doctor no aceptó.

Datos de su entierro

A su entierro acudió casi toda la población matancera, dolida y consciente por la pérdida de uno de sus mejores hijos.

Su nombre ha pasado de generación en generación, quedando en la memoria del pueblo matancero. Muestra de ello son las flores permanentes en la jardinera de su panteón. Muchas personas desarrollan el culto a su memoria, motivados por la esperanza de salvar a personas enfermas y mujeres embarazadas.

El Médico de los Pobres

Muy profundo caló en la conciencia popular la labor de este hombre, honesto en su trayectoria vital e insigne en el ejercicio de su profesión. En 1916, el doctor Carnot ganó, por amplio margen, la alcaldía municipal de Matanzas.

Conocido como el Médico de los Pobres por su generosa dedicación a la salud de las capas más pobres de la sociedad y su prestigio profesional, alcanzado a golpes de magnánimos esfuerzos, le llevó a ese cargo público. El haberse convertido de profesional de la medicina en alcalde, conllevó a varios comentarios; unos encaminados a destacar las obras emprendidas en pos de sus conciudadanos, y otros referidos a que un médico de las clases humildes no debe ser nunca político, en función de denigrar su actuación en el plano político-social .

Sus enfrentamientos al proceder de corrompidos políticos fueron agudizados durante el gobierno del presidente Gerardo Machado, lo que constituyó motivo suficiente para intentar tergiversar su imagen como alcalde. Tal fue el caso del crimen de la niña Cecilia en el año 1919, pues sin tenerse una investigación seria sobre este suceso, apareció el doctor Carnot entre los culpables.

Los sucesos de junio de 1919 se convirtieron en una ofensiva política contra la administración pública del alcalde Carnot y contra su política liberal desde que fuera electo en 1916. La renuncia de Carnot pesa aún sobre la ciudad de Matanzas.

Aportes como profesional de la medicina

La experiencia del doctor Carnot como profesional de la medicina ha sido marginada, y hoy se ignoran sus aportes en este campo. Las revistas médicas conservadas en el Departamento de Fondos Raros y Valiosos de la Biblioteca Provincial Gener y del Monte conservan los siguientes artículos escritos por él:

  • Monstruos dobles parasitarios. Tipo heteradelfo (parto gemelo con uno parasitario).
  • Casos de embarazos extrauterinos.
  • El enezol en la sífilis.
  • Observación sobre histerectomía vaginal.
  • Notas sobre una operación en el hospital civil, con el título “Así se da una clínica en París”.
  • Úlcera gástrica sifilítica.
  • Casos tratados con el yodo bismutazo de quina.

No puede dejar de mencionarse su descubrimiento en el suero contra hemorragias, al que bautizara con el nombre del insigne bacteriólogo francés del hospital de Tenón “Paul Carnot”.

Igualmente, muchas recetas de su autoría se conservan celosamente en el museo farmacéutico de Matanzas.

Sus huellas en Matanzas

Dos calles de la ciudad de Matanzas fueron bautizadas para recordarlo: una en el barrio de la Playa, y otra en la avenida principal del Cementerio San Carlos.

Igualmente, un busto de su figura —obra del escultor matancero Juan Ennard Heydrich— está ubicado en el parque infantil que lleva su nombre, en la barriada de Versalles, y una placa erejida en su honor por el pueblo y sus íntimos amigos, fue situada en su casa natal.

Desnudo de riquezas materiales, pero arropado por el cariño, la gratitud de su pueblo y la sana admiración de quienes le conocieron, no pudo pedirse mejor apelativo para su vida que el de "Médico de los Pobres"

Fuentes

  • Guilermo FS. El Médico de los Pobres. Rev Espacios. Órgano Laical de la Iglesia Católica Cubana. 2004;(2) [citado 12 agosto 2010]. Disponible en: *Infomed.
  • Guilermo FS. El Médico de los Pobres. Rev Espacios. Órgano Laical de la Iglesia Católica Cubana. 2004;(2) [citado 12 Ago 2010]. Disponible en: Infomed.