Saltar a: navegación, buscar

Capitolino de Roma

Capitolino de Roma
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Museo)
Error al crear miniatura: Falta archivo

Museo Capitolino de Roma
Descripción
Tipo:Museo
Estilo:Romano
Localización:Roma Bandera de Italia Italia
Uso inicial:Templo de Giove Capitolino
Uso actual:Museo Capitolino de Roma
Datos de su construcción
Inicio:1471
Inauguración:1734
Otros datos
Arquitecto(s):Miguel Ángel.

Capitolino de Roma .Conocido hoy como collado Capitolino o Tarpeo y es el lugar donde estaba el templo de Giove Capitolino, la más grande divinidad de la ciudad.

Descripción

El Capitolio, en latino Capitolium, toma su raiz de caput (cabeza) y es el más conocido entre los collados de Roma. Se llama hoy collado Capitolino o Tarpeo y es el lugar donde estaba el templo de Giove Capitolino, la más grande divinidad de la ciudad.

Creación e Historia

Después de un largo período de abandono, particularmente en el curso de la Edad Media, la primera grande obra de intervento y de reorganización del núcleo irregular del Capitolio fue de Miguel Angel (Michelangelo). La fisonomía de la colección se modificó a partir de la segunda mitad del siglo XVI con la incorporación en las colecciones capitolinas de un imponente grupo de esculturas, después de la decisión del papa Pío V de liberar el Vaticano de imágenes paganas. Las colecciones se incrementaron con significativos testimonios artísticos y al enfoque histórico predominante hasta entonces se incorporó el enfoque exclusivamente estético de las nuevas adquisiciones.

Con la construcción del Palacio Nuevo en 1654 en el lado opuesto de la plaza se logró colocar de una manera más adecuada la gran cantidad de obras que se había ido acumulando en el Palacio de los Conservadores, emplazando una parte de las mismas en el palacio recién construido.

A mediados del siglo XVI se habían colocado en el Capitolio obras escultóricas significativas (como la estatua de Hércules de bronce dorado procedente del Foro Boario, los fragmentos marmóreos del acrolito de Constantino de la Basílica de Majsencio, los tres paneles en relieve con las gestas de Marco Aurelio, el llamado Bruto Capitolino) e importantes inscripciones (como las de los Fasti Capitolini hallados en el Foro Romano). Las dos colosales estatuas del Tíber y del Nilo, actualmente en el exterior del Palacio Senatorial, se trasladaron en esos mismos años desde el Quirinal, mientras la estatua ecuestre de Marco Aurelio se trajo desde Letrán en 1538 por deseo del papa Pablo III.

Inauguración y apertura al publico

El Museo Capitolino abrió al público en el siglo siguiente, después de la adquisición de la colección de estatuas y retratos del cardenal Albani por intercesión del papa Clemente XII, que lo inauguró en 1734.

Benedicto XVI (que colocó en el museo los fragmentos de la Forma Urbis severiana, la gran planta marmórea de la Roma antigua) fundó pocas décadas más tarde, a mediados del siglo XVIII, la Pinacoteca Capitolina, donde confluyeron dos importantes colecciones privadas, la Sacchetti y la Pio.

Programa “Grande Campidoglio”

Error al crear miniatura: Falta archivo
El proyecto del Grande Campidoglio

En el centro de semejante programa de revalorización de los extraordinarios ejemplos históricos, arquitectónicos y artísticos de la colina capitolina, respetando siempre la antigua función de sede de la representación política de la ciudad, se encuentra la ampliación y la ordenación de los espacios destinados al complejo museístico.

El proyecto de reestructuración, encargado a los estudios Dardi y Einaudi, y, para el Jardín Romano, al arquitecto Carlo Aymonino, tiene como objetivo crear un recorrido museístico muy articulado, que completará la adquisición de nuevos espacios expositivos junto a la reorganización de algunos sectores del museo y la reapertura de las secciones cerradas ya rehabilitadas.

El recorrido expositivo se ha ampliado notablemente con la apertura al público del Tabularium, unido a los otros edificios a través de la Galería de Unión, la nueva ordenación del Palacio Caffarelli y la adquisición del Palacio Clementino. El recorrido museístico se ha enriquecido con nuevas secciones: la Colección Capitolina de Medallas en el Palacio Clementino y la Galería Lapidaria en la Galería de Unión.

Ulteriores intervenciones implican la transformación del Jardín Romano en una gran sala con ventanales y una nueva disposición de la Colección Castellani, de las Salas de los Horti Romani y de la sección dedicada al Templo de Júpiter Capitolino.

Fuentes