Asamblea de Representantes del Centro

Asamblea de Representantes del Centro
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Agramonte.jpg
Ignacio Agramonte, uno de los cubanos dignos representantes de la Asamblea.
Fundación:26 de febrero de 1869
Disolución:10 de abril de 1869
Tipo de unidad:Organización política
País:Bandera de Cuba Cuba

Asamblea de Representantes del Centro. Organización política que organizó las actividades por la independencia de Cuba en la región de Camagüey hasta la constitución del primer gobierno de la República de Cuba en Armas, el 10 de abril de 1869.

Sus orígenes

Sus antecedentes inmediatos fueron la denominada Junta Revolucionaria de Puerto Príncipe, centro único que unió a los conspiradores camagüeyanos. La Junta pasó a denominarse Comité Revolucionario de Camagüey, tras el pronunciamiento de la región contra el colonialismo español, el 4 de noviembre de 1868.

El 7 de febrero de 1869, casi coincidente con el levantamiento armado de Las Villas, el comité revolucionario camagüeyano estimó conveniente reorganizarse. Para ello, el 26 de febrero siguiente convocó elecciones destinadas a constituir un nuevo órgano de gobierno: la Asamblea de Representantes del Centro.

Integrantes

La Asamblea, integrada por tres figuras jóvenes, Ignacio Agramonte, Antonio Zambrana Vázquez y Eduardo Agramonte Piña, y dos de mayor edad y ascendencia en la zona, Francisco Sánchez Betancourt y Salvador Cisneros Betancourt, mantuvo el criterio del disuelto comité revolucionario acerca de preservar su independencia con respecto al gobierno provisional de Oriente, que lideraba Carlos Manuel de Céspedes y Quesada.

Decretos

El mismo día de su constitución, la Asamblea aprobó y promulgó un decreto de abolición de la esclavitud. Dispuso que los dueños de esclavos fueran indemnizados oportunamente, y que los individuos que en virtud del decreto obtuviesen su libertad, quedaran obligados a contribuir a la independencia de Cuba. Los aptos para el servicio militar engrosarían las filas del Ejército Libertador con las mismas consideraciones que los demás soldados, mientras el resto quedaría dedicado a la producción y el sustento de los combatientes.

Un reglamento especial prescribía el cumplimiento del decreto en todas sus partes. Después de un preámbulo en que se exponía que la institución de la esclavitud debía extinguirse junto con el dominio colonial español, el reglamento establecía medidas reguladoras del paso de la esclavitud a un período indeterminado de patronato. De tal forma, la Asamblea se arrogaba el derecho de actuar como organismo representativo de toda la Isla, al establecer que las disposiciones emitidas eran en nombre «del pueblo» y de aplicación general y obligatoria.

El 6 de abril de 1869 la Asamblea envió al gobierno de Estados Unidos dos mensajes de agradecimiento, por haberse aprobado en el Senado una resolución que autorizaba el reconocimiento de la independencia de Cuba por el presidente Ulises Grant, tan pronto los cubanos constituyeran un gobierno propio. En ambos mensajes los asambleístas insistían en el deber de la nación norteamericana de contribuir a la independencia de los cubanos y advertían que, de prolongarse el conflicto, la isla quedaría devastada y sin valor alguno para los intereses anexionistas de Estados Unidos.

De ambas comunicaciones se daría cuenta, pocos días después, en las sesiones de aprobación de la primera constitución de la República de Cuba en Armas, el 10 de abril de 1869. Con el establecimiento de una estructura única de gobierno entre los representantes de las tres regiones alzadas, la Asamblea de Representantes del Centro cesó en sus funciones.

Enlaces externos

Fuentes