Asalto al cuartel de Mayarí Arriba (5 de marzo de 1958)

Asalto al cuartel de Mayarí Arriba
Información sobre la plantilla
Ataquecuartelmayari.jpg
Fecha:5 de marzo de 1958
Lugar:Mayarí Arriba, Santiago de Cuba
Descripción:
Acción revolucionaria tomada como uno de los antecedentes de la fundación del Segundo Frente Oriental Frank País
Consecuencias:
La acción fue un éxito se logró tomar el cuartel y ocupar varias armas, este grupo se uniría al Segundo Frente
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba
Líderes:
Raúl Menéndez Tomassevich
Organizaciones involucradas:
Movimiento 26 de Julio


Asalto al cuartel de Mayarí Arriba Acción revolucionaria realizada por un grupo del Movimiento 26 de Julio en Mayarí Arriba, como parte de las acciones en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista, este hecho es uno de los principales antecedentes de la fundación del Segundo Frente Oriental Frank País

Objetivo de la acción

Esta acción tenía como objetivo tomar el cuartel, apoderarse de armas y municipones y marchar al encuentro de la Columna 6 que venía a abrir un nuevo frente guerrillero

La acción

EL grupo de hombres armados con escopetas y otras armas partió desde las lomas de Matahambre, atravesando por Polilla hasta salir al pobaldo de San Benito de ahí viajaron en una zapa Dodge hasta las cercanías del cuartel, con los primeros rayos de sol abrieron fuego contra el cuartel, los soldados que fueron tomados desprevenidos contestaron fuego pero al no saber la cantidad de asaltantes ni el número de armar huyeron por las margenes del Río Mayarí, la acción duró alrededor de una hora en la cual murió el compañero Gilberto Domínguez alcanzado por una bala muriendo instatáneo

Testimonios

Raúl Menéndez Tomassevich recuerda: ¨Salimos del campamento de Joturo el 3 de marzo de 1958 por la noche. Se imponía dejar varios compañeros que custodiaran a un policía apodado Tigre —a quien habíamos capturado días antes—, y que permaneciera en el campamento para evitar sorpresas al regreso.

La señal para el ataque sería un pitazo de claxon. Seguidamente yo haría los primeros disparos. Se proyectaría la zapa contra la entrada del cuartel. todos los hombres, sincronizadamente, dispararían y, de acuerdo con las misiones de cada escuadra irrumpiríamos en el interior por el frente y por los lados del cuartel.

Con los primeros disparos fueron heridos el sargento y el soldado, que dispararon hacia la zapa. Una de las balas alcanzó en la frente a nuestro compañero Gilberto Domínguez, que quedó instantáneamente muerto.

Todos nuestros compañeros, bisoños en el combate, enardecidos, disparaban aunque no todos lo hacían con éxito, pues de los mosquetones solo tres fueron efectivos a ratos. Una bala rozó mi labio superior. Fue una herida leve. Los guardias se lanzaban en calzoncillos hacia el patio en busca de la manigua, y como los fusiles estaban deficientes no pudimos hacer mayor número de bajas en las filas enemigas que en su huida se ponían a buen blanco de nuestros compañeros.

Con los primeros disparos fueron heridos el sargento y el soldado, que dispararon hacia la zapa. Una de las balas alcanzó en la frente a nuestro compañero Gilberto Domínguez, que quedó instantáneamente muerto¨

Revista Verde Olivo, 15 de marzo de 1964¨

José Pineda, uno de los soldados del cuartel años despúes comentaría: ¨Estabamos dormidos en nuestars hamacas de momento se sintió el sonido de un camión pensamos que eran los aseguramientos de momento comenzó el tiroteo, tratamos de hacer frente pero fuimos víctimas del pánico y muchos hñimos en calzoncillos por el río, entre ellos yo, caminé río abajo y logré llegar hasta Los Caroes donde me escondí, no salí de la casa donde estaba hasta marzo de 1959, te imaginarás el asombro de la spersonas al verme solo en calzoncillos y de ahí el apodo que me seguido desde entonces¨

Fuentes