Camellia sinensis

Planta del Té
Información sobre la plantilla
Tea-branch-of-camellia-sinensis-anonymous.jpg
Nombre Científico:'
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Orden:Ericales
Familia:Theaceae
Género:Camellia
Especie:Camellia sinensis

La planta de es una especie de planta cuyas hojas y brotes se utilizan para elaborar el té. Es una de las 50 hierbas fundamentales usadas en la medicina tradicional china.

Nombre Cientifico

Camellia sinensis.

Origen

La planta del té procede del sur de China y sudeste de Asia, aunque hoy se cultiva en todo el mundo, tanto en regiones tropicales como subtropicales.

Etimología

El término específico sinensis quiere decir "de China" en latín. Antiguos nombres científicos de esta especie, hoy obsoletos, incluyen a thea bohea, thea sinensis y thea viridis.

Té en chino es , que transliterado al pinyin suena como chá y en una transliteración antigua llamada Peh-oe-ji, que normalmente se usaba para los dialectos del sur de China, suena como tê. La forma cha entró en Europa probablemente con los Portugueses, mientras que la forma tê lo hizo con los Holandeses, ambos grandes mercaderes en Asia, difundiéndose por distintos países y sus lenguas.

Descripción

Es un arbusto o árbol pequeño (1-9 m) perenne que posee una fuerte raíz principal; el árbol normalmente se recorta para que no sobrepase los 2 m cuando se cultiva por sus hojas para elaborar té. Las hojas, glabras y de bordes serrados, miden 4-15 cm de longitud y 2-5 cm de ancho. Las flores, axilares, solitarias o en grupos de 3, tienen 5 sépalos, 6-8 pétalos y numerosos estambres, son de color blanco-amarillentas y miden 2-4 cm de diámetro. El ovario, triloculado, es globoso, densamente pubescente o glabrescente. Las semillas son centimétricas y de color pardo. Segregan, al prensarse, un aceite, el "Aceite de Camelia" que no se debe confundir con el "Aceite del Árbol de Té" (Melaleuca alternifolia).

Flor
Tallo
Hojas
Fruto

Usos

De esta especie se elabora el té (verde, negro, blanco, Pu-erh o rojo, amarillo), que se procesa para obtener diferentes grados de oxidación.

Las hojas contienen alrededor de un 4% de cafeína. Las características y diferente composición química de las hojas recolectadas, según la edad, producen diferentes tipos de té. Las hojas más viejas son de color verde oscuro. Las tiernas, de color verde pálido y con una corta pubescencia blanca en el envés son las preferidas.

La variedad más utilizada es la assam (a veces llamada C. sinensis assamica o C. assamica) y la planta de China (llamada C. sinensis sinensis), así como varios cruces de estas dos.

Efectos sobre la salud

Este apartado trata sólo de los efectos del té relacionados a la planta Camellia sinensis (té negro, té oolong, té verde y té blanco). No trata sobre los efectos de otras plantas basadas en infusiones referidas como té.

Los efectos del té sobre la salud han sido estudiados desde las primeras infusiones de Camellia sinensis hace 4700 años en China. El legendario emperador Shennong afirmó en The Divine Farmer's Herb-Root Classic que las infusiones de Camellia sinensis eran útiles para el tratamiento de afecciones como tumores, abceso, problemas de vejiga, cansancio. Los posibles beneficios del consumo de té para la salud han sido apoyados por algunos estudios, aunque otros estudios no han encontrado pruebas definitivas que demuestren algún efecto beneficioso. También se le han atribuido efectos anti nutricionales como la prevención de absorción de hierro y proteínas, normalmente atribuidos a la tannina. La gran mayoría de los estudios se han realizado con té verde; sin embargo, algunos han sido hechos de otros derivados de la Camellia sinensis, como el té blanco, oolong y té negro. Al té verde se le atribuye el ayudar contra la aterosclerosis, LDL, cáncer,Enfermedad Inflamatoria Intestinal, diabetes, hepatitis, pérdida de peso, enfermedades neurodegenerativas, e incluso la halitosis.

Indicado para la astenia psíco-física, diarrea, bronquitis, asma; coadyuvante en el tratamiento del sobrepeso y arteriosclerosis,hiperlipidemia. Los extractos de té y la teína se suele emplear tópicamente, al igual que la cafeína, en cremas y geles para reducir las adiposidades locales.

Contraindicaciones

Contraindicado cuando se padece gastritis, úlcera gastroduodenal, ansiedad, insomnio, taquicardia ya que induce al nerviosismo, insomnio, taquicardia, extrasístoles, poliuria. Por su contenido en taninos, puede provocar molestias gástricas, náuseas y vómitos, sobre todo si se toman infusiones concentradas, o en ayunas.

Tipos de Té o de camellia sinensis

Antes de hablar de los diferentes tipos de té que provienen de la camellia sinensis, conversemos un poco sobre ella, ya que es una planta proveniente de china que se utiliza para hacer té, además de para remedios naturales ya que aporta beneficios para la salud. De esta planta también se obtiene el aceite de camelia, que es un óleo que se emplea en la cocina oriental y para usos domésticos como la realización de jabones y pinturas.

Ahora sí, no muchos sabemos que los diversos tés como el negro y verde vienen de la misma planta, de hecho de la camellia sinensis, la cual es responsable del té verde, negro, blanco, Pu-erh o té rojo, así como del té oolong. Lo que da a los tés las características que conocemos y que cambian los aportes que dan a la salud son los grados de oxidación y edad que se da a las hojas, mismas que secan de diversa forma y emanan una infusión diferente en cada caso.

El té negro es el té más añejo, el té verde el que se obtiene del secado de hojas aún jóvenes, y de las hojas que no maduraron se logra el té blanco. Como sabemos la cafeína es mayor en cada té, así como la cantidad de antioxidantes que por mucho el té blanco presenta más y con un aporte de beneficios más elevado. Pero hay mucho más por decir del té.

"El té blanco por ejemplo, es el que se obtiene de las hojas más jóvenes y de las yemas, mismas que tienen un proceso de oxidación ligero y que por su color más claro se conocen como té blanco; y en infusión también podemos contemplarlo como un té muy claro.

"El té verde por otro lado es un té que se seca un poco de tiempo más prolongado, pero que además se trata para así evitar que el proceso de oxidación del té siga (y se convierta en té negro), lo cual mantiene la hoja verde y le da el característico sabor.

"En té rojo también se conoce como té semifermentado, ya que al primer secado se le da uno extra y en condiciones cerradas y controladas, no al aire libre como en el primer secado, y esto es lo que da sus propiedades en sabor y color.

"Justo entre el té verde y el negro, con un grado más de oxidación del té rojo tenemos el té azul u oolong, el cual no tiene un color azul al prepararlo, sino que sus hojas lucen un poco así, por ello de su nombre.

"Finalmente un té completamente fermentado es el negro, por ello es que nos topamos con una infusión más fuerte en color y sabor, lo cual se logra por medio de marchitar las hojas, enrollarlas, fermentarlas y finalmente secarlas para su consumo.

Investigación de nano partículas derivadas de C. sinensis

El investigador Sudhagar Pitchaimuthu, de la Universidad de Swansea, realizó una investigación que muestra evidencia de que el extracto de hoja de C. sinensis puede ser una alternativa no tóxica para la elaboración de puntos cuánticos empleando productos químicos. En el estudio se notó que tales puntos inhibieron activamente el crecimiento de las células de cáncer de pulmón. En este trabajo, por primera vez, se demuestra la actividad biológica de puntos cuánticos de sulfato de cadmio (CdS) mediados por extracto de C. sinensis. Estos puntos cuánticos de CdS de baja dimensionalidad penetran en nanoporos de las células cancerígenas A549 y degradan la célula (producen muerte celular). Los resultados de la citometría de flujo confirman que los puntos cuánticos de CdS mediados por extracto de C. sinensis son altamente reactivos y estables en el bioambiente. El análisis de citometría de flujo confirma que CdS QDs detuvo la fase S de las células A549. Los resultados experimentales sugieren que los QDs de CdS mediados por extracto de C. sinensis son biomateriales prometedores para una amplia gama de aplicaciones biomédicas (antibacterianas, de bioimagen y terapéuticas). El extracto de C. sinensis se puede obtener no solo de hojas frescas, sino también de hojas madre, que reducen el costo total de síntesis en comparación con los estabilizadores químicos convencionales.

El clima y suelo.

Adaptación de la Camellia sinensis

Cultivo

Para el cultivo de Camellia sinensis se requiere un clima húmedo o bien unas condiciones de riego favorables. No te preocupes si tu clima es seco. Tienes que adaptar las condiciones de penumbra al cultivo. Es decir, requiere zonas de semi sombra, con una disposición al Sol de entre 4 y 5 horas.

El suelo debe ser ligéramente ácido, hecho que podemos corregir añadiendo un buen sustrato con materia orgánica antes de plantar la Camellia sinensis. Mucho cuidado, aunque hemos mencionado del riego frecuente por la humedad, de no encharcar el suelo ya que sus raíces son sensibles al encharcamiento y se producen podredumbres con facilidad.

Corrigiendo el crecimiento del árbol con la poda

Dependiendo también de lo que se quiera obtener de la Camellia sinensis en cuanto a si la queremos para preparar té casero o bien únicamente como ornamental, condicionará la poda. No obstante existen 2 tipos de podas.

Poda de formación

A partir del tercer año de crecimiento se corrigen algunos tallos que han crecido de forma errática, se estimula el desarrollo de nuevos tallos y se equilibra el árbol.

Poda cada 5 años

Esta poda se realiza cada 5 años con el objetivo de controlar el crecimiento del árbol y no dejar que crezca demasiado en altura, hecho que dificultaría la recolección para el té. Si tu objetivo es tenerlo como ornamental, la poda la harás según te convenga. Puede ser que quieras estimular el crecimiento en altura y no a lo ancho porque el espacio que hay para la Camellia es corto. Aun así, esta poda es interesante, como la que comentamos en la poda del rosal, para fortalecer el árbol.

El abonado, riego y acolchado

Es interesante mantener las condiciones de cultivo durante el crecimiento de la Camellia sinensis. Esto es, como hemos mencionado antes, un suelo ácido y con buen contenido de humedad. Necesita buena cantidad de estiércol o compost. De esta manera se acidifica el suelo y aumenta las condiciones de humedad a las raíces. También puedes probar a acolchar el terreno para realzar tanto humedad como nutrientes, si se trata de un abono verde.

El riego ha de ser frecuente, sobre todo en verano, donde las temperaturas aumentan considerablemente. No dejes que la tierra se seque y establece la frecuencia de riego de acuerdo a esta condición. Si en verano la tierra se queda sin agua en 2 días, esa es la frecuencia de riego.

Multiplicación de la planta de té

La multiplicación de la Camellia sinensis la podemos hacer bien por vía vegetativa (reproducción exacta de la planta madre) o por semillas. Cuando se hace por esqueje es recomendable utilizar hormonas de enraizamiento que podemos encontrar en cualquier tienda especializada en el sector.

Recoger las hojas de Camellia sinensis para hacer té

Aunque las opciones ornamentales que ofrece la planta de té son muy buenas, debido a las flores blancas que produce, también interesa poder recolectar sus hojas para hacer té. Es necesario que el árbol lleve en el jardín alrededor de 5 años. No se arrancan las hojas una por una si no que se escogen tallos jóvenes con ramas. Por eso la poda y la recolección es súmamente ligadas, lo que se poda se cosecha.

Propiedades tiene el té de la Camellia sinensis

Dependiendo del grado de fermentación de las hojas obtendremos distintas variedades de té, ya sea té verde, té blanco, rojo, etc. El té blanco, por ejemplo, proviene de las hojas jóvenes, el verde lleva diferentes procesos de manipulación y secado, y el té negro lleva una fermentación completa. ¿Qué beneficios se obtiene de la ingesta diaria del té Vamos a verlo: "Propiedades antioxidantes "Propiedades antiinflamatorias "Antialérgico "Antibacteriano "Antidiarreico "Preventivo de enfermedades cardiovasculares "Contiene L-teamida, con propiedades relajantes.

Referencias