Saltar a: navegación, buscar

Armonía (música)

Este artículo trata sobre Armonía. Para otros usos de este término, véase Armonía (desambiguación).
Armonía musical
Información sobre la plantilla
Armonía musical.jpg
Concepto:La armonía musical es la combinación de diferentes sonidos o notas que se emiten al mismo tiempo, aunque el término también se utiliza para referirse a la sucesión de estos sonidos emitidos a la vez.

Armonía musical. Relación y orden de notas musicales que hace referencia a la combinación de diferentes sonidos o notas que se emiten al mismo tiempo, aunque el término también se utiliza para referirse a la sucesión de estos sonidos emitidos a la vez.

La armonía funciona como acompañamiento de las melodías o como una base sobre la que se desarrollan varias melodías simultáneas. Con esto, podemos decir que melodía y armonía son términos muy relacionados entre sí, pudiendo considerar la melodía como un conjunto de sonidos armónicos que se suceden en el tiempo y están en relación con los acordes en los que se basa esa melodía.

La Armonía

Es una arte-ciencia, basada en la Física que busca una clasificación de acordes e intervalos, buscando formas de combinarlos para producir distintas sensaciones: reposo, tranquilidad, pena, nostalgia ó tensión, desesperación, ira, excitación. Hay una armonía para cada grupo de sentimientos; armonía consonante y disonante, respectivamente. Esta palabra proviene del Latín armonía, que quiere decir ajustamiento, combinación.

Se diferencia de la melodía debido a que la melodía es horizontal, sucede a través del tiempo, mientras que la armonía es vertical, la confluencia de notas en un solo tiempo, concepto conocido como acorde. Pero a la vez están muy unidas entre sí, ya que si diversas melodías suenan simultáneamente se entra en la armonía. Es por esto que primero se estudia la armonía y luego de la misma se comprende la melodía.

También hay una tercera disciplina: el contrapunto, que podría considerarse como un punto intermedio entre la Melodía y la armonía, ya que usa más de una voz (como la armonía) pero su enfoque es hacia el crecimiento en el tiempo, es decir horizontal, como la melodía.

Volviendo al punto de la definición de armonía, más de alguno pensará en que hay una especie de prejuicio en todo esto, ya que es imposible designar una idea universal para cada intervalo (distancia entre dos notas), menos clasificarlos como disonantes-consonantes. Sí hay prejuicio.

Muchos compositores criticaron la armonía por considerarla arrancar el espíritu de la obra. Si la toman como un dogma tendrán, aparte de complicarse mucho, obras escuálidas con explicaciones armónicas simples; en cambio si se guían por su Oído, obtendrán mayor riqueza armónica... no se preocupen, que hagan lo que hagan, tendrá una explicación armónica.

Existen dos grandes armonías, que no se dividen en algo tan subjetivo como consonante o disonante. Estas son la armonía tonal y armonía modal.

Armonía tonal

La armonía tonal, como su nombre lo dice, se basa en la tonalidad más. ¿Qué es la tonalidad?. La definición según la RAE es un Sistema Musical definido por el orden de los intervalos dentro de la escala de los sonidos.

En este sistema se postula que cada grado de la escala tiene una relación preestablecida entre ella y la tónica, que vendría siendo el centro de todo. (Por eso el mundo gira en torno a la tónica, es un líder innato, como Jesucristo en La última cena de Leonardo).

La armonía modal

Es la que se realiza a partir de una melodía modal. Una melodía modal esta siempre asociada a un modo, y un modo es una escala en donde las distancias que hay entre sus sonidos, de manera consecutiva, coinciden o no con la escala tonal (todas las escalas son modales, pero solo hay una escala tonal).

Sonidos musicales

Al igual que los ruidos no son más que vibraciones mecánicas y ondas más o menos complejas que se propagan en un medio elástico, generalmente el aire, en el ámbito de frecuencias de la audición humana. Los sonidos tienen frecuencias exactas (altura) y en las composiciones musicales están anotados con especificaciones precisas como duración, intensidad y otras cualidades.

Intervalo

Es la unidad básica de la Armonía. Término que describe la distancia entre dos sonidos. Cuando dos sonidos suenan a la vez, la distancia entre ellos es un intervalo armónico, si se oyen uno tras otro, la distancia es un intervalo melódico. Los intervalos armónicos pueden ser consonantes o disonantes. Los consonantes (suaves, estáticos, suena estable y completo) pueden ser perfectos (4ª, 5ª y 8º J) o imperfectos (3ª y 6ª M y m). Los disonantes (violentos, dinámicos, suena inestable y pide una resolución en un intervalo consonante) pueden ser absolutas (2ª y 7ª M y m) o condicionales (intervalos A o D que pueden armonizarse en un intervalo consonante). También existen las semiconsonancias (tienen un carácter especial) (4ª A o 5ª D).

La escala

Es el arreglo, mediante la elevación o el descenso de una serie tonal, de las notas utilizadas en un sistema musical. El carácter sonoro de una escala dada depende del tamaño y secuencia de los intervalos entre sus notas sucesivas. Sucesión graduada (ordenada) de las notas musicales.

Ritmo

Mide el sonido en cuanto a la duración. El ritmo tiene independencia puede vivir solo, a diferencia de la melodía. El manejo del tiempo en música se expresa mediante conceptos tales como las longitudes de las notas y las relaciones entre ellas, los grados relativos de énfasis sobre las diferentes notas y, particularmente, el compás.

Ritmo es el flujo de movimiento controlado o medido, sonoro o visual, generalmente producido por una ordenación de elementos diferentes del medio en cuestión. El ritmo es una característica básica de todas las artes, especialmente de la música, la poesía y la danza. También puede detectarse en los fenómenos naturales.

La unidad rítmica básica por excelencia es el pulso, un patrón espaciado regularmente que se parece al ritmo de un reloj. En la mayor parte de la música de baile y en la popular, el pulso aparece de forma explícita, a menudo por medio del batir de los tambores o mediante un patrón de acompañamiento regular. En músicas más complejas, el pulso sólo está implícito; es una especie de denominador común para las longitudes de las notas, que pueden ser más largas o cortas que el pulso mismo (sin embargo, cuando un oyente lleva el ritmo con el pie, el pulso vuelve a ser explícito).

Fuentes